Santiago Ayala Sarmiento, Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 0

Una quiebra le hizo rodar... lejos

Ese día cogió la bicicleta y pedaleó hasta que no tuvo fuerzas para derramar una sola lágrima. Había fracasado con su negocio, una cadena de ópticas que sucumbió ante el aparecimiento de fundaciones que ofrecían lentes y servicios ópticos a precios bajos. Los suyos eran armazones de moda, originales, y por tanto no podía competir. El cierre fue una dura caída para Santiago Gross, un optómetra al que, en realidad, nunca le gustó lo que hacía; había estudiado y culminado su profesión por seguir la ruta de una familia de optómetras.

"Tuvimos que hacer bastantes sacrificios con mi esposa, ya teníamos una bebé, y no nos iba bien. Intentamos por todas las formas hacer lo imposible para que las ópticas salgan adelante, teníamos convenios con empresas muy importantes, pero resultó muy difícil la situación en ese momento, fue complicado".

La tristeza no terminó con la quiebra. El cronómetro aún le decía que debía esperar. Durante un año y medio tuvo que volver a hacer lo que no le gustaba, para poder sostener su hogar. Ingresó a trabajar en Óptica Los Andes, a tiempo completo; solo tenía un día de vacación cada dos semanas de trabajo. Cada minuto que pasaba, se sentía más infeliz...

La mañana que uno de sus tíos le invitó a pasear por una hacienda en Patate todo cambió. Ese día, luego de tantos años, se fundió con una bicicleta y pedaleó, y pedaleó, y pedaleó hasta que las fuerzas y la tristeza se alejaron y desaparecieron por entre los parajes andinos. Ese instante supo lo que quería hacer y, solo entonces, el reloj empezó a marcar.

Excitado, regresó a casa y en las siguientes semanas, cada vez que regresaba de sus tareas en Óptica Los Andes, pasaba tiempo frente a la computadora recorriendo por las páginas especializadas en bicicletas. A ello se sumó una rutina de entrenamientos, que empezaba desde las 04:00, todos los días. Entre juego y curiosidad, creó una página de Facebook, llamada Pro Bike. Allí subía noticias de ciclismo, curiosidades, consejos, etc. Uno a uno fue ganando seguidores y el sitios se convirtió en un referente para los aventureros ecuatorianos.

"Era un hobby muy interesante, que después se empezó a volver un vicio. Al principio ponía una noticia a la semana y, después, siempre trataba de ir buscando más y más noticias, de ir actualizando cosas, poniendo tips de entrenamiento para la gente, resultados de carreras, cosas diferentes que no se veían antes. Como ciclistas y deportistas de aventura no teníamos hasta entonces un espacio donde podamos conocer eso. Nació algo diferente. Todo esto hace alrededor de cinco años", relata ahora este emprendedor de 35 años.

Su esposa, Andrea Montalvo, veía cómo su pareja iba desarrollando esta pasión, pero todavía estaba sensible por el dolor del tropezón con las ópticas. Además, ya había nacido su segundo hijo, por lo que volver a dar un paso en falso era un cálculo que no estaba en sus planes. "Éramos unos chicos jóvenes que no teníamos experiencia en un negocio propio. Todas esas cosas nos golpearon, crearon miedo en nosotros y hubo temor de volver a emprender", rememoran.

Ese despertar apasionado de Santiago por la bicicleta incluso generó roces de pareja. "Sí, tuvimos algunas peleas por ese motivo, pero con el tiempo supimos organizarnos para que no afecte nuestra relación", afirma Andrea.

Y una señal les aclaró la pista. Otro paseo, esta vez a una quinta ubicada en Píntag, de propiedad de los padres de ella, les obsequió la imagen de un Antisana en toda su magnificencia. Ahí, empezó el sueño de organizar carreras para que la mayor cantidad de personas posible pueda admirar todas esas bellezas naturales. El nombre inicial de la competencia que se le ocurrió a Santiago fue "El Reto Antisana"; luego lo cambió por "El Rey de la Montaña", que hoy es una de las competencias más populares y cotizadas entre los deportistas.

Cargado de ilusión, Santiago oprganizó la primera carrera, con 350 participantes. Por supuesto que la inexperiencia en la organización de este tipo de eventos le hizo cometer muchos errores, algo que pudo haber significado un nuevo traspié. Lo que hizo la diferencia esta vez es la calidad humana hacia los corredores. Santiago descubrió, casi instintivamente, que cada competidor debía merecer un trato de campeón; que indistintamente de que si llega primero o último, para él cada uno es muy importante. Y eso lo sintieron quienes compitieron.

Diego López, un diseñador gráfico amante de la bicileta, y que hace dos semana llegó en segundo lugar en su categoría en la carrera Tour Montaña Nestlé Papagayo, resalta el tabajo organizativo que realiza Santiago. "Sus carreras son plenas, bien organizadas, tienen muy buena acogida. No podría tener ningún reclamo ni nada por el estilo".

Dado el primer paso, la firma Nissan se interesó por ser auspiciante. Y es así como el año pasado la competencia se bautizó como "Copa Nissan Rey de la Montaña". Fue hora de renunciar al empleo en la óptica y fortalecer a Pro Bike. Los esposos se asociaron con Alfredo Morales y Dely Jaramillo. En el 2013 la carrera ya llegó a tener tres válidas, recorriendo parajes por distintas provincias del Ecuador. Y también se organizó una competencia de 'trail running' (carrera a pie por montaña) denominado como el Desafío Run Series Ziró, con dos válidas.

Natali Becerra, quien lleva las relaciones públicas de la empresa, ve a Santiago como una persona que es muy abierta y que se deja asesorar. "Siempre escucha nuevas ideas y le gusta colaborar mucho. La verdad nunca hemos tenido desacuerdos y no le he visto en el plano de que algo no le guste. Es muy carismatico y eso lo hace una figura agradable".

Loco por la bicicleta, este padre de tres niños: Alegría, de 10 años, Tomás, de seis y Matías, de cuatro, ya tiene en mente otro tipos de retos, aún más grandes y de proyección internacional. Anuncia que para el próximo año su sueño es realizar la carrera "El paso de los Andes", una competencia de cuatro días, que atravesará una ruta de 400 kilómetros por cinco volcanes (Chimborazo, quilotoa, Cotopaxi, Antisana y Cayambe).

Y mientras eso se concreta, Santiago solo tiene una recomendación: "Todos están capacitados para poder cumplir sus sueños. Solo hay que encontrar lo que realmente le gusta a uno. No hay que tener miedo a caerse, porque siempre habrán problemas. Hay que aprender a relajarse y disfrutar vvir la vida. Cuando uno vive así, todo se va dando".

Un cambio radical

El ejecutivo ahora alterna entre el 'look' formal y su atuendo de deportista. Es el organizador de las carreras de bicicleta denominadas "Copa Nissan El Rey de la Montaña" y otras de 'trail runnig'.

Hoja de vida

Estudios. La etapa colegial la transcurrió en las aulas del English College. Luego fue a la Universidad San Francisco de Quito para estudiar optometría.

Experiencia. Su trabajo principal fue de optómetra, primero como negocio propio y luego en Óptica Los Andes. Hoy es titular de Pro Bike.

'Cuando uno trabaja y cree sobre todo en sus ideas, las cosas se dan, es inmediato. y soñar es muy importante, hay que estar soñando siempre'.