placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Rutas distintas para dos acuerdos con el Mercosur y la UE

Dos semanas antes de que el presidente Rafael Correa asumiera su tercer mandato, reconoció públicamente que el comercio exterior ha sido una de sus principales falencias.

El informe de rendición de cuentas del Ministerio de Relaciones Exteriores revela que las exportaciones, por ejemplo, en los últimos seis años han crecido en dólares, mas no en volumen. En cuanto a la concreción de acuerdos comerciales, al contrario de lo que señalan los representantes del sector privado, la Cartera de Estado asegura que ha firmado 13 y que 26 se encuentran en camino.

El kit del asunto está en que se incluyen dentro del primer grupo los acuerdos tipo 'marco' y de 'complementación'. En este último caso se encuentra el de liberalización por parte de Brasil del 100% de aranceles para un total de 3 277 partidas en el marco del Ace 59 , es decir, el acuerdo entre la Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el Mercosur.

Este último bloque está entre aquellos con los que el país busca concretar un acuerdo más amplio. La idea es dejar el papel de observador (se encuentra desde el 2004) y pasar a ser miembro pleno.

Correa hizo pública la decisión de ingresar al bloque el pasado 4 de mayo. Previo a ello, en diciembre del 2011, planteó verbalmente su interés por ingresar al grupo regional, integrado por Brasil, Argentina, Venezuela y Uruguay (Paraguay fue excluido tras el golpe de Estado al ex presidente Fernando Lugo).

A partir de ese momento se conformó un grupo ad hoc, integrado por funcionarios del país y del bloque, para revisar cuestiones relativas al posible ingreso ecuatoriano. Una vez adoptada la decisión se deberá iniciar una negociación con los integrantes del Mercosur.

"Este es un proceso complejo y largo, debido a que el Mercosur es un bloque proteccionista y las condiciones para las negociación serán complicadas", señala Manuel Chiriboga, director del Observatorio de Comercio Exterior.

Mientras que las preocupaciones de empresarios como Richard Martínez, vicepresidente de la Cámara de Industrias y Producción (CIP), giran en torno a la normativa del bloque, particularmente a la obligatoriedad para adoptar el denominado arancel externo común (AEC) y no poder negociar acuerdos con tercero.

Esto último genera incertidumbre con relación al posible acuerdo comercial que se busca con la Unión Europea. Desde el inicio del primer mandato de Rafael Correa, en el 2007, se anunció la intención de una búsqueda de un convenio para ingresar dicho mercado. Sin embargo, las negociaciones se dilataron por falta de consensos en puntos sensibles.

En el 2008 se realizó la primera ronda de negociación conjuntamente con los países de la Comunidad Andina (CAN), Colombia y Perú. El proceso continuó hasta que Ecuador, debido a la 'guerra del banano', abandonó los diálogos.

En el 2012 Perú y Colombia estaban listos para implementar sus tratados, mientras que el país aún no logra resolver conflictos ideológicos internos que le impiden retomar el proceso de negociación.

A principios de este año, el panorama era incierto. Sin embargo, en abril pasado, durante la visita del presidente Correa a Alemania, el mandatario expresó su deseo de cerrar las negociaciones.


Fortalezas
El Mercosur es el grupo regional continental que aglutina dos de las mayores economías del planeta: Brasil y Argentina.

Sus países reúnen una población de 275 millones y un Producto Interno Bruto per cápita de USD 14 458.

Roberto Aspiazu, director ejecutivo del Comité Empresarial Ecuatoriano, asegura que el país no puede quedar aislado de un grupo de integración subregional de estas dimensiones.

"Es por eso que desde abril del 2004 está en vigencia el Acuerdo de Complementación Económica 59, que permite hasta el 2018 liberar casi el 100% de las partidas arancelarias, incluida la franja de precios de la Comunidad Andina", indicó.

Para la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) el bloque tiene un amplísimo mercado y abre posibilidades para exportar más productos.

El bloque cuenta, además, con el Sistema de Pagos en Monedas Locales (SML), vigente entre Argentina y Brasil, que permite reducir el uso de divisas y ahorra tiempo al realizar las transacciones.

El impulso de grandes iniciativas tiene su base en el Fondo de Convergencia Estructural del Mercosur (Focem), que en el 2012 repartió un total de USD 641,66 millones no reembolsables para proyectos.

LA CIFRA: 62% de las ventas ecuatorianas al Mercosur se envían a Brasil, seguido de Argentina.


Oportunidades
Senplades señala que Ecuador apenas está comercializando el 20% de su potencial en cuanto a número de partidas arancelarias de exportación.

El país con el cual Ecuador tiene el mayor potencial complementario es Uruguay. Actualmente, a este solo comercializa el 9% de las partidas arancelarias en las que existe esta potencialidad.

Venezuela es el país que en la práctica más comercializa de manera complementaria con el Ecuador, aprovechando así el 50% de su potencial. Sin embargo, la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor) asegura que todavía no se puede tomar en cuenta las cifras con respecto a ese país, pues recién se incorporó como miembro pleno al bloque regional.

Entre los productos que se pueden enviar al Mercosur, de acuerdo al estudio, están partidas químicas, cascos sombreros, atunes, bananas, productos textiles, etc.

En cuanto a recaudaciones, siempre y cuando se sigan importando los productos de países no pertenecientes al bloque ni a la CAN, la recaudación tributaria arancelaria podría subir en USD 675 millones.

El Gobierno asegura, además, que las cercanías geográficas permiten reducir los costos para la distribución de los productos a los cuatro miembros de Mercosur.

LA CIFRA: 5 sectores son potencialmente productivos para el país, según la Senplades.


Debilidades
Al interior del bloque regional hay permanente temor por una afectación a su industria. Es por ello que se ve obligado a aplicar barreras de tipo no arancelarias (con las que evita recibir castigos por parte de la Organización Mundial de Comercio OMC).

Un estudio de la Comisión Económica para América Latina (Cepal) indica que entre estas medidas se encuentran requisitos sanitarios, declaración anticipada de importación, requisitos fitosanitarios, cuotas, etc.

Estas medidas no solo se aplican contra terceros, sino entre los mismos integrantes, lo que ha generado fuertes pugnas al interior del bloque.

José Mujica, mandatario de Uruguay y actual presidente pro témpore del Mercosur, señaló que el bloque ha estado estancado por mucho tiempo, con crecientes dificultares para comerciar.

En cuanto a normativas, no hay claridad sobre cómo aplicarlas en el caso de que un país tenga un acuerdo comercial anterior o sea parte de otro bloque regional.

En el caso del ingreso de Bolivia, por ejemplo, no se ha establecido de qué forma se aplicarán las normas del Mercosur y a la vez de la Comunidad Andina de Naciones.

Lo complejo de su normativa ha llevado a demoras de años en sus propias negociaciones con terceros países.

LA CIFRA: 14 años está negociando el Mercosur un acuerdo con la UE, pero no ha avanzado.


Amenazas
El informe de la Cepal revela que ingresando al Mercosur la industria nacional podría afectarse. Ello debido a la gran cantidad de productos industrializados que podrían ingresar de las grandes potencias como Brasil y Argentina.

Manuel Chiriboga, director del Observatorio de Comercio Exterior, asegura que Ecuador y el Mercosur no son economías complementarias, sino muy similares.

"Producimos básicamente lo mismo. El problema es que nosotros tenemos empresas pequeñas y ellos industrias inmensas. Muchos rubros que actualmente producimos podrían ser reemplazados por ítems del bloque".

Asimismo, Senplades reconoce que la aplicación del arancel externo común es un problema, porque ya no podría haber partidas con aranceles específicos, sino únicamente con aranceles netos.

Además, como el bloque regional tiene aranceles más altos en mayor cantidad de partidas, habría que incrementar los porcentajes, y los productos de terceros se harían mucho más costosos.

A esto hay que sumarle que inmediatamente después del ingreso de Ecuador al bloque, quedaría inhabilitado para seguir negociando con algunos países en los que los procesos estaban en marcha, como México, Turquía, El Salvador y la Unión Europea.

LA CIFRA: 3% Impacto en la industria automotriz al entrar a Mercosur por temas arancelarios.