placeholder
Los Tortolines comenzaron a comercializarse en Perú, Nueva Zelanda y Gabón. Foto: Portal web de Inalecsa

Los Tortolines y otros productos comenzaron a comercializarse en Perú, Nueva Zelanda y Gabón. Foto: Portal web de Inalecsa

Producción de ‘snacks’ se abre a la exportación

12 de diciembre de 2017 15:16

Inalecsa amplió su mercado internacional con la exportación de su producto estrella, Tortolines, hacia Gabón (África), Nueva Zelanda y Perú. El objetivo, de acuerdo con la gerencia de la empresa, es el incremento de la competitividad y la rentabilidad.

Estos países se suman a un plan de comercialización que encabeza EE.UU. (a través de la cadena Walmart) y España (Carrefour). También, lo integran otras naciones entre las que se encuentran Italia, Hungría y Suiza.

Sin embargo, los planes de crecimiento no se detendrán allí. De acuerdo con César Hernández, gerente de Marketing de Inalecsa, el interés a corto plazo es fortalecer la presencia de la marca en más países del continente europeo y de Centroamérica.

Con cuatro décadas en el mercado nacional, Inalecsa se constituyó, en un principio, como una empresa familiar de productos de repostería y galletería.

Luego decidió ampliar su portafolio y entrar a competir en la categoría de snacks salados en segmentos de plátano, maíz y papa.

Cuenta con dos centros de producción, uno en Guayaquil y el otro en Quito, con más de 400 trabajadores. Además de Tortolines, la compañía posee marcas entre las que están Inacake, Bony, Tigretón, Ryskos, Tornaditos, etc.

Tortolines fue creada en 1988 y desde entonces los chifles (snacks de verde) se han producido de forma ininterrumpida .

Desde el año 2012, Inalecsa forma parte de la compañía Arca Continental, la segunda embotelladora de Coca-Cola más grande de México y América Latina; se trata de una operación internacional que se completa con Deep River y Wise en EE.UU., además de Bokados en México.

A partir de esta fusión, el directivo de Inalecsa asegura que la empresa ha venido incrementando sus exportaciones en un promedio de 20%, anualmente.

De acuerdo con estadísticas de la empresa, de la producción total de la categoría de plátano, la firma destina 21% a la venta en el mercado internacional, lo que corresponde a 360 toneladas anuales.

En su categoría de chifles, la empresa exporta Tortolines en las variedades sal, maduros, picantes, limón y ajo.

Este producto, sumado a su línea de galletería en la que destacan las Bizcotelas, generó aproximadamente USD 1,9 millones en exportaciones en el 2016.

“Nuestra principal estrategia es conocer y determinar las necesidades de los consumidores, tanto de Ecuador como de otros países, para entregar productos de calidad y diferenciados. Partiendo de esta base, manejamos una serie de acciones que nos permiten conectar de forma emocional con los clientes como con los diferentes consumidores de las categorías en las que participamos”, aseguró Hernández.

Inalecsa, además, participó durante el primer trimestre de este año en la Feria Internacional de Alimentos y Bebidas (IFE, por sus siglas en inglés) en Londres, Reino Unido. Allí representó al país junto con otras siete compañías locales: Pacari, Export Plantain, Wayú, Ecuaconservas, Fishcorp, Nova y El Café.

Lograron generar en esa ocasión casi USD 1,8 millones en expectativas de negocios durante poco menos de una semana, en la promoción de productos como snacks, chocolate, café, infusiones de frutas, brócoli , palmito enlatado, entre otros. Así lo informó Pro Ecuador durante el pasado marzo.

Pero Inalecsa no solo busca fortalecer su presencia en el mercado internacional. En el ámbito interno la compañía ha invertido unos USD 25 millones en el último lustro con el objetivo de incrementar su producción.

Según el director general de la empresa, las principales mejoras se orientaron a la adquisición de dos líneas para maíz y plátano, lo que aumentó en 50% la capacidad productiva y generó la ampliación de las instalaciones.

Así también se enfocaron en la renovación de equipos y área de empaque, además de la adquisición de aparatos tecnológicos para el desarrollo de la seguridad industrial, así como la compra de implementos de laboratorio para la producción de las distintas líneas del portafolio.
Actualmente, la compañía mantiene un total de 31 800 puntos de venta en el territorio nacional y cuenta con un distribuidor que abastece a 85 000 clientes.

Al mes, el abastecimiento en Ecuador de Tortolines en sus diversas versiones oscila entre 700 y 750 toneladas.