Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

El productor local demanda incentivos

La falta de tecnología agrícola, distorsiones en las cadenas de comercialización y la baja productividad, han causado la pérdida sistemática de competitividad en productos como frutas, legumbres y hortalizas. En algunos casos, estos productos son sustituidos por alimentos importados desde Perú o Chile.

Estas son algunas de las razones para el incremento de las importaciones de frutas, como manzanas, peras, lentejas y otros, según comentaron especialistas agrícolas consultados por LÍDERES.

Uno de los casos más concretos está en Tungurahua, en donde los frutales de hoja caduca como manzana, durazno o claudia han tenido un descenso productivo en los últimos 10 años. Para Fabián Valencia, director del Ministerio de Agricultura, Acuacultura, Ganadería y Pesca (Magap) de Manabí, uno de los motivos es la caída del incentivo a los agricultores.

Los costos de producción, las deficiencias en la comercialización interna y los precios más baratos de frutas o tubérculos importados de Chile o Perú desestimulan al productor que cambia los cultivos tradicionales, explica Valencia. Además, cita el caso del cantón Quero en Tungurahua, donde los pastizales desplazaron el 50% de los cultivos de papa, en 10 años.

Los datos del Banco Central del Ecuador (BCE) muestran incrementos en las importaciones. En el caso de la manzana, se importaron 41 670 toneladas (t) en el 2009 y se llegó a las 51 665 t en el 2011, lo que significa un aumento del 23%, en el período. Las compras de peras pasaron de 7 351 t a 12 467 t, en esos años, representando un aumento del 69%.

La información del BCE muestra que tan solo en manzanas, peras y uvas, se importaron USD 71 millones, en el 2011.

Sin embargo, Valencia dice que desde el 2011, han tenido una cierta motivación con un proyecto de reactivación de la fruticultura, como en el caso del Municipio de Cevallos. Los cultivos beneficiados son los de fresa y mora. En Tungurahua hay 600 hectáreas de este último cultivo.

“La falta de tecnología, incidencia de plagas y el clima, también afectan la producción y dejan un vacío en el mercado interno. Muchas veces se cubre por productos importados”. Así opina Emilio Loayza, coordinador de Manabí de las Escuelas de la Revolución Agraria.

Loayza comenta que entre las alternativas para mitigar estos problemas está la capacitación general del agricultor en desarrollo rural. “Hay que entender las necesidades de cada agricultor, antes que imponerle un paquete tecnológico”.

En Manabí hay 34 facilitadores agrícolas que cubren 19 cantones de la provincia y atienden a 136 organizaciones campesinas. En total, son cerca de 3 400 pequeños productores beneficiados.

José Parra es especialista agrícola que asesora en la producción de cultivos de ciclo corto y frutales en Santa Elena, Tungurahua y El Oriente. Asegura que otro problema en el agro es la falta de centros de acopio y almacenaje de productos. “Esto genera una distorsión de precios cuando hay exceso de oferta o escasez”.

Para Parra, las facilidades para producir y la tecnificación que existe en Chile o Perú hace que cada vez ingresen más toneladas de productos como frutas y hortalizas. “Principalmente frutas y cebolla, ajo, papa, entre otros”, afirma el especialista.

La información del BCE muestra que en el 2010 se importaron USD 143 830 t de ajos secos y se llegó a los USD 247 570 t en el 2011. Es decir, hubo un incremento del 72%, en un año. La partida arancelaria correspondiente a lentejas y lentejones secos muestra que se importaron 13,6 millones en el 2010 y 14,9 millones en el 2011.

Parra comenta que todavía falta un mayor entendimiento entre los productores agrícolas y los industriales, para aprovechar de mejor forma la producción.