placeholder
José Córdova cultiva plantas de estevia orgánica, en su firma Stevia Ecuador. Además, producirá fundas de té. Foto: Mario Faustos / LÍDERES.

José Córdova cultiva plantas de estevia orgánica, en su firma Stevia Ecuador. Además, producirá fundas de té. Foto: Mario Faustos / LÍDERES.

El productor de estevia busca nuevos mercados

1 de marzo de 2015 15:14

Se la denominó inicialmente en idioma guaraní como ‘caá-je-é’, que significa “hierba dulce”.
Ahora se la conoce como estevia, una planta de origen paraguayo que puede medir entre 40 y 80 cm. Además, actualmente gana más fuerza como competidor del azúcar en el mercado de los endulzantes a escala mundial, sobre todo en Japón y Corea del Sur.

El sabor dulce de la planta se debe a un glucósido llamado esteviosido. Mientras un kg de azúcar endulza 25 litros de agua, un kg de estevia puede endulzar hasta 300, asegura José Córdova, que tiene un invernadero de estevia orgánica en la provincia de Santa Elena

“Es una planta con muchas bondades, aunque aún no sea muy conocida en el país. Ayuda a combatir las caries, diabetes, hipertensión y obesidad”, indica Córdova, que dirige la firma Stevia Ecuador.

En el país, los primeros cultivos datan del 2007 y se calcula que existen aproximadamente 200 hectáreas cultivadas, sobre todo en Santa Elena, Imbabura, Loja, entre otras provincias. Aunque se trata de un cultivo poco desarrollado, el proyecto del Gobierno ecuatoriano de sustituir la gasolina extra por el biocombustible ecopaís, alimenta las expectativas de los productores de estevia.

El incremento de la demanda de caña de azúcar para producir bioetanol podría dar más espacio a nuevos edulcorantes en el mercado, indica Marcos Vaca, que siembra estevia hace cinco años en Santa Elena. El precio nacional es de USD 5 el kilogramo de la hoja, que se comercializa principalmente en centros naturistas, mientras que en el mercado internacional, por una tonelada se paga alrededor de USD 3 500.

Según un vocero del Instituto de Promoción de Exportaciones e Inversiones (ProEcuador), PureCircle (Malasia-Londres), una de las principales productoras de estevia, está interesada en invertir en el Ecuador en una planta procesadora del vegetal, lo que incentivaría a que la producción y las exportaciones crezcan.

En el 2013, se exportaron 16 toneladas de la planta, principalmente a España y Polonia

“Los países priorizados en los que queremos promocionar nuestra oferta exportable son: China y Chile, adonde actualmente se puede exportar, y trabajar conjuntamente con Agrocalidad en la apertura de nuevos mercados como Alemania, Japón y Estados Unidos, en los cuales aún no se han realizado exportaciones”, comenta el vocero de ProEcuador.

Marcos Vaca precisamente espera exportar durante este año a este último país. Una empresa productora de yogur en Miami lo contactó para que provea unas 4 toneladas de hoja cada mes.

Este productor cuenta que comenzó a cultivarla en el Chota y luego en Santo Domingo, pero finalmente se estableció en Santa Elena, en donde produce cada mes unas dos toneladas. “La mayor parte de cultivos de estevia están aquí, porque presenta las mejores condiciones climáticas y de luminosidad”, asevera.

Córdova, que también cultiva en Santa Elena, en cambio, proyecta comenzar a producir estevia con valor agregado. En junio, dice que comercializará fundas de té de hierbas con estevia. “Quiero atender este nicho primero, y en el futuro, por qué no, exportar”, dice.

Los Datos

Productividad. De una hectárea de estevia se obtienen unos 10 000 kilos de hojas en un año. Se pueden realizar hasta siete cortes en un año. En Ecuador, la variedad más conocida es la Morita 2.

Exportaciones. La estevia ecuatoriana llega a España, Polonia, Suiza, Francia y Canadá. Por una planta de estas se paga hasta 3,95 euros en Europa. Los mayores exportadores son el Grupo Biofuels del Ecuador y Parefer.