Redacción Quito y Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 1

La producción de juguetes aún es marginal

En el centro de Tumbaco, al oriente de Quito, cuatro personas trabajan en Cronopio. Este taller se dedica principalmente al diseño y fabricación de rompecabezas y juegos de arrastre; es decir, juegos conformados por varias piezas.

La actividad en este negocio se cumple durante todo el año, pero se incrementa en la temporada navideña. Álvaro Cuenca, representante de Cronopio, cuenta que la demanda de juguetes se triplica a lo largo del último mes.

El valor agregado de Cronopio es que cada pieza es hecha a mano. De esta manera, explica Cuenca, se rescata una tradición, además se ofrece al consumidor productos biodegradables. “Es una suerte de guerra al plástico”. La madera la obtiene Cronopio en aserraderos de Tumbaco y de Quito.

Este negocio es parte de las medianas y pequeñas empresas, y microempresas que se dedican a la fabricación de juguetes. En el 2010 se contabilizaron en Ecuador cerca de 90 establecimientos dedicados a la fabricación de juegos y juguetes; estos tuvieron ingresos cercanos a los USD 3 millones y generaron empleo para alrededor de 270 personas. Así lo indican los datos del Censo Económico del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Además, esta actividad se concentró en seis provincias: Azuay, Guayas, Pichincha, Tungurahua, Loja e Imbabura.

La actividad de las pequeñas y medianas empresas y los ingresos que generan resulta marginal al comparar con las cifras de importaciones. El sitio Trademap.org señala que en el 2011, las importaciones de juguetes fueron por USD 77,9 millones. De esa cifra, cerca del 90% correspondió a juguetes hechos en China.

Los juguetes importados para las ventas de diciembre se seleccionan desde enero y en abril inician los pedidos. En ello coinciden los importadores consultados.

Eduardo Azar, de Almacenes Eduardo Azar de Guayaquil, por ejemplo, señala que viaja a China cada año a fábricas de juguetes en Shandong. Asegura que allí analiza la oferta y escoge los modelos que se venderán en su negocio, principalmente, durante el último mes del año.

Benjamín Chávez, ex director de la Capeipi y consultor en Desarrollo de Pymes, explica que la demanda de juguetes en el país se expandirá este año en un 35%. Tanto las importaciones como la producción nacional crecerán. “La producción local aumentará un 15% frente al 2011”.

Este analista añade que la demanda nacional de juguetes se abastece en un 64% con importaciones de productos chinos, un 21% corresponde a productos de otros países y un 15%, con producción local.

El principal problema que tiene el juguete nacional es competir con el precio, advierte Chávez. “Mientras los productos chinos se importan desde USD 3, un producto nacional se vende a distribuidores a USD 6 a 7, en promedio”.

Aún así, este analista, considera que el producto nacional está siendo cada vez más valorado por el consumidor ecuatoriano

Más noticias relacionadas a este Informe: