Redacción Quito. [email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

El respeto al empleado de un centro comercial se difunde

Cuando Diana Torres entró en uno de los locales del centro comercial Paseo San Francisco, en el valle de Cumbayá, en Quito, su primer gesto fue saludar; luego, diciendo "por favor", pidió al encargado que la ayudara, y finalmente se despidió agradeciendo.

Lo que a simple vista es un comportamiento que no tiene nada de inusual, para un grupo de estudiantes de la Universidad San Francisco (USFQ) reconocer este tipo de actitudes es importante, por lo que organizaron una campaña para promover el buen trato a los empleados de atención al cliente.

Esto es parte de un proyecto presentado por Fiorella Castro, Andrea Lalama, Sara Borja, José Peña, Michelle Alvarado y Sophía Beltrán, dentro del Taller de Medios Mixtos que se imparte en el Colegio de Comunicación y Artes Contemporáneas de la USFQ.

Los seis se disfrazan como superhéroes y esperan escondidos a la señal de Súper-Cortés (José Peña), que descubre su uniforme al estilo de Clark Kent (Superman), cuando detecta que un cliente actúa con amabilidad. Luego salen todos de sus escondites, felicitan a los visitantes y se toman fotos con ellos, para luego subirlas a su página en Facebook, en una cuenta con el nombre de la campaña: "¿Ser cortés, te quitó lo valiente?".

El proyecto empezó con una encuesta en los centros comerciales de Quito. Entrevistaron a 158 empleados y 100 clientes. De ellos, 29 respondieron que el cliente siempre les saluda amablemente, mientras que 127 dijeron que solo les saludan a veces y apenas dos, que el cliente nunca saluda al ingresar al local.

Asimismo, 99 de los empleados comentaron que los clientes solo a veces agradecen una vez que son atendidos, mientras que 59 respondieron que siempre reciben un agradecimiento. En cuanto a las ofensas recibidas por parte del cliente, 107 de los encuestados aseguraron haber recibido alguna ofensa, mientras 51 dijeron que no.

Del otro lado, un 69% de los 100 clientes encuestados aseguraron que responden amablemente cuando un empleado comete algún error.

  • 20% de clientes llama la atención de los empleados cuando son mal atendidos.