REDACCIÓN QUITO Y GUAYAQUIL
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 1

Las restricciones al importador ya impactan al comercio

El último trimestre del año, tradicionalmente el más importante en lo que se refiere a ventas en el sector comercial, empezó. Sin embargo, las expectativas de cuatro sectores no son las más optimistas.

El motivo de la preocupación, según las fuentes consultadas, son las restricciones a las importaciones adoptadas por el Gobierno y los efectos que estas medidas oficiales generan en importadores y comercializadores de vehículos, electrodomésticos, licores y ropa, principalmente.

En el sector de vehículos, por ejemplo, los temores se sustentan con cifras. Entre enero y agosto de este año, las ventas cayeron un 9,6% frente al mismo período del año anterior. Esto según representantes del sector, ocurre por la fijación de cupos para las empresas automotrices que fue decretada por el Gobierno.

En el mercado ecuatoriano, históricamente, el parque automotor ha estado dividido de la siguiente manera: un 55% de vehículos es importado, mientras que el 45% restante es ensamblado en el país. Ahora, el sector está preocupado por la caída proyectada en las ventas en este último trimestre y por cómo va a empezar la actividad comercial en el 2013.

En lo que tiene que ver con los electrodomésticos, el panorama es menos desalentador. Representantes del sector señalan que las licencias de importación serán un impedimento para crecer durante el último trimestre del año.

Pero Andrés Mata, representante de la Asociación de Almacenes de Electrodomésticos, dice que las medidas del Gobierno no traerán problemas en este período porque sí se cuenta con inventario.

Entre el 2008 y el 2011, las importaciones de bienes de consumo crecieron, en dólares, un 23%, según datos del Banco Central del Ecuador. Además, la balanza comercial, considerando exportaciones petroleras, solo fue positiva para el país en el 2008. Los tres años siguientes hubo un déficit (el más grande fue en el 2010, por USD 1 978 millones, según el Banco Central).

El sector licorero aspira una reducción de las importaciones en el orden del 70%, para el último trimestre del año. Los segmentos que, desde que se fijó la medida, han resultado más afectados son el whisky, el ron y el vodka. Los precios se han incrementado y los importadores enfrentan, aún con más fuerza a fines de año, los impactos del contrabando.

Para el analista Mickey Rodríguez, el último trimestre del año es de vital importancia para el comercio. Este año en general, señala, para todo el sector de comercio se espera un descenso en las importaciones. “De hecho, el crecimiento para el sector comercial -al cierre del este año-, no será de más del 10%, un promedio menor al 15% promedio de crecimiento en los últimos cinco años y al 22% registrado en el 2011 en relación con el 2010”.

Más artículos relacionados: