placeholder
Páramo Brauhaus produce 15 estilos de cerveza, en su mayoría inspirados en la cerveza alemana . Están en locales de Pichincha y Guayas. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Páramo Brauhaus produce 15 estilos de cerveza, en su mayoría inspirados en la cerveza alemana . Están en locales de Pichincha y Guayas. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

En Puembo se produce cerveza de herencia alemana

5 de septiembre de 2017 16:07

En Bavaria, Alemania, la cerveza es una bebida arraigada en la cultura de ese país, incluso se consume junto con el desayuno. Allí vivió por cinco años, mientras estudiaba Administración de Empresas, Uli Hahl, un alemán de madre ecuatoriana, que reside en el Ecuador desde hace ocho años.

La cerveza es parte de su cultura y herencia familiar -su bisabuelo tuvo una cervecería en Alemania a comienzos del siglo XX-. Durante su época universitaria, la elaboración de la bebida en casa se convirtió en un ‘hobby’.

Cuando llegó al Ecuador se dio cuenta que al país le faltaba cultura cervecera. “La mayoría de las personas solo conocía la cerveza industrial”, comenta. Durante sus primeros años en el país, trabajó en negocios de importación, hasta que decidió emprender en la industria de la cerveza.

El proyecto fue ideado hace cuatro años, junto con su socio Stefan Nestler, quien se sumó directamente desde Alemania. También se integraron como inversionistas tres primos de Hahl: Santiago Novillo, Andrés y Paúl Salas.

Páramo Brauhaus (cervecería en alemán) arrancó operaciones en el 2014, en una casa en la parroquia de Puembo, en Quito, con una producción de 1500 litros de cerveza al mes. La inversión inicial que requirió el proyecto fue de USD 100 000.

Un año después, se mudaron a una planta de mayores dimensiones, en Puembo, donde la producción actual es de 15 000 litros de cerveza al mes. Junto a la planta hay un restaurante de comida alemana, en el que atienden de viernes a domingo.

La cerveza se compone de cuatro ingredientes básicos: agua, malta, lúpulo y levadura. Pero se pueden lograr diversos estilos, según las versiones de malta, lúpulo o levadura utilizados, y la temperatura a la cual se fermenta.

Uli Hahl, gerente general de la cervecería, destaca la calidad de las cervezas artesanales que se producen en el país. Reconoce, no obstante, que aún falta experiencia y tecnología para lograr mejores productos.

Páramo Brauhaus se inspira en la cerveza alemana. Desarrolla cerca de 15 estilos, siendo cinco los principales: Weissbier (rubia, de trigo, con toques de plátano), Altbier (roja y maltosa), Kölsch (rubia, refrescante), Pale Ale (aromática y frutal) y Stout (negra, con toques de café).

Con la Pale Ale ganaron una medalla de plata en el concurso Cervezas de América, celebrado en Chile; donde también fueron merecedores de otra medalla de plata por una cerveza de temporada, denominada Weizenbock.

Los productos de la cervecería se comercializan en locales de las cadenas Megamaxi y Supermaxi, en hoteles, bares y restaurantes. Entre las provincias de Pichincha y Guayas suma más de 50 clientes.

En Birras, un restaurante-bar ubicado en el cantón de Samborondón (Guayas), se venden los productos de Páramo Brauhaus desde la inauguración del local, el pasado mayo. Semanalmente, Birras le compra 10 barriles.

“Páramo se ha ganado un nombre en Birras. La gente llega para repetir el estilo de cerveza que más le gustó”, comenta Xavier Baquerizo, propietario.

El estilo de mayor rotación en el local es Kolsch. La presentación de 300 mililitros en cualquier versión se vende a USD 3,50. La de 500 ml, a USD 6,50; mientras que la de 1 lt, en USD 9,99.

En La Aurora, un restaurante localizado en el sector de La Floresta, en Quito, también se venden las cervezas Páramo Brauhaus, en todos sus estilos.

“Es buena la rotación, porque el producto es de calidad y el precio también es competitivo”, resalta Diana Herrera, propietaria.

El 2016, la cervecería facturó USD 450 000. Aunque el comienzo del año fue difícil, Hahl prevé un cierre de facturación superior al del pasado año, con buenas expectativas para el último trimestre. Para finales del 2017, la empresa cervecera proyecta comenzar a exportar a Alemania.