Redacción Quito y Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 1

En el sector de la minería la promesa no se cumple

La minería a gran escala en el Ecuador se ha convertido en una promesa de las últimas dos décadas que aún no se ha concretado del todo por cambios en la normativa y falta de acuerdos con las empresas del sector.

Sin embargo, en ese tiempo se han identificado los cinco principales proyectos calificados como estratégicos que son rentables y pueden explotarse porque se han certificado sus reservas.

Aunque el reciente paquete de reformas mineras aprobado en la Asamblea buscaba atraer mayores inversiones para el sector, el anuncio de la salida de la firma canadiense Kinross del yacimiento Fruta del Norte generó incertidumbre en las empresas extranjeras.

Por otro lado, la única actividad minera en el país es la explotación de productos no metálicos para la construcción y la extracción de oro, pero a escalas pequeña y artesanal.

En este escenario, el sector enfrenta dos problemas adicionales: la minería ilegal que invade, contamina y no paga ningún tributo al Estado; y la falta de profesionales para el manejo del sector.

De acuerdo con el exdirector de la Agencia de Control y Regulación Minera (Arcom), Jaime Jarrín, quien estuvo al frente de su cargo hasta la semana pasada, el catastro minero consta de 1 576 concesiones que abarcan menos del 5% del territorio nacional.

Se estima que son cientos de pequeños mineros y mineros artesanales y decenas de empresas quienes están al frente de estas concesiones.

Al ser la actividad pequeña en el país, el Estado percibió por concepto de regalías y patentes mineras apenas USD 19 millones el año pasado y exportó USD 166 millones en productos mineros en su mayoría oro, en el 2011. Lo que equivale al 0,8% de las exportaciones totales.

De esa cifra USD 160 millones corresponden a oro legalmente reportado. Pero se calcula que un 30% de todo el oro que el país produce sale de las fronteras sin pagar impuestos.

Pese a que no existe aún producción metálica a gran escala en el país, en marzo del 2012 el Estado firmó el primer contrato con la empresa china Ecuacorriente para la explotación de cobre en el proyecto Mirador, donde hay reservas certificadas por 5 000 millones de libras de cobre (USD 16 000 millones). Mirador comenzará a producir en el 2015.

Adicionalmente, el país tiene reservas certificadas en los proyectos Fruta del Norte (6,8 millones de onzas de oro), Quimsacocha (2,1 millones) y Río Blanco (0,6 millones). Esto, tomando en cuenta que hay otros 14 proyectos que tienen recursos estimados que aún no han sido certificados.

Pero según el Viceministerio de Minas, el potencial minero del Ecuador puede pasar de los USD 150 000 millones, al considerar que solo el 40% de la superficie del país ha sido explorada y apenas el 1% del subsuelo.

Jarrín indica que el país está apenas iniciando en la actividad y por ello aún tiene fuertes deficiencias a nivel de normativa, de control y de profesionales. Para el exdirector nacional de Minería, César Espinosa, hay demasiadas trabas a nivel tributario que dificultan atraer inversión al sector, además de que existe una elevada inseguridad jurídica.