Jaime Calderón Segovia, rector, y Cristina Acuña, directora de la Unidad de Apoyo al Politécnico Emprendedor. Foto: Galo Paguay / LÍDERES
Santiago Syala Sarmiento Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 7
No 0

Profesionales 'triple A' salen de las aulas de la Escuela Politécnica Nacional

Solo al pisar los predios de la Escuela Politécnica Nacional (EPN) ya se puede "respirar" ciencia. Entre los pasillos, los alumnos caminan con ese aire de genios, que produce en los visitantes una mezcla entre admiración y vergüenza propia de no estar a su nivel.

No por nada, el rector de esta universidad, Jaime Calderón Segovia, define a los politécnicos como una especie única, que ha sido perfeccionada a lo largo de los 145 años de existencia de este establecimiento educativo quiteño.

A la oferta de generar profesionales especialistas en carreras de alto contenido investigativo se ha sumado, desde hace 14 años, el énfasis también en carreras de corte administrativo y, sobre todo, en las maestrías, que han estado disponibles por más de 25 años: en Gerencia Empresarial, en Talento Humano, en Procesos, en Ingeniería Industrial... "Eso ha hecho que nuestros profesionales vayan, de alguna manera, mejor preparados a la generación de empresas o a la participación directa en las compañías", explica Calderón.

Pero esto no ha quedado ahí. En los últimos años, las autoridades de la EPN tratan de reforzar las bases para que los estudiantes no solo sean los profesionales más demandados entre los departamentos de recursos humanos de las empresas, sino que además salgan con una fuerte base emprendedora, donde todas sus ideas sean capaces de ponerse en marcha para que generen empleos.

De hecho, la EPN es la universidad ecuatoriana que más publicaciones tiene en revistas internacionales indexadas. El 83% de los graduados se emplea en los primeros seis meses y el 78% de los recién incorporados a la vida laboral tiene una remuneración que supera los USD 750. Y eso es muy importante ya que el 57% de los estudiantes proviene de hogares con un ingreso per cápita menor a USD 150.

"Ahora queremos darle un cierto giro para que los jóvenes, con un poco de apoyo económico, puedan emprender. Hemos visto la necesidad de ir inculcando emprendimientos de base tecnológica. Ya que hacer emprendimiento no solo se da en el sentido de poner un negocio que sea rentable, también abarca todas aquellas ideas que se conciben dentro de las ingenierías mecánica, electrónica, sistemas... Lo que pasa es que mientras creamos que solo ver una empresa nacer es emprendimiento estaremos equivocados. Nosotros queremos que el estudiante vea cómo es el mundo real, a través de sus trabajos y luego consolide los conocimientos de emprendimiento que hemos inculcado", añade Calderón.

Por ello, la misión es que la Escuela Politécnica Nacional forme académicos y profesionales en ingeniería y ciencias, con conciencia ética, solidarios, críticos, capaces de contribuir al bienestar de la comunidad; así como generar, difundir y transmitir el conocimiento científico y tecnológico, con responsabilidad social, como resultado de una dinámica interacción con los actores de la sociedad ecuatoriana y la comunidad internacional.

Mientras que su visión apunta a ser una universidad pública con estándares internacionales de excelencia, que la consolide como un referente en ciencia, tecnología e innovación.En las aulas 

Facultades. Tiene ocho facultades: Ciencias; Eléctrica y Electrónica; Mecánica; Sistemas; Ingeniería Civil y Ambiental; Geología y Petróleos; Química y Agroindustria; y Ciencias Administrativa. Además, cuenta con una Escuela de Formación Tecnológica y un Centro de Educación Continua.

Estudios. Todos los departamentos cuentan con líneas de investigación y al momento se ejecutan 33 proyectos de este tipo. Esta universidad firma en promedio 60 convenios anuales con diferentes organismos públicos y privados. Se ofrecen 45 carreras, 22 de ellas a nivel de posgrado. El campus cubre 15 hectáreas en el norte de Quito.