placeholder
La cumbre Unión Europea-Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (Celac) reúne durante dos días en la capital belga a 61 países. Foto: AFP

La cumbre Unión Europea-Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (Celac) reúne durante dos días en la capital belga a 61 países. Foto: AFP

Rafael Correa reclama tribunal de inversiones propio para América Latina

10 de junio de 2015 11:55

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió este miércoles (10 de junio) crear un "centro de arbitraje" propio en América Latina para dirimir los conflictos entre los inversores extranjeros y los Estados.

"América Latina y los países del Caribe necesitan inversión extranjera pero dentro de una relación entre Estados y transnacionales más justa y equilibrada", defendió Correa en la inauguración de la cumbre entre la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), de la que el mandatario ecuatoriano es actualmente presidente pro témpore.

Correa lanzó la propuesta de crear un centro de arbitraje para la región "que evite los que están contemplados en los tratados bilterales de comercio e inversión". Los tribunales internacionales recogidos en los tratados bilaterales de comercio e inversión firmados entre Estados están fuera de la jurisdicción nacional de los países y están regidos por las criterios del Banco Mundial.

El rechazo a esta fórmula es, precisamente, el obstáculo mayor que están encontrando las actuales negociaciones entre la UE y Estados Unidos sobre el que sería el primer tratado de libre comercio e inversiones entre el país norteamericano y Europa.

Países como Brasil, inmerso actualmente en las negociaciones entre Mercosur y la UE para un tratado de libre comercio entre ambas regiones, no han implementado hasta ahora esta fórmula de arbitraje en sus tratados.

Según argumentó Rafael Correa, "los árbitros de esos tribunales son abogados vinculados a las transnacionales y sólo se preocupan por el capital". "Necesitamos una relación con otros Estados y con compañías transnacionales basada en el respeto a los derechos humanos y el respeto a la naturaleza", añadió.

Un centro de arbitraje propio para América Latina para resolver conflictos con inversores extranjeros "evitará que se produzcan atentados contra nuestra soberanía", defendió el presidente ecuatoriano. "Creemos en la primacía del derecho internacional, de los derechos humanos y del Estado como garante de los mismos así como del desarrollo humano sostenible", sentenció Correa, quien previamente había hecho referencia al litigio de deuda internacional que sostiene Argentina.

El gobierno argentino se ha visto confrontado con el reclamo de algunos fondos internacionales tenedores de bonos que no aceptaron acordar la propuesta de pago hecha por Argentina. La demanda fue tratada por el juez estadounidense Thomas Griesa, que falló contra la estrategia del gobierno argentino.

"Consideramos inaceptable que un juez de un condado cualquiera de otro país atropelle con sus decisiones ilegales una decisión soberana de tanta trascendencia. Las naciones de América Latina son dignas, libres y soberanas", subrayó el Mandatario al pronunciarse en la cumbre a este respecto.

"America Latina necesita financiación para el desarrollo y la construcción de infaestructuras", reconoció Correa, quien, sin embargo, llamó a depender "menos de préstamos externos y a aprovechar nuestro ahorro para invertirlo en nuestra región". Hasta ahora la UE ha sellado acuerdos comerciales con 26 de los 33 países miembros de la CELAC.