placeholder

El principal efecto será la reducción del crédito

La reducción de créditos en el sistema financiero es uno de los principales efectos que traería la aplicación de la Ley de Burós, si el Ejecutivo se allana al texto, tal como le entregó la Asamblea Nacional hace un par de semanas. Así lo señalan fuentes consultadas.

El documento establece que los burós que actualmente operan en el país se mantendrán operativos por un año (una vez publicada la norma en el Registro Oficial), mientras opera el futuro departamento que albergará los datos: el Registro de Datos Crediticios, que a su vez estará bajo la Dirección Nacional de Registros de Datos Públicos (Dinardap).

Mientras eso ocurre, el escenario que se prevé es que al no contar las entidades financieras con una ‘información sólida’ para la entrega de créditos, esta se retrase.

Álvaro Andrade, gerente general de la Cooperativa 29 de Octubre, explica que en lo posterior las instituciones financieras tendrán la limitación de conocer toda la información acerca de los clientes del sistema. “Eso puede generar una disminución en la colocación de dinero prestado”. Esto debido a que la información que entregaban los burós era clave para conocer su posible capacidad de pago.

Sin embargo, el asambleísta Paco Velasco, presidente de la Comisión de lo Económico, en donde se trató este Proyecto de Ley, sostiene que los bancos no deben temer por los datos que manejaban los burós, pues solo cambian de control. “La Dinardap va a ofrecer estos datos vía Internet, solo si el usuario lo autoriza”.

Así, cuando el cliente requiera un crédito autorizará a la banca a acceder a este registro, que consta con un historial de tres años atrás (antes eran seis). Incluso, -Velasco destaca- que los usuarios podrán observar en el nuevo sistema, qué personas ingresaron a sus datos y así mantendrán un control propio. Añade que los datos que poseen los burós se levantaban con ayuda estatal, pues la Superintendencia de Bancos entregaba los datos a la Central de Riesgos y esta a los burós.

Javier Vaca, representante de la Red Financiera Rural, da alternativas para la entrega de créditos. Explica que las instituciones pueden tener información histórica de los análisis de riesgo sectorial, modelos de información que previenen el riesgo y esto se podría compensar de alguna manera. Sin embargo, señala que no se podrá igualar totalmente a la información especializada que tienen los burós.

En cambio, Carlos Díaz, apoderado especial del único buró del país Credit Report, indica que una vez aprobada la Ley el país regresaría 10 ó 15 años, “cuando el crédito era sujeto al papeleo y la verificación de calificaciones”.

La normativa

  • La Ley Derogatoria. La norma señala que la información crediticia no podrá ser de más de tres años.
  • El documento. Se establece que quien empleare o divulgare indebidamente la información contenida en un reporte de crédito o alterare la información proporcionada por la fuente, estará sujeto a las sanciones establecidas en la legislación penal.
  • Fuentes de información crediticia. Estas serán legalmente responsables por los daños ocasionados al titular, por efecto de la transmisión de datos ilegales o inexactos.