Prosoft El control de la planilla se realiza en segundos
Evelyn Tapia. Redacción Guayaquil / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Prosoft: El control de la planilla se realiza en segundos

Un año de planificación y una inversión de USD 500 000 representaron para la empresa guayaquileña Prosoft, incursionar en el negocio de la lectofacturación electrónica en línea. Luego de tres años, este servicio representa el 90% de los ingresos de la empresa.

Esta firma, fundada en el 2000 por el quiteño Gino Miño, ofrecía hasta el 2010 servicios de consultoría en soluciones tecnológicas, software para manejo de agroindustrias y para firmas especializadas en logística. Pero en el 2011 comenzó con 12 especialistas, la implementación de tecnología en lectofacturación, "para ofrecer soluciones que economicen tiempo, agiliten procesos y tener más clientes satisfechos".

Este empresario, que está radicado en Guayaquil hace 24 años, es ingeniero civil pero siempre fue un apasionado por la tecnología. "Aprendí de los proveedores, como IBM. Al principio, trabajé -sobre todo- en automatización de bancos".

Cuando constituyó la empresa hace 14 años, su primer negocio fue proporcionar el servicio de puntos de venta para leer tarjetas de crédito y en el transcurso de la última década amplió su oferta de servicios. Empresas como Unilever, el Banco Nacional de Fomento (BNF), Labiza y Nestlé, han sido clientes para los que Prosoft ha desarrollado software.

En Labiza, empresa guayaquileña productora de arroz, se incorporó software especializado en gestión agrícola para organizar procesos de producción y almacenamiento. Esto le permitió agilizar procesos de despacho y manejar de manera más eficaz la producción de arroz, comenta Gina Poveda, su gerenta.

Con el BNF, recuerda Miño, se realizó en el 2007 todo un proceso de automatización de sistemas bancarios, que no se actualizaban desde 1986.

Con la lectofacturación, en la que laboran 80 operadores, se ha marcado un hito en la empresa, pues los ingresos pasaron de USD 480 000 en el 2011 a casi 1 millón de dólares en el 2013.

Washington Galarza, subgerente de la firma, asegura que fueron pioneros en ofrecer este servicio con el que un proceso que de manera manual tomaba 10 días, se realiza en menos de un minuto.

Con una impresora y un dispositivo que cabe en la mano, el operador captura la información del medidor del servicio básico. El dispositivo posee un software que se conecta con el de la empresa proveedora del servicio y en ese momento se hace el cálculo de la deuda del cliente. Este a su vez puede ver cómo se realiza el proceso y se imprime su factura.

El primer cliente con el que arrancó este servicio en el 2012 fue la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) Milagro, que tiene unos 130 000 abonados. Durante el primer año de implementación del servicio en CNEL se redujeron en un 15% las quejas de los clientes.

Desde hace 20 meses, Prosoft trabaja con Emelnorte, firma proveedora de energía eléctrica, y genera las facturas para los 220 000 clientes que esta empresa pública tiene en Carchi e Imbabura; en el norte de Pichincha, y en ciertas zonas de Esmeraldas y Sucumbíos.

"Identificamos que había mucha insatisfacción entre los clientes, porque no sabían si lo que les estaban cobrando era lo que realmente habían consumido, no había esa seguridad", explica Miño.

Entre los planes corporativos, Galarza cuenta que están trabajando para convertirse en proveedores tecnológicos de servicios de facturación electrónica para el Servicio de Rentas Internas (SRI) y que esperan ofrecer sus servicios a nivel internacional en el 2015.

Aporte tecnológico

Mapa de rutas. Prosoft desarrolló una plataforma que permite seguir desde una computadora en vivo el recorrido de los operadores y ver incluso el momento en que imprimen las facturas.

Cero errores. El software del dispositivo lector es capaz de identificar cuando una lectura no está dentro del rango que regularmente se consume en una vivienda, y alerta a los operadores. Así se evitan errores cuando los medidores están dañados, por ejemplo.


El Insignia

'La clave es estar siempre actualizados'

Franqui Carrera. Ingeniero de soporte

Trabajo en Prosoft desde el 2003 como ingeniero de soporte. Me dedico al cambio en programas, visito a los clientes para conocer cómo están funcionando los programas que hemos desarrollado para ellos.

La clave es estar siempre actualizados, hemos tratado de trabajar con tecnología de vanguardia, de estar actualizado y brindar las soluciones que estén en boga de acuerdo a las necesidades de cada empresa.

Con la lectofacturación hemos crecido mucho en este tiempo y ha sido un reto para todos porque nos ha tocado incursionar en nuevas tecnologías aplicables a estos equipos con los que no habíamos trabajado antes, y nos ha ido bien porque es una solución que ahorra tiempo, esfuerzo y dinero, además de que se minimizan los errores.

"ha sido un reto para todos,  nos ha tocado incursionar en nuevas tecnologías ".