Leonardo Gómez / Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Ropa de diseñador al alcance del bolsillo

La ropa de diseñador ya no es un producto exclusivo de las tiendas de alta costura. Las jóvenes diseñadoras de moda en el país, ahora, producen sus propios diseños y los ofertan por Internet.

Cuando María Dolores Robalino comenzó a estudiar Diseño de Moda en la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) se encontró que la mejor forma de dar a conocer sus diseños era a través de las redes sociales.

Para ello no necesitó de una gran inversión, apenas el tiempo para administrar sus cuentas digitales. Con los primeros diseños que presentaba en la universidad poco a poco fue llenando su cartera de productos y luego colgó las fotos en las redes virtuales como Facebook y Pinterest, para ofertarlos.

Producto de este trabajo, junto a su compañera de clase Rubi Toasa, creó la firma Rubilo en donde oferta los diseños que presenta en su universidad; además vende ropa casual femenina y masculina a la medida y con diseños exclusivos.

En Rubilo, un par de zapatos o botas femeninas de cuero sintético o real puede costar desde los USD 29 hasta los USD 70, mientras que un par de zapatos para hombre están en USD 50.

“Todo depende del material con que esté elaborado y todos nuestros productos tienen diseños exclusivos. Hace poco elaboramos un vestido de tela podesua que vendimos en USD 300. Al mes vendemos por los unos USD 700”, cuenta Robalino.

Gabriela Viteri también es diseñadora, pero su especialidad son los accesorios, los zapatos y las carteras. Al igual que Robalino, comenzó a vender sus productos en las redes sociales a inicios del 2012. Fruto de las ventas de sus productos abrió en junio pasado un local en el norte de Quito.

Sus diseños le generan a Viteri ventas de hasta USD 5 000 al mes, según de la temporada. Antes, cuando solo vendía sus productos por Internet facturaba en promedio USD 1 000 mensuales.

En la tienda Gaby Viteri se oferta bisutería desde los USD 3 hasta los USD 25, calzado femenino desde los USD 38 hasta los USD 75 y bolsos de 25 a 45.

Marisa Miranda, diseñadora de 24 años, lanzó su línea de bolsos a través de la red social Facebook y en octubre del 2012 abrió su tienda en el norte de Quito. Ese mes amplío su línea de producción con ropa y zapatos. Desde enero hasta noviembre del su tienda facturó cerca de USD 70 000. “Comencé a confeccionar bolsos para uso personal y a pedido de mis amigas” cuenta.

Silvia Zeas, master en Diseño Textil y Moda, explica que esta es una tendencia positiva pues impulsa a los nuevos talentos a mostrar sus diseños.

“Las nuevas generaciones de diseñadores en el país tienen mucho talento y las redes sociales ayudan mucho para difundir y vender sus productos, y para eso no se requiere de una gran inversión”.