Vicky Mesa es la creadora de Burbujas en Mascotas; su base es Guayaquil. Foto: Mario Faustos / LÍDERES
Redaccción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Con este servicio, la mascota recibe mimos a domicilio

Engreír a las mascotas con un masaje o un baño de burbujas, o simplemente cortarle el pelaje enredado. Vicky Mesa sabe cómo conseguirlo, pero con un 'plus': lo hace a domicilio.

Ella cuenta que vivió toda su vida rodeada de mascotas. Llegó a tener hasta 11 perros al mismo tiempo. Cuando llegó a Guayaquil, proveniente de su natal Colombia, hace 20 años, la idea de hacer del cuidado de las mascotas un negocio profesional surgió en su cabeza.

El plan de consentir a las mascotas de otros, recién empezó a concretarse hace nueve años. "Empecé a averiguar y encontré que esto era novedoso aquí, pero tenía muchísimo tiempo en Estados Unidos, Australia o España".

La emprendedora es dueña de Burbujas en Mascotas, una microempresa que ofrece el servicio de 'grooming'; es decir, el cuidado estético integral de las mascotas. "El servicio incluye: baño, corte de uñas, limpieza de dientes, de orejas, eliminación de plagas como garrapatas o pulgas, pero además hacemos masajes con champú, según la raza", explica.

Mesa viajó hace nueve años a especializarse en EE.UU. en seminarios sobre 'grooming'. En el 2005, y con una inversión de alrededor de USD 10 000, montó su negocio.

Adecuó un pequeño remolque, según las medidas ergonómicas estándares para el cuidado estético de las mascotas, y colocó las fotos de dos de sus mascotas favoritas, ya fallecidas. "Hice folletos y empecé probando con conocidos. Lo hice durante un mes. Determiné los costos basados en las distancias, el tiempo, salario, y entonces arranqué".

Paola Murillo, quien se encarga del baño de las mascotas, sostiene que cada raza requiere un cuidado estético diferente.

Burbujas en Mascotas maneja una cartera de 170 clientes fijos, y de aproximadamente otros 50 que solicitan el servicio cada dos o tres meses.

María Elena Machado, propietaria de Perla, una perra schnauzer de 9 años, rescata el cariño que Mesa le pone a su trabajo. "Tiene carisma para los animales". Perla recibe cada 20 días un tratamiento de 45 minutos en el remolque de Burbujas en Mascotas.

Este remolque recorre Guayaquil, cumpliendo citas programadas con anterioridad. Pero Mesa también se desplaza a Machala (provincia de El Oro) y Olón (parroquia Manglaralto, provincia de Santa Elena), pero sin su remolque. "Allá atiendo a perros de finca, que requieren cuidados especiales".

El remolque dispone de una tina de baño para las mascotas, está adecuado también con una rampa, para que accedan los perros de razas grandes.