Jorge Suasnavas es el artista detrás de esta iniciativa. Foto: Galo Paguay / LÍDERES
Redacción Quito (I) @RevistaLideres SClB
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 1

Los repuestos de autos se transforman en arte

Tuercas, pernos, ejes de propulsión y terminales de dirección son la materia prima que utiliza Jorge Suasnavas para 'elaborar' perros, músicos, bicicletas y atletas, en su taller ubicado en el sur de la capital.

Su iniciativa Fantasías Metálicas produce, desde el 2011, artesanías con repuestos reciclados para vehículos, que tenía de su antigua mecánica.

La idea nació al asistir a una feria en Quitumbe (sur de Quito) donde pudo observar obras de arte elaboradas con metal. Su esposa entonces le sugirió utilizar el material que tenía disponible en su taller, para hacer artesanías a base de repuestos y de llaves de tuercas.

Con una inversión de USD 5 000 en herramientas y materiales pudo elaborar sus primeras figuras con motivos deportivos, como el fútbol y el atletismo. Hoy Suasnavas produce perros, boxeadores, músicos, caballos, bailarinas, lustrabotas, motocicletas, bicicletas, etc.

En su taller puede elaborar hasta 10 figuras metálicas a la semana y sus precios varían de USD 20 a 80, dependiendo el tamaño y la complejidad del diseño. "Si es un pedido grande, los precios pueden incluso bajar hasta USD 15", indica.

Su principal punto de distribución de artesanías es el parque El Ejido, ubicado en el centro norte de Quito. Ahí, junto con otros artistas, oferta sus obras.

En ese lugar sus principales clientes son los turistas y transeúntes que pueden comprar las obras terminadas o mandar a personalizarlas. "Un cliente me pidió elaborar una trompeta francesa. Ellos ponen el diseño, nosotros la inventiva", señala Suasnavas.

Jaime Gavilánez, cliente de esta iniciativa, señala que lo más interesante de las figuras de Fantasías Metálicas es la forma en la que da "nueva vida a objetos que ya no servían". Así también, comenta que compró una motocicleta y unos artistas que exhibe en su oficina, y que a sus clientes les encanta.

La microempresa se ha promocionado en proyectos como el Foro de Emprendedores de la Universidad Simón Bolívar y mediante una publicación de su trabajo de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

Beto Rivera, cliente de la iniciativa, comenta que uno de los puntos más interesantes es el talento de Suasnavas para convertir elementos ordinarios en artesanías y darle valor agregado. Él adquirió de la microempresa un piano elaborado con una máquina de escribir y una banda entera de músicos.

Datos

Piezas. Para obtener su nueva materia prima, trabaja con mecánicas y rectificadoras del sur de Quito.

Diseños. Sus primeras obras fueron corredores olímpicos.

Habilidad. Suasnavas elabora sus productos sin ningún conocimiento teórico. Solo con talento.