placeholder
General Motors es uno de los protagonistas en el ensamblaje de vehículos en el país. En los próximos dos años la firma calcula invertir USD 63 millones para nuevos proyectos.  Fotos: GM y Patricio Terán / LÍDERES

General Motors es uno de los protagonistas en el ensamblaje de vehículos en el país. En los próximos dos años la firma calcula invertir USD 63 millones para nuevos proyectos. Fotos: GM y Patricio Terán / LÍDERES

Valeria Heredia
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 9
No 1

Recuperar mercado es el desafío

9 de enero de 2017 11:12

El 2017 será un año de recuperación para el sector automotor. La llegada de nuevos vehículos con tecnología de punta, la eliminación de los cupos para importación y mayores facilidades de financiamiento son algunas oportunidades que se abren para el sector en este año.

En el 2016, la venta de vehículos arrojó cifras negativas, las más bajas de los últimos 13 años. Según datos proporcionados por la Cámara de la Industria Automotriz Ecuatoriana (Cinae), el 2016 cerraría con la venta de

61 000 unidades aproximadamente, incluido, automóviles, camiones, buses y otros.
Para David Molina, director ejecutivo de la Cinae, esta cifra es baja en comparación con otros años que también tuvieron cupos.

En 2014 se vendieron 122 403 unidades. En dos años las ventas se redujeron a la mitad. “Lo que ocurrió fue un shock de demanda; las personas no tenían certezas de asegurar sus empleos por lo que no tenían buenos augurios para endeudarse”.

Hasta el 2015, el monto de esta medida fue de USD 300 millones anuales y se dividía entre 46 importadores. El año anterior bajó a USD 280 millones, divididos en cuatro trimestres. Pero, este año se eliminó, por lo que hay buenas expectativas entre las empresas.

“Este año se espera una recuperación en la venta de vehículos”, dice Molina. La proyección de la Cinae es que se vendan cerca de 70 000 unidades, por lo que el crecimiento sería del 15%.
El vocero de Cinae considera que la apertura de cupos se convirtió en un reto, ya que habrá una presión en el mercado, pero “estamos de acuerdo con esto”.

El mayor reto de este año es la estructuración de la industria, que implica dar una prioridad a lo nacional. Según Molina se trata de ver “cómo se determina un arancel competitivo pero también cómo se da un incentivo para que exista mayor incorporación nacional. Se trata de tener una industria que dé prioridad a lo nacional” para que no ocurra un desequilibrio.

Ante esto, marcas como Hyundai o Chevrolet, por ejemplo, alistan sus productos y promociones para recuperar espacio, que se perdió tras la contracción de la economía el año anterior.

La principal oportunidad para Hyundai es la eliminación de los cupos, que implica que el mercado sea abierto para todas las marcas. Será un año competitivo y las marcas querrán recuperar y ganar terreno en compensación al año anterior. Así lo detalla José Ávila, gerente de Marketing.

Gracias a la eliminación de los cupos, Hyundai apostará por el fortalecimiento de las concesionarias. Al momento tiene 42 puntos de ventas y se espera reforzarlas con nuevo personal, por lo que se proyecta que se abran nuevas plazas de trabajo.

Otra oportunidad es la apertura al mercado europeo tras la ratificación del acuerdo, el pasado 11 de diciembre de 2016. Si bien es cierto, no se verá un beneficio directo, por lo que Hyundai seguirá trayendo los automotores desde Corea del Sur. A medida que pase el tiempo y se dé la desgravación se traerán vehículos desde las plantas europeas, explica Ávila.

En Hyundai se potenciará el financiamiento de los clientes y vendrán nuevos productos. Se suma el fortalecimiento de las concesionarias.

En Hyundai se potenciará el financiamiento de los clientes y vendrán nuevos productos. Se suma el fortalecimiento de las concesionarias. Foto: Patricio Terán / LÍDERES

El nivel de ventas es otro de los retos, porque se busca recuperar terreno que se perdió por el tema de los cupos. En el 2016, Hyundai vendió cerca de 4 800 unidades frente a 5 600 en 2015. Es decir, hubo una reducción de un 13%.

Sin embargo, este 2017 se espera 7 000 automotores vendidos. El dato no es una proyección fija, porque es un año marcado por elecciones y cambio de gobierno.

Una de las estrategias es apostar a los vehículos híbridos, que son de mayor calidad, ayudan al cuidado ambiental y tienen precios competitivos (entre USD 27 000 y 33 000). El resto de vehículos mantendrá sus precios.

La confianza del consumidor es clave para que las ventas se levanten, asegura Ávila, quien además señala que las personas necesitan tener seguridad para hacer un financiamiento para su carro.

En esto coincide Luis Felipe Thurdekoos, director comercial de General Motors. Él destaca que una oportunidad es el posicionamiento de la marca.

Este mes se espera captar nuevo mercado con el lanzamiento de dos nuevos modelos para los clientes, afirma el Director pese a que no dio más detalles, ya que el lanzamiento está previsto para mediados de este mes.

Para Thurdekoos, la eliminación de los cupos es una potencialidad, que implica un mayor desarrollo de tecnología e innovación en los vehículos. Incluso se dan facilidades a los usuarios y, así cubrir más necesidades. Eso ayudará en las ventas de General Motors, que el año anterior cerraron con 28 000 unidades.

Chevrolet además prevé que mejorar su inversión para producto nacional. En dos años se calcula una inversión de USD 63 millones para nuevos proyectos.

La llegada de nuevos modelos se registra desde el año anterior, con el lanzamiento de automotores para personas que adquirieron su primer vehículo. Otros para personas que prefieren las camionetas. Se suma otro producto que desarrolló en el primer semestre del año anterior. Es la Chevrolet Bike, que es un complemento para los clientes y que se potenciará durante este año.