Leonardo Gómez. Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Servifreno, el mundo automotor es el eje de su negocio

El mantenimiento de los sistemas de frenos de vehículos es la especialidad de Punto Car. Este taller funciona desde el 2005 en Quito y es parte de la empresa Servifreno. Por los dos talleres que funcionan en la capital pasan, en promedio, 800 vehículos cada mes.

La historia de Servifreno se remonta a la década de 1940, cuando Jorge Castro y su esposa Fanny Jaramillo viajaban con frecuencia entre Ambato y Quito para comprar vehículos de la marca Dodge.

Castro era un apasionado del automovilismo. Incluso obtuvo una marca como corredor de rally en 1950, por el mejor tiempo en la ruta Quito-Tulcán-Quito. Pero con el inicio de la Segunda Guerra Mundial la importación de automóviles de los Estados Unidos se frenó y la oferta de autos era limitada en el mercado local.

[[OBJECT]]

Castro nunca dejó el automovilismo, pero en 1941 su ruta dio un pequeño giro cuando durante uno de los viajes a Quito, sin encontrar vehículos de venta, recibió una propuesta para trabajar como jefe de talleres de la distribuidora de autos Dodge. Allí pudo ampliar sus conocimientos sobre repuestos automotrices y, sobretodo, sobre el sistema de frenos.

Su afición y experiencia lo motivó a fundar en 1960 la empresa Servifreno, dedicada a la importación de repuestos para frenos automotrices de modelos livianos y pesados. "Comenzamos con un préstamo de 40 000 sucres (más de USD 2 200 al cambio de la época) y viajamos a los Estados Unidos para buscar proveedores", recuerda su esposa, hoy de 93 años.

Para entonces Servifreno contaba con ocho empleados. "No había mucha competencia en el mercado en lo que se refería a la distribución de repuestos para carros. Eso facilitó el crecimiento de la empresa, a pesar de que tampoco existían muchos carros".

Jaramillo recuerda que tanto ella como su esposo viajaban casi a diario llevando los pedidos a Guayas, Cotopaxi, Tungurahua, Esmeraldas... "La idea de Jorge siempre fue la de ganar terreno en el mercado, brindando atención en todo el país. Cuando comenzamos con la empresa él mismo llevaba los pedidos".

Alfredo Hurtado es el gerente de la distribuidora UtilFreno y cliente de Servifreno desde hace 32 años. Él recuerda que en la década de 1970, Castro era su principal proveedor de repuestos y recuerda de manera especial a Castro. "En más de 30 años de ser cliente nunca he presentado un reclamo. Los productos que distribuyen son de confianza y de excelente calidad", asegura.

Con el crecimiento de Servifreno, los cuatros hijos de Castro y Jaramillo asumieron cargos en el empresa. Sonia, la segunda de la hijas, se hizo cargo desde 1968 del Departamento de Logística.

Su otras hijas, Yolanda y Susana, son responsables de la gerencia de las sucursales en el sur y norte de Quito, respectivamente, mientras que Marcelo, el cuarto de los hermanos, asumió la gerencia General en 1990.

La nueva administración trajo cambios. El primero fue la digitalización del sistema administrativo. "Cambiamos los archivadores de fichas de cartulina por computadoras y capacitamos a todo el personal", cuenta el gerente.

El segundo cambio, fue buscar una opción para incursionar en la línea de servicios. Así, en el 2005, con una inversión de USD 150 000, se instaló el primer taller de Punto Car.

Allí se utilizan todos los repuestos que importan con la empresa Servifreno y se ofertan cambios de aceite, diagnóstico y reparación de suspensiones, alineación y balanceo, venta de llantas y aros, ABC de motor... siendo su especialidad la reparación, mantenimiento y revisión del sistema de frenos de vehículos livianos.

Por esa razón Eduardo Camacho, presidente de la floricultora Rosel, es cliente de Punto Car desde su fundación. "El cuidado de los frenos de un vehículo no es algo con lo que un pueda descuidar o deba escatimar en gastos. Por eso confío en Punto Car, allí se utilizan repuestos de buena calidad".

Sobre el negocio

Punto Car. Cuenta con dos talleres en Quito, en los que trabajan 20 personas. Solo en el 2012, Punto Car facturó cerca de USD 400 000.

Servifreno. Esta empresa cuenta con un crecimiento anual del 14%. Cada producto que presenta al mercado ecuatoriano pasa primero por un periodo de prueba de un año antes de su distribución.