placeholder
Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Sansaru exhibe y vende los productos de 10 diseñadores

Sansaru nació con un objetivo: incentivar el consumo del diseño ecuatoriano. En Guayaquil, las amigas Jennifer Rubinstein y Fernanda Torres se asociaron para crear este estudio de diseño independiente. Ofertan portavasos, cuadros, portavelas, jarros, collares, carteras, blusas, shorts y más, de distintos creadores y marcas locales, como Retromagneto, Dominga, Goté, Guayaba Inc., entre otros.

La idea la tuvieron a inicios del año pasado, pero se concretó en diciembre. En ese mes, Sansaru hizo su primera aparición en el mercado mediante su participación en El Mercadito, desarrollado en el Parque Histórico de Guayaquil.

La feria sirvió como un espacio para analizar a los consumidores y conocer la acogida de los productos. "Determinamos que las personas buscan, además de la originalidad, una buena relación entre precio y calidad", dice Torres.

Por otro lado, los resultados de las ventas fueron positivos. Así, Torres y Rubinstein decidieron montar un local, para el cual invirtieron casi USD 5 000, de ahorros personales.

Finalmente, a principios de este mes, el sitio (de 21m²), ubicado en el Samborondón Business Center, abrió sus puertas mediante un showroom. En ese evento, las ventas ascendieron a unos USD 1 000 por la comercialización de aproximadamente 100 ítems.

Basadas en esto, las socias proyectan vender unas 300 unidades mensuales de los diferentes productos. Los más vendidos son los portavasos, jarros y magnetos, con diseños pop, vintage y retro, de la microempresa Retromagneto.

Belén Durán es la propietaria de esta marca quiteña. Ella comenta que conoció a Torres en un bazar de diseñadores en Cumbayá y le comentó sobre la propuesta de Sansaru. "Me pareció una idea interesante para llegar a Guayaquil. Es la primera tienda en la que estoy vendiendo fuera de las ferias y del showroom de la marca".

Otra marca que se comercializa en este estudio es Laloilé, que oferta ropa y accesorios elaborados por las guayaquileñas Helen Correa y Mónica Martinich. Correa cuenta que Torres las contactó hace dos meses, cuando Laloilé recién se lanzaba al mercado.

Les propuso vender sus productos en Sansaru. "Nos pareció una buena iniciativa, sobre todo para darnos a conocer ya que nuestra marca recién empieza".

El sistema de venta funciona mediante consignación. Las marcas entregan a Sansaru una cantidad determinada, y si los productos no se comercializan, son devueltos. Por la exhibición y comercialización, Sansaru gana un porcentaje pautado previamente con el diseñador.

El negocio

La promoción. Se realiza principalmente mediante redes sociales. Están presentes en Facebook, Twitter (@sansaruEC) e Instagram.

El target. Es multitarget, desde jóvenes hasta adultos que gusten del diseño.