placeholder
El pug es la cuarta raza favorita del británico detrás del labrador, del cocker y del bulldog francés. Fotos: Daniel Leal-Olivas / AFP

El pug es la cuarta raza favorita del británico detrás del labrador, del cocker y del bulldog francés. Fotos: Daniel Leal-Olivas / AFP

El pug, último accesorio a la moda

9 de noviembre de 2017 19:34

Enamorados de su aspecto gruñón y de sus grandes ojos, los ingleses han convertido a los pugs en su último accesorio de moda, llegando incluso a tomar cocteles y té en cafeterías dedicadas a estos pequeños perros.

En el barrio moderno de Brick Lane, en el este de Londres, una decena de personas espera delante del Pugs & Pals Café. En el interior se oyen ladridos. Para el primer día de apertura de este bar destinado a los enamorados del pug, un viernes por la tarde, es todo un éxito. “¡Es fantástico poder ir a un café con su perro!”, dice Sally Afrasiab, de 46 años, feliz propietaria de Dude, de ocho años, que lleva un gorro peruano y una pajarita.

Sally es una de esas personas que publican fotos de su pug disfrazado en Instagram. “Tiene más ropa que yo”, dice riendo. “En Halloween, en las fiestas... ¡Le encanta! En cualquier caso, no creo que le moleste...”, añade observando de reojo a Dude, que permanece estoico.

Para entrar en la cafetería es necesario reservar un sitio y desembolsar USD 6,56 o el doble si uno viene sin perro. Mientras los humanos charlan y se quedan embelesados ante los animales, estos se olfatean el trasero y comen panecillos de jamón y queso.

Aída Martínez cuenta que la gente le pide acariciar a su perra de ocho meses, Mia, cuando la pasea por la calle. Por eso decidió abrir con su novio el Pugs & Pals Café.

Otros bares efímeros dedicados a esa raza abrieron en el barrio londinense de Shoreditch, en Mánchester o en Brighton, y atrajeron a cientos de personas, según Anushka Fernando, creadora de esos ‘pop up cafés’.

“En Reino Unido nos encantan los perros” y “los pugs Son increíblemente afectuosos y simpáticos y se llevan bien con los demás perros y con los niños”, dice.