Foto: Diego Pallero / Líderes Gina Rueda enseña parte de sus creaciones, en su taller.
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 1

En las redes sociales brillan sus joyas de plata

Al ingresar al taller de Gina Rueda la creatividad se siente en el aire. Una laminadora, un soplete, un motor de mano, metales y otras materias primas son los recursos para crear anillos, collares, pulseras y más.

Esta quiteña, de 27 años, es la propietaria de Joyas GinaGrey. Esta firma se promociona y se comercializa por medio de su blog y su 'fan page' de Facebook.

A Rueda le gustaba el arte desde que estudiaba en el colegio. Por ello, cuando culminó la secundaria en el Liceo del Valle de Quito, en el 2005, decidió estudiar diseño de joyas.

En principio, le fue difícil encontrar un lugar para estudiar, pero finalmente ingresó al Instituto Superior Galileo, de la capital. Gracias a lo aprendido, en el 2010 decidió iniciar su emprendimiento.

En principio, vendía sus creaciones a amigos y familiares, pero la popularidad de sus joyas creció y con ello la demanda. Esto motivó a Rueda a pensar en su propia marca en el 2010.

Para conseguirlo invirtió aproximadamente USD 10 000; este monto lo destinó a la implementación de su taller que está en su casa, ubicada en el valle de Los Chillos (sureste de Quito), con la compra de herramientas y materias primas.

Cuando Rueda buscaba un nombre para su negocio, se dio cuenta que la mayoría de diseñadoras usaban su nombre y apellido como marca. Por ello, quiso buscar algo distinto: juntó su nombre junto a 'Grey', que significa gris en inglés, debido al color de sus joyas de plata. Así nació GinaGrey.

Ella se especializa en joyería clásica y en su taller funde plata, realiza grabado rústico en ácido nítrico, elabora anillos para compromiso, o simplemente, lo que el cliente pida. Por ello, asegura que no tiene un target definido; mujeres y hombres de toda edad realizan los pedidos por medio de la red social.

Sin embargo, a inicios del año pasado, el negocio se detuvo, debido a que Rueda viajó a Argentina para especializarse en el Complejo Educativo de Joyería (CEJ) de Buenos Aires.

De regreso al país, a finales del año pasado, continuó con la promoción de sus trabajos. Además, la presencia en ferias de diseño que se realizan en Quito.

El ingreso mensual fluctúa entre USD 400 y 1 500; la cantidad varía de acuerdo con los pedidos que reciba.

Beka Benavides, productora de cine y televisión, comenta que las joyas de GinaGrey "son increíbles y vanguardistas". Ella es su clienta desde hace unos cuatro años y destaca el diseño exclusivo de cada una de las prendas.

Benavides recuerda que en una ocasión envió a Rueda un dije, muy preciado para ella, para que lo convierta en anillo. "El trabajo fue espectacular, impecable", añade.

Andrea Cáceres, profesional en Relaciones Internacionales, destaca de Rueda la evolución que ha tenido en sus diseños. Cáceres ha adquirido una pulsera con arte andino, dijes, anillos, entre otras joyas. Y Maribel Guevara, economista quiteña, cuenta que el valor agregado de GinaGrey son los diseños personalizados.

Las joyas

La materia prima. Entre los materiales que usa están: piedras preciosas, perlas y materiales alternativos como madera, vidrio, plástico, hilo, cuero, entre otros.

El proceso creativo. Antes de la elaboración de la joya realiza un boceto o una acuarela.