Leonardo Gómez / Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 15
No 2

Rosario Manzano:con el pan de Ambato horneó un negocio que llegó a Miami

Del latín que le enseño su padre, un ex postulante al sacerdocio jesuita, apenas recuerda unas cuantas palabras. No obstante, en su mente queda intacto el recuerdo de la hora de la cena en su natal Ambato, sentada junto a sus siete hermanos y compartiendo el pan en la mesa.

Rosario Manzano es la cofundadora y gerenta general de la Panificadora Ambato, empresa que creó en octubre de 1978 con su ex esposo Eduardo Cobo.

De familia católica y con un gusto especial por la música de Julio Iglesias y Marco Antonio Solís, esta empresaria dejó su ciudad natal a los 19 años. Junto con su esposo y su primer hijo, Santiago, se radicó en Quito para estudiar Psicología en la Universidad Central.

La pareja llegó con la idea de abrir un negocio, el único impedimento que tenían, aparte del dinero, fue no saber qué tipo de negocio querían.

Pero con ayuda del profesor y economista Luis Racines, que entonces era catedrático en la Central, Manzano y Cobo hicieron un estudio de mercado y encontraron una oportunidad en el sabor del tradicional pan de Ambato.

Lo siguiente fue trabajar en un plan de negocios y conseguir un préstamo por 40 000 sucres (unos USD 1 600) para comprar maquinaria, arrendar y adecuar un local en la av. América y Selva Alegre (norte de Quito). Además, contrataron dos panaderos ambateños.

Su hermana menor, María Elena, recuerda que los primeros días su hermana no lograba vender nada y con mucho pesar los estantes quedaron con todo el producto en las primeras semanas.

Pero esa racha no duró mucho tiempo. Poco a poco los clientes conocieron su producto y fueron creciendo hasta el punto que “hacían largas filas y esperaban hasta 20 minutos para comprar el pan”.

Al mismo tiempo, Manzano continuaba sus estudios universitarios, cuidaba de sus tres hijos, administraba su empresa y trabajaba por horas en un centro infantil como profesora de niños de hasta 5 años. Esto le ganó entre su familia el apelativo de ‘mujer orquesta’.

Matilde Arias fue compañera de Manzano en el Colegio Ambato y describe a su amiga como una mujer que siempre fue muy organizada. “No hace nada de última hora, siempre le gusta programar las cosas y tomar todo con seriedad”.

Para 1984 la panadería creció y se cambió a un local más grande, a unas cuadras del anterior, en la av. América y Rumipamba, en donde hasta hoy se mantienen las oficinas principales de la empresa.

Actualmente, Panificadora Ambato cuenta con 30 sucursales en Quito y seis en Ambato. En 2011 facturó USD 4,8 millones y está preparada la apertura de tres locales más en Quito y abrirse mercado en Guayaquil.

Víctor Calderón, gerente comercial de Alpina, trabaja con esta emprendedora desde 1995. Él considera necesario destacar la trayectoria de Manzano pues “no muchas mujeres como ella han podido desarrollar un negocio en el Ecuador. Es realmente de quitarse el sombrero”.

Su visión es compartida por Ricardo Flor, presidente de la Cámara de la mediana y pequeña empresa (Capeipi). “Es una empresaria exitosa que sirve de ejemplo”, dice Flor.

Llama la atención que Manzano trabaje hasta hoy con los mismos proveedores con los que trabajaba en los inicios de la Panificadora. Así lo confirma Patricio Eastman, gerente de Molinos Poultier, empresa a la que el negocio de Manzano compra entre 700 y 800 sacos de harina al mes.

En 1992 Manzano terminó su compromiso con Cobo, pero en 2006 se volvió a casar con John Palacio, un empresario radicado en Miami (EE.UU.). Esto la lleva a viajar a esa ciudad con frecuencia.

En el 2008, con una inversión de USD 350 000, abrió en Miami la panadería El Trigal, con el sabor tradicional del pan de Ambato. Para finales del 2011, ya contaba con una planta y un punto de venta.

No conforme, Manzano compró el año pasado los derechos para Ecuador de la franquicia de helados de yogur bajos en calorías ChicBerry, cuyo local inauguró en diciembre pasado en las calles República del Salvador y Portugal. Ahora la Panificadora está en manos de sus hijos.

ACERCA DE ROSARIO MANZANO

Se formó con destrezas combinadas

Psicología. Obtuvo su licenciatura en Psicología, en la Universidad Central, en Quito.
Empresaria. Con la Panificadora Ambato comienza su vida empresarial en 1978.
Nuevas ideas. En 2008 abre El Trigal y en 2011ChicBerry.