Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La publicidad se pone a la moda con estas pulseras

Saúl Falconí y Vanessa Ormaza crearon, hace dos años, el negocio de Pulseras Ecuador, en Quito.

Con USD 1 000, provenientes de la liquidación del empleo anterior de Ormaza, realizaron una investigación de mercado y probaron la calidad de las pulseras en ‘tyvek’ y vinil. Además de comprobar la factibilidad de hacerlas en el país.

Actualmente, manejan cuatro grupos de productos: pulseras de seguridad con adhesivo; de publicidad (silicón y tela); hospitalarias y de seguridad con broche.

Su estrategia de publicidad está completamente en Internet. Aprovechando la experiencia y conocimientos de Falconí en diseño multimedia, Seo (optimización y posicionamiento de páginas en los buscadores), marketing digital y redes sociales, el negocio se ubicó en el mercado con www.pulserasecuador.com.

“Internet es mi herramienta. Desarrollo, me informo, aprendo y vendo a través de la Red”, añade Falconí sobre su trabajo.

Por su parte, Ormaza se encarga del manejo financiero, administrativo, ventas y producción. Ella comenta que el 50% de clientes está en Quito; el 30% en las provincias de la Costa y el 20% en la Amazonía. Clínicas, discotecas, agencias de publicidad, hoteles... figuran entre las 40 empresas que demandan sus productos.

Para Henry Salazar, propietario de Glow Club, en Quito, las pulseras son “muy buenas”. Él conoció a Pulseras Ecuador a través de un buscador, hace dos años, y desde entonces adquiere entre 6 000 y 10 000 pulseras cada tres meses.

Una situación similar es la de David Astudillo, quien compra 30 000 pulseras ‘tyvek’ al año. Estas se usan en la discoteca Nidia (Centro Histórico de Cuenca).

En ambos casos, los representantes de esos negocios enviaron a los emprendedores sus diseños para la creación del producto. Eso, aunque el negocio también cuenta con diseñadores para crear, junto al cliente, el bosquejo de la manilla.

Los materiales preferidos por sus clientes son el ‘tyvek’ y tela. Estos representan tres pedidos diarios del primero y dos del segundo, eso permite que la facturación al mes oscile entre USD 8 000 y 9 000.

Según sus propietarios, el crecimiento de Pulseras Ecuador, en la que trabajan ocho personas, se debe al cumplimiento en los pedidos, la calidad y la innovación de los productos. Por eso, dicen, han mejorado los procesos de producción y han incursionado con nuevos artículos promocionales, como las pulseras de tela con impresión y los cordones con diseños bordados para las identificaciones, con mayor durabilidad.

Sobre el tiempo de entrega Ormaza comenta que “antes eran de ocho a 15 días, hoy se redujo a 48 horas”. Mientras que en las pulseras de tela bordada y hospitalaria requieren más trabajo y una cantidad mínima de unidades producidas (3 000).

Otras marcas

Dejabu. La agencia de publicidad multimedia es otro negocio de Falconí y Ormaza. En este se crean sitios web y se realiza el posicionamiento de las empresas en la Red.
Blue ink. En dos meses también entrará al mercado un negocio destinado al arte digital y la impresión de productos, como gigantografías y otros productos.