placeholder
El Grupo Scanner, ubicado en Santo Domingo, es una empresa de seguridad privada que elabora su propio  software.  Foto: Juan Carlos Pérez para LÍDERES

El Grupo Scanner, ubicado en Santo Domingo, es una empresa de seguridad privada que elabora su propio software. Foto: Juan Carlos Pérez para LÍDERES

El sector de software siente la recesión en Ecuador

14 de noviembre de 2016 10:32

El bajón de la economía en este año también impactó a las pymes que desarrollan software.
Desde enero hasta la fecha, el segmento se redujo en un 72%, frente a igual período del año pasado, según Andrés Burbano de Lara, presidente del Directorio de la Asociación Ecuatoriana de Software (Aesoft).

El principal factor para la reducción del segmento se debe al modelo económico del país implementado en los últimos años, que dejó de ser rentable.

Burbano de Lara explica que este modelo -durante el 2013- permitió que el Estado sea el principal cliente de las empresas de software. Sin embargo, desde el año pasado, la recesión económica limitó a que las empresas públicas adquieran estos sistemas y esto afectó a los negocios.

Por ejemplo, según la Aesoft, la contratación de software en el sector público se redujo en el 2015 en un 24%; y se prevé una cifra similar hasta fines de diciembre de este año. Mientras que en el ámbito privado se contrajo en un 5%.

Estos resultados también llevaron a que el nivel de facturación se reduzca. Entre el 2015 y 2014, cayó en un 9% y por ahora la Aesoft está haciendo cálculos para determinar el bajón en ventas en este 2016.

Este escenario derivó en que algunas pymes paralizaran el desarrollo de software; 30 empresas de 450 cerraron operaciones, asegura Burbano de Lara.

En tema de empleo, el sector de software, conformado en su mayoría por empresas pequeñas, generaba hasta el 2015 unos 14 000 empleos directos; no obstante, la recesión también llevó a despidos, aunque el titular de la Aesoft no precisó cifras: “Estamos elaborando encuestas con las empresas del gremio para determinar cuántas plazas de trabajo se perdieron”.

Édgar Maigua es el gerente general de la empresa Nimbus. Esta pyme desarrolló una plataforma para la compra en línea de pasajes de transporte interprovincial. Su representante señala que de enero a noviembre de este año sus ventas se redujeron un 25%, comparadas con el mismo período del 2015.

La razón, dice Maigua, es que sus principales clientes privados ante la falta de liquidez recortaron presupuesto, por lo que se limitó la compra de software.

Esto afectó a la compañía no solo en ventas sino también en empleo. Este año recortaron tres plazas de trabajo. De 16 empleados se quedó con 13.

Pese al escenario negativo, Maigua señala que aplican estrategias para ganar nuevos clientes. Por ejemplo, a escala nacional, están en la búsqueda de nuevos clientes que opten por contratar software a la medida. Y para el próximo 2017 invertirán aproximadamente USD 300 000 para el diseño de un software para el sector de comercio exterior.

Pablo Pazmiño e Ignacio Freile, fundadores de la empresa Idukay -que elabora software para sistemas educativos- tuvieron un crecimiento en portafolio de clientes gracias a su enfoque en establecimientos privados. Por ejemplo, el año pasado ofrecían sus servicios a ocho instituciones educativas y hoy llegan a alrededor de 60, según indica Pazmiño.

Aunque en un principio Idukay sí sintió el impacto de la contracción económica, las estrategias implementadas les permitió expandir su programa. Este ejercicio será replicado el próximo año, con miras a mantener nuevos proyectos en colegios.

El próximo año será más complejo según la Aesoft. Esto porque aunque durante el 2016 habían proyectos rezagados o pagos retrasados por parte del Estado, para el 2017 en cambio no se generaron nuevos contratos. Además, en el sector privado también se espera pocas compras.

Ante esto, la Aesoft trabaja en proyecto de ley de políticas públicas para presentar al presidente electo en mayo del 2017. En el documento se recogen temas laborales, fuentes de financiamientos para proyectos y conformación de nuevas empresas, incentivos tributarios, entre otros.

No obstante, no todo es malo para este sector. Firmas locales exportan sus sistemas a otros mercados regionales.

Daniel Legarda, presidente Ejecutivo de Fedexpor, señala que unas 15 empresas locales exportan software de inteligencia de negocios, CRM (programa para información de clientes) y más.

Entre los destinos que se exportan están Colombia, Chile, México, España y EE.UU.
Una de esas firmas ha sido Bayteq, empresa quiteña que exporta software desde hace ocho años. Mauricio Bayas, gerente general de la empresa tecnológica, comenta que exportan servicios como desarrollo de aplicaciones móviles, motores de reglas de negocios, sistemas transaccionales para procesamiento de recargas electrónicas, y más.

Entre sus mercados están EE.UU., México, Panamá, Costa Rica, España y más.
Para el gerente de Bayteq, la época de contracción económica la han enfrentado con innovación. En el mercado local han desarrollado plataformas para entidades bancarias. “Nuestro balance de tener clientes en el exterior y locales nos ayuda, pero sí se ha sentido (la recesión), añade Bayas. Ahora el sector continúa con sus desarrollos.

El sector

El aporte. Según cifras del 2015 de Aesoft, el sector representa menos del 1% del PIB y factura USD 500 millones de dólares al año. Su objetivo es crecer y para ello necesitan contar con una mayor cantidad de talento humano calificado.

El mercado. Para buscar comercializar sus servicios, Aesoft ha creado una plataforma que se denomina Aesoftmarket, en la que ofertan sus servicios para los diferentes sectores, como automotriz, bienes raíces, petróleo, retail, entre otros más.

Sectores. Actualmente, el sector de software ofrece servicios como apoyo metodológico, asesoría, capacitación, consultoría, servicio de ‘apps’ móviles y más.

Tipo de software. Actualmente, este sector ofrece sistemas de monitorización, administración de infraestructura, capacitación, consultoría de gestión empresarial, diseño de páginas web, distribución y control de flotas, comercio electrónico, gestión de calidad, factura electrónica y más,