Víctor Mora empezó con  las ventas  en agosto de 2016 y ya hizo su primera exportación  a Perú. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Víctor Mora empezó con las ventas en agosto de 2016 y ya hizo su primera exportación a Perú. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Adriana Bucheli  (I)

[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Estos 45 productos promueven un estilo de vida sano

13 de marzo de 2017 15:40

Buscar un producto con buena capacidad de exportación y así llevar el nombre del Ecuador al mundo con una nueva línea de alimentos fue la idea que tuvieron tres socios hace dos años. A inicios de 2016 empezó la planificación, el análisis de mercado y los estudios que dieron luz a Viva Bite, la empresa que empezó sus ventas formales a finales de agosto del año pasado.

Víctor Mora, gerente y socio de la empresa, explica que cuentan con una línea de suplementos alimenticios, otra de especias y condimentos, y la de salsas y ajíes. En su oferta hay por ejemplo frutas, vegetales, hortalizas, hierbas y especias deshidratadas.

Mora asegura que Viva Bite busca posicionar un estilo de vida saludable, utilizando alimentos ancestrales como el chocho, la quinua, el amaranto, hierbas medicinales, etc. Los productos no contienen gluten y parte de su mercado objetivo son los consumidores veganos.

La inversión inicial fue de unos USD 45 000, entre maquinaria, adecuación de planta, capital de trabajo y materia prima. Sin embargo, los socios continúan invirtiendo hasta llegar a aproximadamente USD 120 000. Se aspira que la recuperación de capital se logre en dos años y medio.

Al inicio de Viva Bite, la empresa se limitaba a elaborar tres productos: mezcla de polvo de quinua y amaranto; albahaca deshidratada; y cebolla deshidratada, con 50 unidades mensuales de cada uno.

Actualmente manejan 45 ítems, de los cuales, cuatro cuentan con registro sanitario, cada uno con una producción mensual de entre 2 500 y 3 000 unidades. De los restantes se producen unas 500 unidades por producto.

Del total de alimentos que se elabora, el 95% se comercializa, alcanzando ventas promedio mensuales de USD 28 000. Aunque la aspiración es cerrar el año con ventas totales por USD 800 000. El 5% restante de la producción se utiliza para ferias, degustaciones, impulsaciones y activaciones, señala Mora.

Sus primeras ventas eran en delicatesen, negocios orgánicos y naturistas. Franci Larrea, de La Tienda Orgánica, comenta que venden productos de Viva Bite desde agosto de 2016 y han tenido una buena acogida, porque al ser naturales los clientes los buscan.

A finales de noviembre Viva Bite se expandió y entró a almacenes Tía, para luego llegar a Supermaxi y Fybeca. Ahora cuentan con alrededor de 80 puntos de venta y están en negociaciones para entrar en cadenas como Coral, Santa María, Pharmacys, Medicity y Farmacias Económicas.

Como parte de su objetivo inicial de exportar, Viva Bite ya tuvo su primera experiencia de ventas en el exterior. La empresa envió en septiembre pasado 144 unidades de ‘dip’ o salsa de chocho y la misma cantidad de la mezcla de polvo de quinua y amaranto a un micromercado en Lima, Perú.

Si bien el producto gustó, un inconveniente que hubo fue la concepción de la palabra chocho en el país vecino, por lo que se detuvo el envío, mientras se trabaja en un nuevo etiquetado a escala internacional, para cumplir con las exigencias de mercados como EE.UU., Europa y Latinoamérica.

Para avanzar con este proceso se está tramitando la obtención de certificaciones orgánicas, de buenas prácticas de manufactura, etc., y se trabaja con Proecuador para participar de ferias.