Juan Jurado von Buchwald, presidente de la Cámara Marítima del Ecuador. Foto: Mario Faustos / LÍDERES

Juan Jurado von Buchwald, presidente de la Cámara Marítima del Ecuador. Foto: Mario Faustos / LÍDERES

Washington Paspuel
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

‘Los puertos necesitan modernizarse’

6 de marzo de 2016 12:41

Juan Jurado von Buchwald, presidente de la Cámara Marítima del Ecuador (Camae), considera importante la inversión que firmas internacionales harán en la concesión de tres puertos. Asegura que el exceso de tramitología es un freno para el sector.

¿Cómo ve las concesiones anunciadas para los puertos?

El grupo chileno que busca la concesión del puerto marítimo de Manta es bastante fuerte. En lo que se refiere a Puerto Bolívar tenemos bastantes expectativas, ahora que Yilport va a hacerse cargo. Se esperarían inversiones interesantes, que facilitarían el manejo de banano básicamente.

¿Que pasó con la propuesta de hacer un puerto minero?

No volvimos a escuchar nada más sobre esa propuesta. Cuando leímos los pliegos del concesionamiento de Puerto Bolívar, se hablaba de un terminal mineralero, sin especificar las condiciones al respecto. Momentáneamente parece que se van a dedicar a lo que ha caracterizado al puerto, la carga de banano.

¿Cuán importante es la modernización de este puerto?

Puerto Bolívar podría llegar a captar un mercado muy interesante en la parte sur del Ecuador , en el Austro, y consolidar su parte bananera. No sabría decir qué planes tiene Yilport, ellos también han concesionado el puerto de Paita (Perú), que está muy cerca.

¿Es una ventaja estratégica?

Es interesante que los dos puertos estén prácticamente en manos de Yilport.

¿Qué ventajas saca el Gobierno de las concesiones?

El Gobierno obviamente participa de las regalías, pero en este momento coyunturalmente creo que lo más importante para el Gobierno sería que con esto se garantiza un buen servicio, sin que el Estado tenga que invertir recursos, que evidentemente no tiene. Queda bajo la responsabilidad del concesionario efectuar mejoras, inversiones en equipamiento e instalaciones, que definitivamente el Gobierno no tiene en este momento cómo afrontar.

¿Si no se concesionan pueden quedar rezagados frente a otros atracaderos?

Efectivamente, estamos retrasados frente a la región. En este momento, Valparaíso, San Antonio, Callao, Balboa, son puertos que están recibiendo buques con calado de más de 13 metros.

¿Cuán importante es que tengan mayores calados?

La tendencia naviera hoy es hacia buques más grandes, gigantes de 12 000 hasta los 21 000 TEU (contenedores) que están más pensados para los tráficos este-oeste, y que difícilmente los veremos por aquí muy pronto. Pero la adopción de esos buques hace que se desplacen hacia estas rutas norte-sur, buques de 6 000 a 8 000 TEU, que tienen calados superiores a los que ahora permite el canal de acceso al puerto de Guayaquil, de 9,6 m en marea alta.

La firma DP World ha ofrecido que el nuevo puerto de Posorja tendrá 16 m de calado, ¿es suficiente?

Eso es a nivel de muelle. Aparentemente dentro del convenio de concesión, asumirían la responsabilidad de también crear un canal de acceso. No sabemos exactamente por dónde pasaría.

¿El dragado para el puerto de Guayaquil permitirá que lleguen barcos de estas características?

Guayaquil para poder competir, una de las estrategias que podría aplicar, es precisamente dragar el canal de acceso y a través de esto se permitiría que buques con mayores calados puedan ingresar.

¿El calado actual de este puerto es insuficiente?


Han entrado aquí buques muy grandes en los últimos meses, pero siempre a media carga, no calando todo lo que podrían, que normalmente es de 11 a 12 m. En este momento se está trabajando en obtener del Estado, más bien ya se obtuvo el beneplácito para que dentro del espíritu de las alianzas público privadas se recepten propuestas para el concesionamiento del canal de acceso a Guayaquil. Eso beneficiaria a los puertos que están dentro del Golfo de Guayaquil, que son los que se verían afectados con el nuevo puerto de Posorja, que está ubicado fuera del Golfo y admitirá buques de mayores calados.

¿La intención es que compitan por esos buques?


La idea sería que Guayaquil también pueda recibir buques de ese tipo de calados, para lo cual necesitaría de un dragado de profundidad primero, y posteriormente, cada cierto tiempo, un dragado de mantenimiento.

¿Cuán competitivos son los puertos ecuatorianos?

Al hablar de competitividad, tenemos que definir con relación a qué. Por ejemplo, hablando de competencia, Guayaquil no puede hacerlo con Callao, por la carga de este. Si habláramos de puertos de transferencia, allí sí habría una competencia entre puertos que están en la región, pero no necesariamente en la misma circunscripción geográfica del país.

¿Cómo considera la propuesta de la especialización de los puertos del país?

Esa es una idea bastante desafortunada de parte de quienes diseñaron el PEM (Plan Estratégico de Movilidad). Para darle un ejemplo, se hablaba de que Puerto Bolívar sería solo frutero, ¿significa que todo el banano sería exportado por allí? Si bien este es el puerto bananero por excelencia, lo es porque es lo único que exporta, ni siquiera es el mayor exportador. No tendría sentido que los productores de Guayas deban embarcar por Puerto Bolívar, con un producto como banano que se gana o se pierde por centavos.

¿Qué pasa con el puerto de Esmeraldas?

El puerto tiene una cierta carga cautiva, petrolera, para la refinería, el oleoducto, pero no vemos allá la inversión que debería tener, incluso para su poca carga. Hay problemas de servicio complejos.

¿Qué se debe mejorar en los puertos del Ecuador?

Existen algunas cosas que son necesarias hacer para que en conjunto los puertos puedan ser competitivos. La oferta de servicios debe ampliarse y, sobretodo simplificar mucha de la tramitología, que hace que nuestros puertos en cierto momento queden rezagados. Por ejemplo, el trámite para poder ingresar un técnico de servicio de reparación de buques, algo rutinaria en otros puertos, aquí en bastante complicado.

Su experiencia

La formación. 
Guayaquileño de 58 años. Ingeniero comercial graduado de la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil. Presidente de la Cámara Marítima Ecuatoriana desde el 2014. En diciembre del 2015 fue reelegido.

Su experiencia. Presidente de la firma Tasesa Compañía Anónima por los últimos 30 años. Primer Marine Container Surveyor acreditado en Ecuador por el Instituto of International Container Lessors. Instructor en temas técnicos de contenedores secos y refrigerados.

Su criterio. Considera que los puertos del país deben modernizarse para poder competir con otros atracaderos de la región, que permiten el arribo de buques de mayor carga.