placeholder
La marca de ropa Diesel integró a Winnie Harlow a su staff de modelos sumándose a la tendencia de mercadeo de ‘belleza real’ que se expande a escala mundial. Foto: Cortesía Facebook Winnie Harlow

La marca de ropa Diesel integró a Winnie Harlow a su staff de modelos sumándose a la tendencia de mercadeo de ‘belleza real’ que se expande a escala mundial. Foto: Cortesía Facebook Winnie Harlow

La publicidad apuesta por la ‘belleza real’

19 de febrero de 2015 15:46

A Winnie Harlow le diagnosticaron vitiligio a los cuatro años. Ahora, a sus 19, la canadiense es una de las modelos más cotizadas en la publicidad mundial. Las manchas blancas en su piel debido a la ausencia de melanina dejaron de ser un problema para posar frente a una cámara.

La marca de ropa Diesel la integró a su staff de modelos sumándose a la tendencia de mercadeo de ‘belleza real’ que se expande a escala mundial.

Dove, L’Oréal, Nike son algunas de las empresas que apuestan por promover la aceptación, naturalidad y autenticidad.

En el artículo ‘Belleza real: la nueva tendencia en marketing’, publicado en Cnnexpansion.com, se explica que la estrategia apuesta por cambiar en los anuncios publicitarios el estereotipo de la mujer delgada, bella y perfecta por el de personas más naturales, sencillas y sin retoques. El objetivo es tener una mayor conexión con el público.

Iván Babic, el vicepresidente de servicio al cliente de la agencia de publicidad Grey, es citado en la publicación y explica que la audiencia quiere ver mujeres guapas pero no retocadas o sobremaquilladas. Además, espera que las marcas no les hablen de fantasías, sino de sueños alcanzables.

En ese contexto y bajo la premisa de contar con una definición más amplia sobre la belleza, Dove puso en marcha el estudio ‘La verdad sobre la belleza: un informe global’. Los datos, disponibles en Dove.com.es, sostienen que apenas un 2% de las mujeres, a escala mundial, se describe como guapa. En el sondeo, realizado a 1 200 chicas de entre 10 y 17 años, el 72% dijo sentirse “tremendamente presionado por ser guapas”. También se reveló que un 11% se siente cómodo utilizando la palabra ‘guapa’ para describirse. Cifras que evidencian un aumento universal en la presión sobre la belleza y un descenso en la confianza.

Es por ello que, en 2004, la marca inició la campaña Belleza Real. Marketingestrategico.pe recoge que los comerciales donde aparecían modelos rubias y delgadas fueron dejados de lado. En su lugar se optó por mujeres que mostraban su “belleza real”. Además, la empresa creó la Fundación para la Autoestima que busca que la belleza no genere ansiedad sino confianza.

El portal Ciudadaniasx.org expone la experiencia de L’Oréal en esta estrategia. La empresa de fabricación de cosméticos también cambió el eje a través de la imagen de mujeres más reales y con historias que inspiren a otras. Bajo el lema “La belleza es una actitud y no solo un atributo” empezó una campaña donde la modelo es Aimée Mullins. La deportista paralímpica que perdió sus piernas cuando tenía un año y batió récords de salto en Atlanta 96.

aimee

Si bien esta tendencia actualmente tiene mayor acogida en Estados Unidos y Europa, Iván Babic, de Grey, concluye que también implica un riesgo para las marcas. “Los productos y servicios puede que estén tan cercanos a la realidad que dejen de ser aspiracionales para las consumidoras y no los quieran comprar”, advierte.