placeholder

Proyectos mineros a la espera de inversión

Las empresas de mediana minería o minería a gran escala advierten una falta de ingreso de capitales frescos para sus proyectos.

Para el presidente de la Cámara de la Minería de Ecuador, Javier Cruz, existen dos claras decisiones políticas que favorecen el desarrollo de la industria minera a gran escala en el Ecuador.

La primera fue la reforma a la Ley de Minería de junio del 2013. Allí, el Gobierno determinó que el Impuesto a las Ganancias Extraordinarias se recaude luego de que las empresas recuperen sus inversiones; también determinó la reducción de trámites para obtener los permisos
ambientales, entre otras reformas.

La segunda decisión ha sido la voluntad de vincular la actividad minera al cambio de la matriz productiva.

Sin embargo, Cruz señala que hay otras dos variables que juegan en contra e impiden la entrada al país de inversión extranjera privada de riesgo para el desarrollo de los proyectos.

La primera es que la carga impositiva total promedia el 68% de la renta minera proyectada. Esto se obtiene luego de tomar en cuenta el Impuesto a la Renta, las regalías anticipadas, el Impuesto a las Ganancias Extraordinarias y la obligación constitucional de que el Estado debe ganar siempre más del 50% de la renta minera, entre otros.

El segundo factor es que no se han aprobado los reglamentos que se derivan de la reforma minera.

Adicionalmente, Cruz destaca que no se tienen noticias sobre el avance en las negociaciones de los contratos de explotación de los proyectos estratégicos.

Mediante un correo electrónico, el Ministerio de Recursos No Renovables, indicó que Ecuacorrientes se encuentra en el desarrollo de la ingeniería del proyecto de cobre Mirador, el único contrato de minería a gran escala que se ha firmado en el país.

Según el Ministerio se ha realizado una inversión de USD 20 millones y que en el 2012, la empresa entregó USD 40 millones por concepto de regalías anticipadas.

Respecto a Fruta del Norte, la Cartera de Estado asegura que se encuentra en proceso de transición hacia un nuevo inversionista aunque no indicó qué empresa.

Sobre Río Blanco, se señala que el Estado analiza el estudio de factibilidad presentado por la compañía para iniciar el proceso de negociación.

En cuanto a Loma Larga, el Ministerio dice que está en proceso de actualización del estudio de factibilidad para determinar si el proyecto puede
ser considerado de mediana minería.

Y sobre Panantza-San Carlos, advierte que está en proceso de socialización con las comunidades de las áreas de influencia, para luego dar vialidad a la fase de exploración avanzada.