Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Sedemi pisa firme en el mercado peruano

La empresa especializada en la fabricación de estructuras Sedemi cruzó las fronteras. A principios de este año, esta firma abrió una oficina comercial en Lima (Perú), con el fin de conseguir nuevos clientes en ese mercado.

Esteban Proaño, gerente de la compañía, cuenta que antes de incursionar en el vecino país realizaron un estudio de mercado para verificar si sus productos tendrían demanda en Perú o Colombia.

Los resultados mostraron que en Perú existían más posibilidades debido a que la inversión en proyectos para generación de energía eléctrica, minería y carreteras es muy alta. Así, abrieron una oficina comercial en enero de este año en donde laboran cuatro colaboradores de la firma: dos ecuatorianos y dos peruanos.

Gracias a ello, en mayo pasado, ya realizaron la primera exportación a ese país. Sedemi envió 20 toneladas de estructura metálica para subestaciones, para el proyecto hidroeléctrico Chaglla, a 415 kilómetros de Lima.

Sin embargo, la compañía ya había realizado exportaciones esporádicas desde el 2010 a Chile y Venezuela. Estructura metálica apernada galvanizada y pisos industriales han sido los ítems que la empresa ha enviado a esos países.

Actualmente, Sedemi proyecta llegar a Bolivia, Brasil, Chile, Uruguay, Costa Rica y Panamá. Una de las fortalezas es que cuenta con una capacidad instalada de 1 000 toneladas mensuales, aunque su producción el año pasado se ubicó entre las 700 y 800 toneladas al mes.

Su cartera de clientes está conformada por un 50% de firmas privadas y la otra mitad por empresas del sector público.

Asimismo, gracias a este crecimiento, las inversiones anuales han llegado a los USD 2 millones anuales, que se han destinado para la ampliación de plantas para duplicar su capacidad de producción.

Las instalaciones de esta firma, que están ubicadas en Amaguaña (suroriente de Quito), poseen seis plantas operativas. Están distribuidas en: planta de estructuras metálicas, planta de calderería y rolados, planta de torres, planta de galvanizado en caliente, planta de bandejas portacables (Ecustrut) y planta de pisos industriales (Ecugrating).

Pero esta firma no tuvo siempre el éxito que posee ahora. En su fundación en 1983, en Sangolquí (suroriente de Quito) era un taller de mantenimiento industrial con tres obreros.

En principio se dedicaba a la producción de piñones. Pero estas piezas se descontinuaron y la empresa arrancó con la fabricación de soportes de acero para equipos y subestaciones eléctricas.

Los enlaces en el ex Instituto Ecuatoriano de Electrificación (Inecel) fueron claves para los primeros contratos; allí aparecieron contactos en el sector petrolero y de telecomunicaciones. Tan exitosa fue la iniciativa, que en menos de 10 años la planta de 500 m² en Sangolquí quedó pequeña.

A Paola Ortiz, gerenta de Ventas y Proyectos de IPAC, firma que le provee de acero no le extraña que Sedemi llegue a nuevos mercados. Ella señala que por más de 15 años han trabajado con la compañía. En ello coincide Carlos Jácome, gerente de Compras de Huawei, con quienes trabajan desde hace tres años.

La producción

La producción. Sedemi produce un promedio de 100 estructuras para el sector de las telecomunicaciones cada año. La firma ha instalado 432 estaciones de telecomunicaciones solo en Ecuador.

Las ventas. En los últimos 10 años ha alcanzado más de USD 20 millones en ventas de estructuras metálicas para las tres operadores que actualmente funcionan en el país.

El año pasado. En el 2013, proporcionó más de 100 unidades para la operadora de telefonía móvil estatal, CNT.