placeholder
Los representantes de las operadoras indicaron que con el techo de las utilidades que se plantea se afectaría a familias ecuatorianas. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Los trabajadores indicaron que con el techo de las utilidades que se plantea se afectaría a familias ecuatorianas. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Empleados de operadoras telefónicas llegaron a la Asamblea por las utilidades

8 de abril de 2015 12:14

Vestidos de luto, con camisetas y pantalones negros, los trabajadores de la empresa Telefónica llegaron al parque El Arbolito, en el centro-norte de Quito, para desde allí realizar una marcha hasta la Asamblea Nacional, en contra de la fijación de un techo máximo para el pago de utilidades.

A las 10:42, de hoy, miércoles 8 de abril, los trabajadores llegaron a la calle Vicente Piedrahita, al exterior de la Asamblea. Portaban globos negros y letreros con frases como: "Las utilidades son un derecho no un bono negociable".

Juan Carlos Oler, representante de los trabajadores de Movistar dijo que piden que la Asamblea y el presidente Rafael Correa escuchen: “Las utilidades son un derecho de los trabajadores y son utilizadas para salud, educación y vivienda”.

En el interior de la Asamblea a esta hora se reúne la Comisión de Derechos de los Trabajadores, para analizar el proyecto de Ley de Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo del Hogar. Hasta allí llegaron representantes de las operadoras telefónicas y también jubilados.

En la Comisión, los representantes de las operadoras indicaron que con el techo de las utilidades que se plantea se afectaría directamente a familias ecuatorianas.

En las afueras del Parlamento también hay un grupo de jubilados con letreros que rezan consignas como esta: "No estatización al IESS ¡Carajo!". En la Comisión, los jubilados manifestaron su preocupación por el anuncio del Gobierno de dejar de aportar con el 40% del rubro total de las pensiones jubilares.

Ayer, la Secretaría Nacional de Comunicación de la Presidencia de la República dijo que el Estado cubrirá las pensiones jubilares solo cuando el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), por algún motivo, no cuente con recursos para ese rubro.