placeholder
Julio José Prado, Luz Elena Coloma, Mauricio Rodas y Juan Carlos Holguín, en la presentación. Foto: Patricio Terán / LÍDERES.

Julio José Prado, Luz Elena Coloma, Mauricio Rodas y Juan Carlos Holguín, en la presentación. Foto: Patricio Terán / LÍDERES.

Quito establece su agenda productiva hasta el 2025

3 de mayo de 2015 13:40

Competir a escala regional con otras capitales de la región y afianzar las relaciones público-privadas. Esos son los dos principales objetivos que tiene la ‘Visión del eje productivo del Plan de Desarrollo 2015-2025 del Distrito Metropolitano de Quito’, que las autoridades de la ciudad presentaron el 29 de abril.

Este programa se basa en seis políticas, según explica Juan Carlos Holguín, secretario de Desarrollo Productivo y Competitividad del Municipio. La primera línea de acción se enfoca en los ‘clusters’, con énfasis en el sector turístico. La segunda política se centra en fortalecer los factores de competitividad. Le sigue el posicionamiento de Quito como una ciudad óptima para los negocios, apalancada en la Agencia de Atracción de Inversiones. Un cuarto pilar es impulsar el desarrollo local con el fortalecimiento de cadenas productivas en los sectores rurales.

La quinta línea de trabajo es la consolidación de Quito como un nodo logístico, que permita a la ciudad insertarse con mayor protagonismo en la región. Y la sexta, según indica Holguín, es el Consejo de Competitividad que busca institucionalizar el diálogo público-privado (ver nota inferior).

El Consejo de Competitividad trabajará en cuatro grandes objetivos: la activación de ‘clusters’ relacionados con las TIC y los servicios; la promoción de un observatorio de la competitividad; desarrollar competitividad en el Distrito; y mejorar el clima de negocios en la urbe.

Estas políticas tienen una meta de largo plazo: ubicar a Quito entre las 10 ciudades más competitivas de la región hasta el 2025. Es un desafío grande, según Holguín, en el que se trabaja con gremios productivos y la academia. “La competitividad impacta al gran empresario, al informal… hay un beneficio sustancial para toda la población”.

Según cifras que maneja la Agencia de Atracción de Inversiones, en los últimos cinco años, Quito captó USD 2 177 millones; es decir, más del 40% del total nacional. Además, hasta septiembre del año pasado, se registró una inversión privada de USD 538 millones, superior en 43% al mismo período del año 2013.

Los principales sectores que realizaron inversiones, hasta septiembre del 2014, fueron minas, comercio e industrias manufactureras.

Andrés Burbano de Lara, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Software, considera oportuno el desarrollo de esta visión productiva de largo plazo. Pero para lograr los objetivos el dirigente de esta industria solicita una mayor participación de las empresas de este gremio, tomando en cuenta el desarrollo que han hecho en iniciativas vinculadas con las tecnologías y el conocimiento.

Lo importante de esta agenda, según el presidente de la Cámara de Industrias y Producción, Richard Martínez, será que se articule con la política del Gobierno, que cuenta en la actualidad con el programa Ecuador Productivo 2025. “También es necesario fomentar nuevos emprendimientos y la innovación social”.

Marco Carrión, titular de la Cámara de la Pequeña Industria de Pichincha, señala la importancia de una agenda “Al fin hay un plan para la ciudad”. También advirtió que no encuentra especificaciones claras sobre el desarrollo de los parques industriales. Para articular las alianzas ofreció los ocho laboratorios tecnológicos que tiene la Cámara en el Centro de Diseño, Innovación y Desarrollo Tecnológico (Cedit).

Para el alcalde de Quito, Mauricio Rodas, el sector público debe implantar reglas claras y estables de juego y estimular el desarrollo, para que sea el sector privado el gran motor de la economía, el gran generador de riqueza y de empleo de calidad en la ciudad. “Quito será una ciudad de oportunidades, en donde la seguridad jurídica dará tranquilidad a los empresarios”. Además, Rodas anunció que se reformarán las ordenanzas que permitan agilitar la tramitología en la obtención de la LUAE (Licencia Única de Actividades Económicas).

Quito en cifras

La inversión extranjera directa (IED). Más del 90% de la inversión extranjera que la ciudad recibió hasta octubre del 2014 se concentró en sectores como minas y canteras, comercio y actividades financieras.

Los establecimientos económicos. Industrias manufactureras (12 639 establecimientos); comercio, reparación de automotores y motocicletas (48 387); actividades de alojamiento y servicio de comida (9 858); actividades profesionales, científicas y técnicas (son 10 060); otros (12 566).

El tamaño de las empresas. Quito alberga en su tejido productivo al 20% del total de empresas del Ecuador, principalmente microempresas (84% de establecimientos).

Empresas por tamaño. Gran empresa (1 379); mediana empresa (3 607); pequeña empresa (16 507) y microempresas (113 696).

El capital humano. El nivel de instrucción en el Distrito se distribuye de la siguiente manera: primario (27,67% de la población); secundario (24,5%); superior (22,5%); posgrado (2,4%) y otros (22,9% de la población).

La formación. La capital tiene una tasa de escolaridad de 10,4 años, ubicándose por encima del promedio nacional (9,04) y se caracteriza por tener un mayor número de personas con instrucción superior, frente a otras ciudades del país.

La ocupación hotelera. La tasa de ocupación hotelera de Quito baja un punto porcentual (57%), en el 2014. “Esta es una tasa importante en comparación con datos mundiales. Igualmente sucede en la Tasa de Ocupación Hotelera por categoría; siendo la categoría de lujo la que mantiene el liderazgo”, dice un informe del Cabildo.




La competitividad de la urbe tiene su estrategia

Uno de los pilares del Plan de Desarrollo 2015-2025 que promueve el Municipio de Quito está en el Consejo de Competitividad de la ciudad. Se trata de una instancia de colaboración público-privada, que trabajará con el fin de generar una mayor participación entre los actores productivos de la ciudad, y promover el desarrollo local.

Julio José Prado, académico e investigador económico, estará al frente de esta entidad. Él explica que el Consejo tiene el rol de articulador de estrategias. El especialista considera que el primer paso es “tener una visión de qué queremos como ciudad, medir los proyectos y darles continuidad. También es necesario compararnos con otras ciudades de la región con las que competiremos”.

Según Prado, la competitividad crece con la participación de todos los actores productivos de una ciudad. “Hay que ser austeros y específicos en los proyectos que se desarrollen”.
Al ser consultado sobre la apertura que se necesita de parte de las grandes empresas de la ciudad para fomentar los encadenamientos productivos, Prado sostiene que el reto es beneficiar a grandes, medianos y pequeños productores y eso se logra con reglas claras.

En el lanzamiento de la Visión del Eje Productivo del Plan de Desarrollo 2015 al 2025, el Consejo de Competitividad anunció un acuerdo con ‘Future Agenda Internacional’, una agencia de prospectiva que tiene oficinas en EE.UU., Brasil, Argentina, Perú, Reino Unido, China, Turquía, entre otros países.

Prado explica que para aterrizar en Quito los conceptos de lo que hace esta agencia en el mundo, se logró que Tim Jones, creador de Future Agenda, sea partícipe de este Consejo de Competitividad, como miembro asesor. Así se podrán “aterrizar estos conceptos en Quito de forma más sistemática”.




El turismo es uno de los ejes que sustentará el desarrollo capitalino

703 000 turistas visitaron Quito el 2014, según las previsiones de Quito Turismo. Foto: Archivo / LÍDERES.

703 000 turistas visitaron Quito el 2014, según las previsiones de Quito Turismo. Foto: Archivo / LÍDERES.

En la presentación de la Visión Productiva de Quito, el turismo se constituye en uno de los soportes para afianzar el desarrollo local. Sobre todo, porque las fortalezas que tiene la capital se resumen en cinco ámbitos: es Patrimonio Cultural de la Humanidad, está en el centro del mundo, la ciudad es biodiversa, es un puerto de llegada internacional y, en el último lustro, ha recibido reconocimientos internacionales de talla mundial.

Cifras de Quito Turismo destacan que el año pasado llegaron a Quito 703 000 turistas, una cantidad que representa un crecimiento del 12%, con respecto al 2013. Si se mantiene esa tendencia, esta entidad calcula que en el 2018 llegarán a la capital, al menos un millón de turistas.

En cuanto a la capacidad hotelera instalada, el número de plazas de alojamiento en la ciudad creció el año pasado en un 13%, en comparación con el 2013: la ciudad cuenta con 26 800 plazas. Otro dato relevante es que el turismo es el cuarto generador de empleo (60 000 y 70 000 empleos directos y 200 000 indirectos), en actividades de alojamiento, alimentos y bebidas, agencias de viajes, guías, transporte turístico, etc.

En el desarrollo de la estrategia, la Agencia de Inversiones de Quito tendrá un rol clave: promoverá el fomento de inversiones, la ‘marca ciudad’, la inteligencia de los mercados, la atención a los inversionistas, con información de la ciudad, entre otras actividades.

Patricio Gaybor, gerente técnico de Quito Turismo, explica que el objetivo en el largo plazo es que esta Agencia también pueda gestionar otros proyectos productivos para la ciudad, sobre todos a aquellos que llamen a la colaboración público-privada. En el portafolio de los proyectos se encuentra el de las casas patrimoniales del Centro Histórico para convertirlo en hoteles y el Centro de Convenciones de la Ciudad.

Para consolidar la ejecución de obras de infraestructura dentro de esta nueva visión, el Cabildo se compromete en agilitar los trámites de los PUAE (Proyecto Urbanístico Arquitectónico Especial).

Gaybor añade que la Agencia de Inversiones “no es solo promoción turística, es promocionar su capacidad exportadora, para competir en mercados internacional, Quito como ciudad región”.

Mientras eso sucede, en la agenda inmediata, la ciudad se prepara para dos acontecimientos de talla mundial que atraerán a millones de personas: la visita del papa Francisco, prevista para julio próximo, y la realización en Quito, en el 2016, de la Conferencia mundial Hábitat III, en donde se espera la presencia de delegaciones oficiales con unas 25 000 personas de al menos 80 países. “Solo con la visita del Papa esperamos recibir a dos millones de personas, entre nacionales y extranjeras”, comentó el alcalde de Quito, Mauricio Rodas.

Además, mencionó que una de las obras que también contribuirá a atraer al turista será el nuevo centro de convenciones en el parque Bicentenario. De acuerdo con los datos de Quito Turismo, en el 2013, el 25% del total de visitantes de Quito correspondió al turismo de negocios (reuniones, convenciones, congresos, eventos, entre los principales).

El exalcalde Roque Sevilla destaca el interés e importancia que el Municipio muestra por el desarrollo productivo de la ciudad. “Que se simplifiquen los trámites, que se busque el diálogo constante, que se diseñen mesas para conversar, es importante para avanzar en la búsqueda de la competitividad”. No obstante, advierte que uno de los temas sensibles que se debe tener en cuenta en el desarrollo de esta iniciativa está en el ámbito político, por la incidencia y la relación con el Gobierno central.