placeholder
La Junta Nacional de Café de Perú  promocionó la preparación de tragos hechos a base de café. Foto: Juan Franco Calderón / EFE


El año pasado, el Ecuador consumió cerca de 1 650 000 toneladas de acero; de este total, las empresas nacionales fabrican, aproximadamente, el 30 por ciento. Foto: Archivo LÍDERES

Producción y consumo de acero mejora en la región


La producción de acero crudo en América Latina creció un 11% y la de laminados 4% en los primeros seis meses del año respecto del mismo período del 2016. El consumo tuvo una expansión de un 4%, según la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).

Pero este escenario se vio afectado por las importaciones que abastecieron en un 33% el consumo regional, tres puntos porcentuales más en comparación con el 2016, en igual período (30%).

En el caso del Ecuador, el consumo se redujo; hay una causa principal: los problemas en el sector de la construcción, principal demandante. Alacero establece que esa reducción alcanza el 21%.

Ramiro Garzón, presidente de la Federación Ecuatoriana de Industrial del Metal (Fedimetal), señala que el informe revela una realidad regional. En el caso de Ecuador ratifica que la razón principal para este descenso en el consumo es que el sector de la construcción esté paralizado. “El 90% de la actividad de la construcción atiende el sector metalmecánico y si esto ocurre, lógicamente, el consumo de acero ha bajado. Esto porque hay temas relacionados con la plusvalía, la transición de gobierno más los rumores políticos generan desconfianza para la inversión en el país. Y el sector de la construcción está paralizado”.

El dirigente plantea que en la mesa sectorial lo que se propuso primero es que el actual Gobierno derogue la Ley de Plusvalía para generar confianza en el sector de la construcción y reactivar, así, el aparato productivo. Además, hay proyectos como el minero, donde todavía hay arreglos que se deben hacer para que de alguna forma despunte. La minería para el sector metalmecánico es muy importante y el Gobierno debe generar confianza a la inversión extranjera y “luego, de alguna forma, incentivar que existan encadenamientos con la pequeña y mediana industrias y el sector artesanal, para que el sector minero sea una generador de economía”.

También se plantearon pedidos para el desarrollo de proyectos relacionados con una participación de la industria nacional.

Garzón señala que en Ecuador se está produciendo, aproximadamente, el 30% del acero que se consume. El 2016 fueron 1 650 000 toneladas y lo que el país produjo fue cerca de 500 000 toneladas.

El reporte de Alacero señala que la balanza comercial de Latinoamérica se mantuvo negativa, al aumentar un 17% su déficit respecto de los primeros seis meses del año pasado. Según el desglose del informe de Alacero, la región presentó una producción de 31,6 millones de toneladas (tm) de acero crudo entre enero y junio del 2017, un 11% superior a lo registrado el año pasado (28,6 tm).

Brasil sigue como principal productor de acero con un 53% del total regional (16,7 tm), un 12% más que el primer semestre del 2016. Por otro lado, América Latina produjo 26,2 tm de acero laminado, con un crecimiento de un 4% frente a los primeros seis meses del 2016. Los principales productores son Brasil 10,9 tm (42% del total latinoamericano) y México con 9,4 tm, con 36 %.

Asimismo, en los primeros seis meses del año, la región registró un consumo de acero laminado de 33,1 tm, un 4 % más que en igual período el 2016 (31,7 tm). Contrariamente, en Argentina el consumo de acero laminado se contrajo 120 000 toneladas, al caer 5% respecto al año pasado. Bolivia, Ecuador, Guatemala y Honduras registraron caídas de 52%, 21%, 42%, y 21%, respectivamente.

Durante el primer semestre del año, China exportó al mundo 39,6 millones de toneladas métricas de acero, de las cuales 36,4 corresponden a productos laminados y 3,2 a productos derivados. La Asociación señala que este volumen es 29% menor a lo registrado en enero-junio del 2016 (55,9 tm).

Si bien las exportaciones chinas de acero al mundo disminuyeron, América Latina recibió 3,8 incrementándose 13% versus ene-jun del 2016 (3,4 millones de toneladas). De este total, 3,4 tm corresponden a productos laminados y 415 000 toneladas a productos derivados.

Los principales países que recibieron acero desde China fueron: Centroamérica 782 000 toneladas (11% menos que el porcentaje registrado entre enero y junio del 2016), Chile 712 000 toneladas (33% más), Perú 546 000 toneladas (211% más) y Brasil con
466 000 toneladas (75% más).

Alacero informó que los seis primeros meses del año, el volumen que recibió la región corresponde a USD 2 334 millones, equivalente a un precio promedio de USD 612 por tonelada, 35% más alto que lo registrado en mismo semestre del 2016 (USD 453 por tonelada).Por su parte, los volúmenes enviados por China hacia América Latina fueron 8% menores, mientras que para el resto del mundo estos se han incrementado en 12%. Varios países de la región se vieron afectados significativamente, ya que enfrentan precios de importación más bajos que el resto del mundo.

Alacero es una entidad civil integrada por 49 empresas de 12 países de América Latina.