Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 2

En sus snacks se degusta el sabor de la botana mexicana

Un ‘pedacito’ de México en Ecuador. Así se podrían calificar a las botanas de maíz que fabrica Cobolyba. Hace cuatro años Javier Lasso, gerente general de este negocio, junto a sus padres, su esposa, dos hermanos y dos cuñadas, se unieron para elaborar snacks en base a una receta mexicana.

Mi cuñada, que es de ese país, nos dio la idea. Primero, ella preparaba las botanas en casa y las servía en reuniones, etc. La gente le decía que por qué no las vendía. Hicimos un estudio de mercado y vimos que había aceptación. Unimos capitales y comenzamos a trabajar”.

La inversión inicial de los socios fue de USD 40 000. Compraron maquinaria básica: una amasadora y una tortilladora. Lasso, a través de sus conocimientos en ingeniería mecánica, fabricó una freidora. Todo se colocó en su planta en la zona de Tumbaco, al noreste de Quito.

Allí se fabrican las hojuelas en base a maíz blanco (mote), y se le añade sal, si es que el producto es natural, o saborizante de limón, para esta variedad. Finalmente se empaca en fundas pequeñas (estas las compran a Oyempaques) y se distribuye en una furgoneta de la empresa.

El producto se comenzó a vender a familiares y conocidos, y luego en puntos de venta como gasolineras. Poco a poco se fue extendiendo a colegios, escuelas, restaurantes, cafeterías, panaderías (Arenas), farmacias (Fybeca) y universidades.

“Hicieron un excelente proceso de marketing, y decidimos comprarle producto a Cobolyba. A la semana adquirimos unas 200 unidades -de fundas- de botanas y cinco kilos de nachos, que es otro de los productos que ellos venden”, indicó Danilo Freire, gerente propietario del bar de la Universidad Católica de Quito.

La empresa también elabora y comercializa tortillas para la preparación de tacos. Estas, junto a los nachos, las venden bajo pedido. Para este año aspiran a lanzar un nuevo producto, que por el momento prefieren mantenerlo en reserva.

Lasso declara que el crecimiento de la empresa ha sido importante. “Empezamos produciendo 5 kg diarios. Ahora hacemos 60 kg (día), y al finalizar el 2013 esperamos procesar 160 kg al día. Nuestras ventas, al inicio, eran de USD 800 al mes, y ahora son de 6 000”.

Lo propio sucede con la facturación del 2012, que fue de USD 42 000, mientras que en el 2011 fue de USD 21 000. Para este año su proyección es llegar a ventas por USD 90 000.

“Me gustan mucho las botanas, porque son suaves y tienen un rico sabor”, indicó Carmen Paredes, quien comenta que ha adquirido los snacks en diferentes puntos de venta.

Precio y producto

Las botanas.  En su empaque pequeño tienen un precio de venta al público de USD 0,35. La presentación de 250 gramos cuesta USD 2,50.

La producción.  La materia prima se importa desde Colombia.