Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 1

Los santuarios religiosos son su oferta

Una agencia de viajes propia era la meta de Luis Mera. Este emprendedor acumuló durante tres años experiencia como empleado en dos empresas de turismo y en 1997 creó Génesis Tour, una agencia de turismo religioso.

Mera es un creyente católico que soñaba con conocer los lugares considerados por la fe cristiana como santos. “Uno puede imaginarse cómo fue, por ejemplo, ese día en que Jesucristo fue bautizado en las aguas del río Jordán, pero es diferente estar ahí y sentir esa energía”, cuenta.

La creación de Génesis Tour requirió de una inversión de seis millones de sucres, unos USD 1 500 al cambio de 1997. Mera recuerda que solo la computadora, por ejemplo, les costó como dos millones de sucres.

Entre 1998 y el 2001, un 80% de lo que se vendía la agencia correspondía a paquetes de destinos nacionales (hasta 200 paquetes en un mes). También contaba con un paquete turístico a Tierra Santa (Israel, Palestina y Egipto) que se vendía muy poco: solo a una o dos personas por mes.

La empresa dio un giro en el 2002, cuando el sacerdote católico, Santiago Vaca, se puso en contacto con Mera para contratar un tour a Israel, Jordania, Palestina y Egipto para 60 personas. Este viaje fue un golpe de imagen favorable para Génesis Tour. “El primer tour fue muy bueno, por eso los recomendé con las personas que querían viajar también”, cuenta Vaca En el 2009 la demanda de tours a Tierra Santa disminuyó. Esto ocurrió -explica Mera-, porque la mayoría de sus clientes ya conocía el destino. Por eso buscó una opción diferente de turismo religioso en santuarios europeos y mexicanos como la Iglesia del Sagrado Corazón en París o el santuario de la Virgen de Guadalupe, en México.

Para desarrollar las nuevas rutas, la estrategia fue montar alianzas con las operadora locales de los países destino a fin de evitarse gastos exagerados con las agencias mayoristas de turismo, de las que evita dar nombres por confidencialidad. “Más rentable para la empresa es hacer los contactos de forma directa con los operadores locales, así puedo ofrecer al cliente paquetes más baratos (hasta un 20% menos) y con servicios de primera”, asegura este emprendedor.

En el 2010, 675 personas viajaron con esta agencia a México, Israel y Europa. Lo que le generó ingresos por unos USD 980 000. En el 2011, los ingresos crecieron a USD 1 millón y el año pasado las ventas bordearon el 1,5 millones.

El perfil de los clientes tiene dos características: creyentes y sacerdotes católicos. “Basta que uno viaje una vez para que de pronto le agarre el gusto”, cuenta José Vargas, creyente católico, quien junto a su esposa ha viajado con dos veces a Israel y una vez a México.

El padre Roberto Ordónez asegura que lo mejor del viaje fue conocer Belén, en donde, según la Biblia, nació Jesús. “Poder viajar a Belén y conocer los lugares por donde anduvo Jesucristo es una experiencia que no tiene precio. Génesis contrata a guías locales, que conocen bien la historia de esos lugares ”.

La gestión

 En Tierra Santa. Cada año Génesis Tour organiza un promedio de 10 a 12 viajes a Tierra Santa, con grupos de 30 personas cada uno.

Las cifras.  En el 2011, esta empresa vendió 540 paquetes turísticos a México, 150 a Israel y 60 los santuarios europeos; mientras que en el 2010, se vendieron 480 paquetes para México, 120 para Israel y 75 a Europa.