Hoteles

Los hoteles de lujo, como el Plaza Grande, tienen una ocupación promedio superior al 70%. Foto: Jenny Navarro / LÍDERES

Redacción Quito
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 17
No 2

En Quito, el sector hotelero crece en medio de nuevos retos

El mercado hotelero en Quito está en una suerte de transición, que incluye una leve caída de la ocupación, un incremento del número de habitaciones y la construcción de nuevos hoteles.

La tasa de ocupación hotelera en la capital ecuatoriana disminuyó de 58% a 56,8%, entre el 2013 y el año pasado. Los motivos incluyen la apreciación del dólar -que convierte al país en un destino más costoso-, la caída del precio del petróleo, la actual situación económica en Europa y la tendencia mundial de alojamiento alternativo en casas y departamentos. Así lo señala el estudio Análisis del Mercado Hotelero de Quito, elaborado por la Universidad San Francisco de Quito y presentado hace dos semanas.

Según datos de la empresa municipal Quito Turismo, en el 2014 el 39% de visitantes se hospedó en casas de familiares o amigos. Esta cifra está directamente conectada con la tendencia en mención, en la que la tecnología y las redes sociales inciden en la actividad hotelera.

El 37% de turistas se hospedó en hoteles, el 12% en residencias y el 12% restante en otros establecimientos.

Los hoteles de lujo son los que mejor situación tienen en la actualidad. Su tasa de ocupación bordea el 70%. El problema está en la tarifa de los hoteles en general: según el estudio la tarifa promedio es de USD 88, una cifra baja en comparación con otras capitales de la región.
Patricio Gaybor, gerente técnico de Quito Turismo, señala que el problema es que existe una canibalización de precios. “Hay mucha ocupación, pero las tarifas son bajas. Una ocupación alta no da rentabilidad, es preferible bajar la ocupación e incrementar la tarifa”.

Un dato que inquieta es el de la utilidad. “El promedio general de la industria es bajo, situándose en 5% de utilidad neta (...). Hay empresas con altos índices de utilidad de alrededor del 18%”, según la investigación de la Universidad San Francisco de Quito.

A la caída de la tasa de ocupación se suma un dato favorable: el crecimiento del número de habitaciones que pasó de 4 933 en el 2007 a 5 333 el año anterior. Esto significa que el crecimiento promedio anual fue de 1,08%.

En el corto plazo la situación mejorará, según el estudio. Para finales del 2016 existirá un incremento de aproximadamente 900 habitaciones, que estarán distribuidas en ocho hoteles que tienen el respaldo de inversionistas locales y de marcas internacionales como Wyndham, InterContinental Hotels Group, Accor y Eurobuilding.

Marcos Zarikian, representante de Eurobuilding, explica que la primera etapa del hotel que se levanta en los alrededores del aeropuerto de Tababela estará lista en un año y medio. El Hotel Eurobuilding tendrá 20 000 metros cuadrados de construcción y 160 habitaciones en una primera fase. La inversión bordea los USD 20 millones. “Las tarifas oscilarán entre USD 100 y 200, y el retorno de la inversión será en 10 años”.

Patricio Jiménez, gerente del Hilton Colón Quito, se muestra conforme con el momento actual. “Vemos nuestro crecimiento de manera positiva y paulatina, con picos altos y bajos, y con temporalidades. Tenemos índices estables”.

El ejecutivo destaca cuatro fortalezas del sector hotelero de Quito: marcas de talla mundial; reinversión; buen número de inventario; y ser un destino competitivo y atractivo para visitantes de otras ciudades del país y del mundo. Como debilidad confirma las bajas tarifas en comparación con otras ciudades vecinas como Bogotá y Lima, “cuyas tarifas promedio de ciudad duplican a la nuestra”.

Un dato adicional de Quito Turismo señala que durante el 2013 el ingreso por habitaciones ocupadas en hoteles de Quito fue de USD 79,9 millones. Y hasta octubre del año anterior el ingreso llegó a USD 68,8 millones.

Las aerolíneas detectan nuevas oportunidades


La actividad hotelera está vinculada directamente con el sector de las aerolíneas. En el 2104, de los 1,5 millones de turistas que llegaron al Ecuador, el 67% lo hizo por vía aérea, según cifras de Quito Turismo.

En el aeropuerto de Quito, el arribo de pasajeros en vuelos internacionales viene creciendo. En el 2012 se contabilizaron 962 752 pasajeros y para el año anterior la cifra fue de 1 212 003. Sin embargo, de esas cifras no se conoce cuántos eran turistas y cuántos fueron ecuatorianos.

Beatriz González, gerenta comercial de Avianca Ecuador, cuenta que dentro de la expansión de las operaciones la aerolínea vuela a Santa Cruz (Bolivia), vía Lima, desde julio del año pasado. “Y desde abril próximo llegaremos a La Paz, con vuelos que saldrán desde Quito o Guayaquil y harán escala en Lima”. Según González, en los vuelos a Santa Cruz la ocupación del avión bordea el 70%.

Lan Ecuador, por su parte, incorporó un nuevo avión, el sexto, a su flota de Airbus A319. Con esta aeronave cubre la ruta Quito-Galápagos desde el 27 de enero de este año. Además, fortaleció la conexión entre Quito y Cuenca, sumando hoy en día 17 frecuencias semanales.
Además, en la ruta Quito-Lima, se incrementaron las frecuencias semanales de 4 a 12.

En cuanto a nuevas compañías, se espera que este año llegue a Quito la aerolínea de bajo costo JetBlue. El titular de Quiport, Andrew O’Brien, comentó hace pocas semanas que las negociaciones avanzan. “Estamos esperando que empiecen a volar directamente desde Quito en este 2015. Espero en un par de meses tener noticias favorables”.

Desde Quito, los destinos con mayor movimiento son Bogotá, Lima, Panamá y Miami, según el Ministerio de Turismo. También hay conexión con Nueva York, Madrid, Buenos Aires, Sao Paulo...

Más infraestructura se edifica alrededor del nuevo aeropuerto

Los alrededores del aeropuerto de Quito, en Tababela, son el punto de atención de la industria hotelera local hoy en día. El más avanzado es el Hotel Wyndham Grand Cóndor, con una inversión de USD 17 millones y ejecutado por Pronobis, inmobiliaria del Consorcio Nobis. La construcción llama la atención de quienes circulan por el aeropuerto de la ciudad.

En la misma zona se encuentra el Holiday Inn. La primera piedra se colocó en noviembre pasado y, según sus responsables, el edificio estará listo en septiembre del próximo año. La inversión bordea los USD 21 millones. La cadena Holiday Inn ya tiene dos locales en el país: uno en Quito y otro en Guayaquil.

Un tercer hotel en los alrededores del aeropuerto es el de la cadena Eurobuilding, con una inversión cercana a los USD 20 millones. El pasado viernes se colocó la primera piedra y la construcción de la primera fase tomará un año y medio. Marcos Zarikian, titular del grupo Eurobuilding, cuenta que competir con otros hoteles en la zona es sano: “La gente podrá escoger, por lo que lo importante será ofrecer calidad para que los huéspedes se sientan contentos”.

El sector público mira con atención este desarrollo. Según Juan Carlos Holguín, secretario de Desarrollo Productivo del Municipio de Quito, las nuevas inversiones en proyectos de inversión hotelera en el Distrito de Quito, alcanzan los USD 223 millones. En ese monto se incluyen proyectos que están dentro de la ciudad, como el que maneja la empresa ecuatoriana Ecuaresorts.

Esta firma es la encargada de traer al Ecuador la cadena francesa ibis, que es parte del grupo Accor. La cadena llegará al mercado bajo el modelo de franquicia y con un ambicioso plan de crecimiento. El primer hotel ibis se construirá en el norte de Quito, en el 2016, de acuerdo con el cronograma de los inversionistas. En este hotel se invertirán USD 10 millones, según el anuncio realizado.

El edificio se levantará en el norte de Quito, entrará en operación en el 2016 y contará con 133 habitaciones.

La cadena ibis también planea construir hoteles en Guayaquil, Santo Domingo, Machala... La inversión total para su expansión en el Ecuador bordea los USD 100 millones.

Estas inversiones abren oportunidades. Según el estudio Análisis del Mercado Hotelero de Quito, elaborado por la Universidad San Francisco de Quito, el segmento de conferencias y reuniones es uno de los mercados que mayor incremento ha tenido a escala mundial en los últimos años, y que presenta grandes beneficios en el destino. “Para Quito este segmento significa un porcentaje bajo de la demanda, entonces existe una gran oportunidad para su desarrollo”.

Para Patricio Jiménez, gerente de Hilton Colón Quito, sí existen oportunidades en el mercado ecuatoriano. Él considera necesario darle más énfasis al área de congresos y convenciones, porque es el segmento de mayor rentabilidad y promoción para el sector y el destino.

Los nuevos medios también representan una oportunidad. Las redes sociales y los portales turísticos obligan al hotelero a monitorear cómo se desempeña su calificación en relación con su tarifa. “Mantener la competitividad en estos medios hoy en día es una de las tareas más importantes de la gestión hotelera”, añade el estudio de la USFQ.

Para Luz Elena Coloma, gerenta de Quito Turismo, la llegada de nuevas franquicias a la capital y el uso de nuevos canales le parecen oportunidades que fortalecerán a la industria hotelera y beneficiarán a los actores turísticos de Quito. “El mundo digital es otra puerta de entrada al país”.

El visitante

Entre los motivos que tienen los visitantes para llegar a la ciudad destacan la visita a familiares (37%) y el ocio (30%). También cuentan los negocios, con el 14% y las conferencias con el 7%. El 12% faltante lo hace por otras razones, según estadísticas de la Empresa Municipal Quito Turismo.

En cuanto a las edades de los visitantes, la mayoría (34%) tiene entre 30 y 45 años. Un 31% se encuentra entre los 18 y los 30 años; un 25% entre 45 y 60 años; y el 10% restante supera los 60 años de edad.

La procedencia de turistas es otro indicador de la actividad. El 40% proviene de Sudamérica; el 28% llega de América del Norte; el 19% es originario de Europa. El 11% que queda está compuesto por turistas de Oceanía, Asia y Centroamérica.

Los sitios urbanos con mayor visitas son: el Centro Histórico con el 61%; la Plaza Foch, centros comerciales y artesanales tienen el 22%; otros sitios se quedan con el 17% de las visitas.

El gasto del turista también es medido por Quito Turismo. En el 2013, la estancia promedio en la ciudad fue de 7,9 días. El gasto promedio por día pasó de USD 60 en el 2012, a USD 65 un año después.

El nivel de instrucción de los visitantes es el siguiente: el 55% tenía educación superior; el 23% había acabado la secundaria; y el 19% tenía estudios de posgrado. Un 3% estaba en otra categoría.

Finalmente, las cifras sostienen que el 63% de los visitantes llega a Quito solo; el 19% viene en grupo de amigos y el 18% recorre la ciudad con su familia. Además, el 93% organiza su viaje por cuenta propia y el 7% con agencia de viaje.