placeholder
El Huawei D1 Ascend Qual XL (izq.); el LG optimus G y el Sony Xperia U son otras opciones de smartphones

Las ensambladoras en Ecuador produjeron 950 000 dispositivos en el 2014, que satisfacen el 50% de la demanda nacional.

El Gobierno busca que un 30% de smartphones se produzca en Ecuador

20 de marzo de 2015 12:05

El ministro de Industrias, Ramiro González, indicó este 19 de marzo del 2015, que llegó a acuerdos preliminares con fabricantes de celulares para que un 30% de la demanda local de teléfonos inteligentes se produzca en el país.

El funcionario, en un diálogo con periodistas, informó que, además, se busca que todos aquellos teléfonos que no sean ‘smartphones’ consumidos dentro del país sean producidos por la industria local.

Actualmente, hay ocho empresas que ensamblan estos equipos en el país; tres de ellas empezaron a funcionar el año pasado: DDM en Quito; Goldentech, en Durán; y FactoryTech, en Guayaquil.

Según datos de GSMA Intelligence, una entidad internacional que analiza el mercado de la telefonía móvil, las ensambladoras en Ecuador produjeron 950 000 dispositivos en el 2014, que satisfacen el 50% de la demanda nacional.

De esta cantidad, el 90% corresponde a teléfonos ‘no inteligentes’ y el 10% a ‘smartphones’.

Otro reto para la industria es la importación de los componentes de los celulares.

Según la Resolución Nro. 14 263 del Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro), del costo de la importación del componente de USD 0 a 50,99, el 24% de un dispositivo deberá contener producción ecuatoriana. A partir de los USD 51, deberá ser del 13%.

Adicionalmente, una nota complementaria del Comité de Comercio Exterior (Comex), que exigía que todas las partes y piezas (como el conector de un móvil), lleguen separadas y sean soldadas en Ecuador, resultaba un reto casi imposible de cumplir.

Esta disposición se levantó hace unos días, ya que técnicamente no era factible, puesto que muchas secciones deben ser integradas usando un robot. Garcés señala que esta eliminación del Comex abre la posibilidad de ensamblar modelos más avanzados.