placeholder

Recálculo de subsidios

Luego de siete años en el poder, y si los plazos anunciados se cumplen, el Régimen comenzará a modificar la matriz de subsidios en el país, dominada por el gas, la gasolina y el diésel.

En el período 2007-2013, la adquisición internacional de estos tres productos le significó al país alrededor de USD 26 000 millones en importaciones, pues no existe suficiente capacidad en las refinerías del país y es necesario importar estos combustibles, los cuales se venden internamente a un precio menor del valor real.

Al descontar los ingresos obtenidos por la venta interna de derivados, el neto de subsidios llegó a USD 16 442 millones durante estos siete años, casi la mitad del Presupuesto del Estado para el presente año.

Los subsidios a los combustibles han venido creciendo al ritmo del precio del crudo en el mercado internacional, que actualmente ronda los USD 100 por barril. De ahí que no sorprenda que el monto de este beneficio, al cierre del 2013, sea 260% mayor al registrado en el 2007.

En este escenario, el Gobierno promueve un plan de cambio de cocinas a gas por otras eléctricas de inducción, que empezará en agosto próximo. Su objetivo es reducir el subsidio al gas, aumentar el existente para la electricidad y en ese juego de cifras conseguir una reducción neta que se irá definiendo con el tiempo.

En esta tarea también será importante sincerar los números de los subsidios en el sector eléctrico, para lo cual ya se prepara una ley que unificará los existentes.