placeholder

Dos realidades en el intercambio comercial

A diferencia de lo que ocurre con otros socios comerciales, la balanza comercial con Venezuela y Panamá son positivas. El país les vende más de lo que les compra a estos países.

Ecuador tiene un superávit positivo con Venezuela, aunque ha ido perdiendo dinamismo. Así, este se ubicó en USD 784 millones en el 2012; 429 millones, un año después, y se ubicó en 343 millones, hasta agosto de este año.

En Venezuela rige hace más de una década un estricto control de cambios, por lo que una apreciación del dólar no debería afectar las exportaciones ecuatorianas hacia ese país. Sin embargo, el sistema ha dificultado el acceso a dólares a los empresarios venezolanos. El 2013 el Gobierno se atrasó en la entrega de los dólares subsidiados destinados a la importación de productos básicos.

Milton Ortega, presidente de la Cámara de Comercio e Integración Ecuatoriano-Venezolana (Caceven), explicó que la deuda se ha ido reduciendo de USD 150 millones a 30 millones a junio pasado, aunque mencionó que esa cifra es aproximada.

Alimentos, medicinas y repuestos automotrices es lo que más vende Ecuador a ese país. "Buscamos ahora pasar de exportar bienes a vender más servicios como mantenimiento vial, servicios petroleros", dice Ortega.

El problema, indica el ejecutivo, es que el empresario venezolano debe conseguir dólares para pagar a los exportadores ecuatorianos. "Hay muchos importadores que tienen las cartas de crédito confirmadas, pero no consiguen los dólares; con un dólar más caro, esto será más difícil".

Con Panamá, en cambio, la relación comercial mejoró de manera importante. En el 2013, la balanza comercial fue negativa para Ecuador (USD 1 163 millones). Los ocho primeros meses de este año frente a iguales meses del año anterior, las exportaciones a ese país centroamericano crecieron tres veces, al pasar de USD 290 millones a 1 012 millones. Pero, el 84% de las exportaciones fueron petróleo, aunque Panamá es un país de paso hacia otros destinos.

Ortega, sin embargo, considera que el crecimiento también se debe a que ese país es un consumidor de mayores servicios e insumos, debido al boom inmobiliario de los últimos años.

Muebles y madera son algunos de los productos que envió Ecuador a Panamá hasta agosto de este año.

"Panamá se ha convertido en una especie de núcleo que concentra servicios de logística, además es un sitio donde hay un boom del sector de la construcción", comenta. Panamá será el país que más crezca de toda Latinoamérica, con 6,6% este año y un 6,4% el próximo, seguido de Bolivia, con un 5,2 y un 5%, según el último reporte del Fondo Monetario Internacional (FMI).