Rodrigo Cevallos Breihl recibió un doctorado honoris causa del Instituto Mexicano Líderes de Excelencia. Su firma ha sido reconocida como mejor empresa para trabajar. Fotos: Galo Paguay  / LÍDERES y archivo particular

Rodrigo Cevallos Breihl recibió un doctorado honoris causa del Instituto Mexicano Líderes de Excelencia. Su firma ha sido reconocida como mejor empresa para trabajar. Fotos: Galo Paguay / LÍDERES y archivo particular

REDACCIÓN QUITO (I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

Rodrigo Cevallos, medio siglo en el mundo de los seguros

29 de agosto de 2016 09:50

Han pasado más de 50 años desde que Rodrigo Cevallos Breilh inició su carrera en el negocio de los seguros, y los ánimos y las ganas de trabajar se mantienen intactos.

Este quiteño es el fundador de Aseguradora del Sur, una de las firmas protagonistas del sector asegurador en Ecuador. Cevallos, hoy de 70 años, se vinculó con los seguros cuando tenía 18. En su trayectoria ha colaborado con distintas compañías de seguros como Amazonas, Seguros Fénix, Cóndor, entre otras, en las que ocupó importantes cargos y en los que forjó una carrera sólida.

Su día empieza casi siempre con un partido de tenis con amigos. Luego se dirige a su oficina, ubicada en un moderno y elegante edificio en el norte de Quito, donde mantiene reuniones durante hasta pasadas las 19:00. En su amplia oficina es un privilegiado observador del paisaje quiteño y siempre se muestra afable y sonriente, tanto con sus colaboradores, como con los clientes.

Por su experiencia Cevallos recibió la semana pasada un doctorado honoris causa de parte del Instituto Mexicano Líderes de Excelencia por su “destacada trayectoria profesional y calidad humana en el mundo de los seguros”.

Durante la entrega del reconocimiento , Jorge Fernández Herrera, rector del Instituto, destacó la trayectoria de Cevallos. “Entregamos este reconocimiento al señor Rodrigo Cevallos por su excepcional trabajo y vida”, dijo durante la ceremonia.

El representante de la institución mexicana detalla que para conferir el doctorado honoris causa se recibieron 25 carpetas de postulantes, entre los que se seleccionaron a 10 personajes ecuatorianos merecedores de este galardón. “Nuestro claustro doctoral revisó y analizó la vida de Cevallos, y por decisión unánime él fue escogido a recibir el título en Honoris Causa en Ecuador”.

Cevallos, usual jugador de tenis y admirador declarado de jugadores como el estadounidense Pete Sampras o el suizo Roger Federer, fundó en 1990 su propia compañía se seguros. “Sumaba experiencia en el sector y siempre quise tener mi propia empresa”, cuenta este padre de cuatro hijos y abuelo de seis nietos.

Con el cuencano Enrique Malo como socio obtuvo el permiso de las autoridades para constituir su aseguradora y en febrero de 1990 abrió las oficinas de Aseguradora del Sur en la capital azuaya. El equipo estaba conformado por no más de 15 personas en Cuenca, en donde se ubicó la matriz. En Quito abrió una pequeña oficina en la que junto a él estaban una contadora, una persona que emitía las pólizas y un mensajero.

Los inicios fueron desafiantes para Cevallos y su equipo. Pero sus conexiones con reaseguradoras de Inglaterra y EE.UU. le sirvieron para ofrecer sus servicios y ganar mercado. Entidades estatales como Inecel, Emetel o las Fuerzas Armadas fueron clientes de la empresa que fundó este empresario quiteño.

Uno de los mayores desafíos que tuvo fue en 1993. En marzo de ese año ocurrió en las cercanías de la capital azuaya un deslave, en el sector conocido como La Josefina; los ríos Cuenca y Jadán se taponaron y se formó una represa natural con 150 millones de metros cúbicos de agua que afectó a centenares de viviendas y miles de hectáreas.

Con el desfogue de las aguas, el 1 de mayo, se generó un problema en el sector de seguros. “No se sabía cuantas empresas estaban afectadas. Participé en una licitación para cubrir la Central Hidroeléctrica Paute, pero había un problema: el estribo izquierdo de la Central tenía unos deslizamientos y se temía algo parecido a La Josefina”. El reto que tuvo que enfrentar fue convencer a los reaseguradores en Londres para tener la cobertura de la obra.

Cevallos relata que luego de una serie de estudios su empresa ganó la cobertura de la Central. “Nunca se dio un deslizamiento mayor”, dice este empresario acompañado de una sonrisa de satisfacción.

Para 1994 el negocio había crecido y Cevallos decidió trasladar la matriz de la aseguradora a Quito. Allí continuó la expansión de su empresa con nuevos clientes, en especial en el sector privado.

En su hoja de vida se encuentran diferentes cargos en empresas de seguros, desde ajustador de averías, trabajo en el departamento de valores, subgerencias, gerencias, hasta llegar la presidencia ejecutiva de la compañía que fundó. Cuando a este aficionado a la tauromaquia se le pregunta cómo califica su trayectoria y los logros alcanzados en medio sigo de trabajo y esfuerzo sonríe y dice: “Me siento un hombre realizado, a Dios no le pido más, solo salud y vida y le agradezco por la familia que tengo”.

Otros profesionales del mundo de los seguros reconocen el valor de Cevallos. Esteban Vela, gerente de Negocios de Seguros Equinoccial lo conoce hace varios años. “Tiene una larga trayectoria. Es un emprendedor que ha sabido manejar la compañía que fundó de manera muy profesional”.

Vela también lo describe como un hombre sencillo, simpático, agradable en el trato, al que le encanta el tenis. “Es un hombre de una alta valía profesional”.

Para Eduardo Peña, gerente de Seguros Cóndor, Cevallos es un hombre que hace un gran trabajo con su empresa que está en constante crecimiento. “Es simpático y tiene muchos años de experiencia en temas de seguros”.

Nacido en 1945, Cevallos tiene al trabajo como una de sus principales responsabilidades. Pero no por eso descuida a su familia. “Cada fin de semana trato de reunir a todos mis hijos y mis nietos para compartir en familia, preparar una parrillada entre todos y disfrutar de la vida”.

La fortaleza está en sus 350 empleados

Aseguradora del Sur nació el 11 de febrero de 1990 en Cuenca. En 1994 trasladó la matriz a Quito y a partir de 1997 empezó un proceso de expansión en el país, con la apertura de sucursales en Ambato, Cuenca, Ibarra, Loja, Machala, Manta, Portoviejo, Riobamba, Santo Domingo, Francisco de Orellana y Quito.

Hoy en día la aseguradora tiene 11 sucursales y cuenta con alrededor de 350 empleados.
Su matriz está en Quito. La base de operaciones es un edificio inaugurado hace un año con amplios espacios y una arquitectura moderna en donde ofrece diferentes productos para vivienda, hogar, empresas, entidades públicas, entre otros.

Rodrigo Cevallos Breihl, su presidente ejecutivo y fundador, comenta que en este año la situación económica del país afecta a la empresa. En el 2014 Aseguradora del Sur vendió primas por USD 75 millones; el año pasado la cifra bajó a 43 millones y este año la contracción se mantiene, según Cevallos.

No obstante, este empresario se mantiene optimista y confía en que la economía se recupere para continuar con los servicios a sus clientes.

Aseguradora del Sur impulsa prácticas responsables y como resultado ha obtenido distintos reconocimientos: En el 2011 fue elegida como la tercera mejor empresa para trabajar en el Ecuador por el instituto Great Place To Work. Y en el 2012 fue reconocida como la primera mejor empresa para trabajar en Latinoamérica, categoría de 50 a 500 colaboradores por el mismo Great Place to Work.

Hoja de vida

Formación. Estudió ingeniería civil en la Universidad Central de Quito y Administración de Empresas en División Nortwood Institute de EE.UU.

Cargos. Ha ocupado distintos cargos en firmas como Anglo Ecuatoriana, Royal Insurance Co. y Lloyds de Inglaterra, Seguros Fénix del Ecuador, Seguros Amazonas, entre otras. En 1990 fundó Aseguradora del Sur.