Santiago Ayala Sarmiento
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

Quito le dice 'bonjour' a 'Les cafés' franceses

Camina cabisbaja/o con las manos en el bolsillo -del abrigo, del pantalón, da igual-. Hace frío y empieza a oscurecer -por la niebla, por la hora, da igual-. A veces, llueve, a veces no, da igual. Porque en un guiño, de en medio de los edificios, del cemento quiteño, deslumbran como salidas de una 'rue' parisina, coquetas cafeterías de estilo francés, que una a una van proliferando en la ciudad.

Un nuevo mercado ha ido abriéndose desde hace aproximadamente tres años, al compás nostálgico de las, por momentos, heladas jornadas de la capital. Detrás de las vitrinas y decoraciones estilo francés, alrededor de cinco cafeterías han venido seduciendo a los clientes y, como lucecitas, aparecen, de pronto, enclavadas en las ruidosas arterias citadinas, o en un aún más estresante centro comercial, como oasis para disfrutar del té, del café, de los 'cupcakes', de los pasteles, de los chocolates, de los macarons ¡Oh là là! La Petit Patiserie es hoy ya una cadena. Apareció en el 2011, de la mano de las primas María Gabriela y Camila Avellán. La primera especializada en Hotelería y la segunda en Administración de Empresas. Su primer local se ubicó en el centro comercial Paseo San Francisco, en Cumbayá. "Tenemos colores que nadie más los usa, somos muy detallistas en el diseño del local, usamos el tema antiguo y que el cliente se transporte a un lugar de ensueño", explica Camila.

El negocio ha ido tan bien que abrieron una segunda tienda en la exclusiva calle González Suárez. Y en estos momentos ya está próxima a abrirse un tercer local en otra zona de alta plusvalía: las calles Portugal y Luxemburgo, en el edificio Cosmopolitan, en el norte.

"Como todo negocio, empezó con préstamos familiares. El ahorro de toda la vida lo pusimos al negocio", añade.

Por su lado, la chef Gabriela Polanco, de 25 años, cumplió hace cuatro meses con el sueño de tener su propio negocio. Madeleine de France es un local que también conjuga la decoración 'vintage', con aire francés, para seducir a sus clientes, que en su mayoría llegan en horas de la tarde. Esta joven profesional, estudiada en el famoso Le Cordon Bleu de Francia, también recibió el impulso familiar para abrir el local, en plenas avenidas La República y La Coruña."La competencia ayuda a mejorar. Mi fortaleza es que hago el producto a la medida del cliente, lo que quiera", señala Gabriela.

Así, los quiteños se siguen acostumbrando a los colores, la decoración, las flores... Abra bien los ojos, quizás de pronto encuentre uno de estos locales...

Otros negocios
La oferta crece. En la calle Villalengua y av. América hay una florería a lo europeo. Mientras en la avenida República del Salvador, otro chef francés ofrece pastelería de alto nivel.