La producción de guanábana es uno de los negocios que busca ampliar sus mercados. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

La producción de guanábana es uno de los negocios que busca ampliar sus mercados. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

Marcel Bonilla (I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 24
No 0

El productor de guanábana busca mercados en el país

6 de marzo de 2016 15:04

La producción de guanábanas en Esmeraldas es una actividad que empieza a formalizarse con la finalidad de consolidar empresas agroindustriales.

Según datos del Instituto Nacional Autónomo de Investigaciones Agropecuarias (Iniap), en el Ecuador se producen cerca de 3 000 toneladas de guanábana fresca anualmente, y aunque la producción de Esmeraldas es mínima, hoy busca ser ampliada.

En Timbre, una población que está a media hora de la ciudad de Esmeradas, existe un plantación modelo de cuatro hectáreas con 70 plantas, que producen hasta 50 guanábanas cada una, con un peso promedio de 12,5 libras.

A lo largo de la zona rural central de la provincia se origina la fruta que satisface el mercado local con una guanábana criolla. Sin embargo, dicen los productores, la fruta que se produce en Timbre está dirigida a la exportación por su tamaño de hasta 30 cm.

En zona de Lagarto, norte de la provincia, se registran 70 hectáreas sembradas, en donde mayormente hay plantaciones que buscan ampliar su participación en el mercado local y también para la exportación.

De acuerdo con cifras del Banco Central del Ecuador (BCE), en el 2007 se exportaron 0,12 toneladas de la fruta; en el 2015, la cifra subió a 5,31 toneladas.

En el 2009 la cifra bajó. A partir de ese año la iniciativa de los productores de Esmeraldas es que se garantice el mercado para producir más con fines de exportación.

En Ecuador esta fruta se cosecha principalmente en las provincias de Guayas y Santa Elena, en donde se calcula que ahora existen unas 120 hectáreas (ha) sembradas.

Los sembradíos se registran también en provincias de la Costa como Manabí, Esmeraldas y El Oro. En la Amazonía cuenta Pastaza.

Según datos del Iniap, en el país existen cerca 250 ha de guanábana sembradas, entre cultivos tecnificados y aislados.

Los más de 50 productores de Esmeraldas están buscando que se amplíe el mercado para la venta de la fruta, que actualmente se paga el kilo a USD 1,20.

Jorge Zúñiga es uno de los más grandes productores en Timbre, y también elabora jugos de la fruta. En su plantación se producen guanábanas de hasta 32 libras.

Uno de los problemas de los productores son los bajos precios del mercado. El año pasado dice que perdió en una cosecha 40 000 kilos, porque se estaba pagando hasta USD 0,80 el kilo.

Él es uno de los microempresarios que montó un negocio de venta de jugos de guanábanas en pequeños coches. La inversión fue de USD 15 000 y la proyección es vender 40 vasos diarios de USD 1, por cada unidad.

En su caso, la próxima cosecha ya está vendida a una empresa que empezará a exportar la pulpa de guanábana y ha empezado a asegurar la producción.

El empresario señala que con su cultivo, bien manejado, anualmente tiene una proyección de ingresos de USD 60 000, por lo que considera que si se mejoran la condiciones del mercado, el negocio puede ser lucrativo.

Con una optimización de la oferta se podrá trabajar para obtener derivados como pulpa congelada y yogur. En el caso de Esmeraldas, un grupo de mujeres microempresarias elaboran bolos y jugos de guanábana a USD 0, 50.

Tony Calverto, ingeniero agrónomo, señala que las plantaciones de entre 8 y 12 años que estén recibiendo fertilización, riego y cuidado sanitario, puede producir entre 30 y 40 toneladas anuales.

A través del Frente de profesional Esmeraldas en Acción se incentiva el cultivo de la guanábana en la provincia. La producción que se genera en poblaciones como Bilsa (cantón Muisne) está entre las mejores por su tamaño y el cuidado durante el cultivo.

La guanábana, cuyo nombre científico es Annona muricate, tiene propiedades curativas con un alto porcentaje de vitaminas A, B y C, además es fuente de fibra y sales minerales de fósforo y potasio. El médico, Roosevelt Solís, explica que esta fruta por contener Acetogenina puede inhibir el crecimiento de las células cancerosas y tumorales.

La plantaciones se desarrollan en una altitud entre los 0 y los 1 000 metros sobre el nivel del mar, y la temperatura promedio es de 20°C a 30°C (grados centígrados).

Los pequeños productores cuentan con plantas certificadas y reciben de organizaciones manuales de siembra y soporte técnico.