placeholder
Los huertos frutales del cantón Cevallos son otro reducto de la las ciruelas claudias. También se producen las variedades mango y Nelly, que se comercializa en el Mercado Mayorista. Foto:  Ángel Barona para LÍDERES

Los huertos frutales del cantón Cevallos son otro reducto de la las ciruelas claudias. También se producen las variedades mango y Nelly, que se comercializa en el Mercado Mayorista. Foto: Ángel Barona para LÍDERES

La producción de claudia, ante una serie de desafíos

8 de marzo de 2017 13:41

Los cultivos y la producción de reina claudia disminuyen en el país. En los últimos seis años se estima que el número de hectáreas de cultivos de esta fruta, también llamada ciruela claudia, se redujo un 6,63%.

En el 2011, el número de hectáreas fue de 1 146 con una producción de 10 486 toneladas; para el año pasado las cifras cayeron a 1 070 hectáreas con 8 990 toneladas de fruta cosechada.
Entre los factores que impactaron está el fraccionamiento de la tierra cultivada. Esto, según los consultados, ocurre por herencias ­familiares que reducen los espacios para la siembra de la fruta. También incide la urbanización de zonas productivas y la falta de políticas municipales para que se mantenga ese patrimonio.

Además, el ingreso de fruta de Colombia, Perú y Chile impide a los fruticultores ecuatorianos competir en el mercado. El precio de los insumos elevados y los precios bajos de la fruta hacen que el cultivo no sea rentable y los huertos poco a poco queden en el abandono. A esto se suma la falta de planes y programas de recuperación de las áreas frutícolas tradicionales, especialmente de Tungurahua.

“En Tungurahua están quedando huertos pequeños en una población dispersa de plantas ­calculada a la superficie que ocupan, en la mayoría son de consumo familiar”, dice Jorge Fabara, expresidente de la Sociedad Ecuatoriana de Fruticultura.

Según este técnico, entre 1980 y 1985 esta jurisdicción tenía 1 400 hectáreas con este fruto. Ahora quedan 500 hectáreas de claudia, es decir, alrededor 150 000 árboles en producción y que sobrepasan los 50 años de edad. Son pocas hectáreas las que fueron renovadas. “Una de las particularidades de este fruto es que las plantaciones están dispersas”, dice Fabara.

Esta temporada la cosecha se inició en noviembre y finalizó en febrero. En esa época salieron al Mercado Mayorista de Ambato variedades como Nelly, beuty, reina claudia, mango y mirabel.

Los principales reductos de esta planta de hoja caduca (que cambia cada año por ser una planta de cuatro estaciones) son Ambato, Cevallos, Tisaleo, Quero y Píllaro.

También se cosecha en Azuay, Cotopaxi, Chimborazo, Imbabura, Loja y Bolívar, pero en menor escala. Cada hectárea en Tungurahua produce 10 toneladas anuales; en el resto de provincias la cifra es de siete toneladas. Sin embargo, las heladas afectaron una parte de la producción.

En el 2011, la provincia sacó al mercado nacional 7 000 toneladas de la fruta yen el 2016 descendió a 5 000. Los principales mercados de comercialización fueron Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato y otras ciudades del país.

En noviembre, al inicio de la cosecha la caja de 40 libras se cotizó en USD 25. Luego, por la abundancia, bajó entre USD 10 y 15.

En las huertas en las que sus dueños retrasaron su producción la fruta salió mercado en febrero . En este caso, el costo por caja fue entre los USD 25 y 30.

Mentor Balladares es productor del sector de Huachi Grande, en Ambato. Este fruticultor tiene 100 plantas de claudia en sus variedades reina claudia, mango, Nelly y beuty. Su producción la vende en un puesto improvisado que instaló a un costado de la vía Ambato-Riobamba. Allí vende en porciones o en cajas de 40 libras.

Este año, sacó al mercado 500 cajas. Más del 80% lo vendió en el Mercado Mayorista de Ambato de donde se distribuye a todas las plazas y mercados del país. Cuenta que la fertilización y la abonadura son indispensables para una buena producción”.

En la comuna San Juan de Huachi Grande están las extensiones más grandes de producción de la provincia. Allí cada propietario de los terrenos puede cosechar entre 1 000 y 5 000 árboles. María Chicaiza tiene 1 000 plantas de claudia. En el 2017, cosechó 500 cajas de claudia, este año bajó a 100. La causa fue la helada.