Robert Kiyosaki, conocido en el ámbito empresarial por su best seller, 'Padre Rico Padre Pobre' dictó una conferencia en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/El Comercio.

Robert Kiyosaki, conocido en el ámbito empresarial por su best seller, 'Padre Rico Padre Pobre' dictó una conferencia en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/El Comercio.

Xavier Basantes
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 28
No 5

1800 personas recibieron educación financiera con Robert Kiyosaki en Guayaquil

27 de mayo de 2015 17:00

Los salones principales del Hotel Hilton Colón en Guayaquil lucieron copados la noche del 26 de mayo del 2015. Unas 1 800 personas, según sus organizadores (Cámara de Comercio de Guayaquil), acudieron a escuchar la conferencia de Robert Kiyosaki, conocido en el ámbito empresarial por su best seller, 'Padre Rico Padre Pobre'.

Precisamente, la aplicación de sus enseñanzas de educación financiera, que se plasman en este libro, fue el eje central de la conferencia de casi tres horas de este escritor y empresario nacido en Hilo, Hawaii, y de ascendencia japonesa.

Acompañado de una pizarra en la que se colocaron grandes hojas de papel periódico y con el uso de cuatro marcadores, describió su famosa teoría del Cuadrante del flujo del Dinero. Su intervención fue matizada con el uso de frases que cautivaban a los asistentes, en su mayoría jóvenes estudiantes y emprendedores de todo el país.

"El activo más poderoso con el contamos es nuestra mente"; "La deuda buena es un instrumento poderoso, pero la deuda mala puede matarte" y "Si usted no busca sabiduría, usted no tendrá oportunidad en ningún lado".

La intervención de Kiyosaki estuvo cargada de mensajes directos para promover el emprendimiento. “Si uno cambia su economía, cambiará la economía de su país y del mundo. Cada vez la brecha entre ricos y pobres en América latina se incrementa y eso hay que cambiar. Todo está en la mente de cada uno”.

Para alcanzar este propósito (cambiar nuestra economía) mencionó tres aspectos clave que deben matizar el comportamiento de las personas: enfocarse en la mentalidad (nunca usar palabras pobres), lo más importante son las amistades que valen la pena y rendir cuentas y ser transparente en el manejo de las finanzas.

También se refirió a su libro 'Segunda Oportunidad', que se centra en analizar la situación económica mundial, considerando que las crisis son tanto un peligro como una oportunidad de buscar negocios.