Vista de las obras del Palacio de Berlín y Foro Humboldt, en Berlín, la capital alemana. Foto: Carsten Koall / EFE

Vista de las obras del Palacio de Berlín y Foro Humboldt, en Berlín, la capital alemana. Foto: Carsten Koall / EFE

Un socio clave en materia económica

2 de octubre de 2017 07:36

Las relaciones bilaterales entre Ecuador y Alemania se consolidan con el paso del tiempo, apoyadas en el comercio bilateral, la capacitación, las ferias en las que participan empresas ecuatorianas y programas como el de formación dual, que traen beneficios a estudiantes y empresas.

La potencia europea, que cada 3 de octubre celebra el Día de la Unidad Alemana, es un socio importante para Ecuador en materia económica. Alemania es destino para productos ecuatorianos, como banano, camarón, café y cacao. Además, es un mercado que busca productos orgánicos y con certificaciones que garantizan valor agregado. Allí, las posibilidades son grandes para el brócoli, chocolate dark, panela orgánica, entre otros productos.
Por su parte, Ecuador adquiere maquinaria, químicos, plásticos, vehículos y productos farma­céuticos de origen alemán.

Wilfried Meinlschmidt, Presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Alemana, asegura que su país “es el campeón en temas de maquinaria. Hacemos lo que se necesite y eso debe aprovechar la industria ecuatoriana”.

Daniel Legarda, presidente de la Federación Ecuatoriana de exportadores, indica que Alemania es uno de los tres principales socios de Ecuador en el bloque de la Unión Europea, junto con España y Holanda. “Es un mercado muy atractivo”.

Eso lo saben empresarios ecuatorianos que trabajan en ese mercado. Ellos llegan hasta el consumidor alemán, cada vez más exigente, con productos tradicionales y no tradicionales. Entre estos últimos se encuentran sombreros, flores secas, manufacturas de madera, entre otros.

Los lazos entre Ecuador y Alemania también se afianzan gracias a capacitaciones y programas que vinculan a la academia con la empresa. El país europeo es un destino valorado por ecuatorianos que buscan becas y programas empresariales para elevar sus competencias profesionales, en especial en áreas como la industria. Los beneficiados son profesionales que pasan por rigurosos procesos de selección.

La formación dual también es parte de los vínculos. Este es un sistema de capacitación alemán, que surgió hace 200 años y que combina la teoría con la práctica, durante el entrenamiento. En el Ecuador se aplica desde hace 25 años, con el impulso del Colegio Alemán y la Cámara de Industrias y Comercio Ecuatoriano-Alemana.

A continuación LÍDERES detalla  estos y otros temas que conectan -cada día más- a Ecuador y Alemania.

Los alimentos tienen oportunidades

REDACCIÓN QUITO (I)

El comercio entre Ecuador y Alemania pasa en la actualidad por un buen momento. Así lo reconocen exportadores y dirigentes gremiales. Wilfried Meinlschmidt, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-Alemana, es directo: “Las relaciones comerciales entre los dos países no pueden ser mejores en la actualidad”.

El dirigente añade que el país europeo es un socio importante para Ecuador. Las compras alemanas incluyen banano, camarón, café y cacao, principalmente. Pro Ecuador detalla al respecto que el banano, el café y el cacao lideran las exportaciones ecuatorianas 

En cuanto a las importaciones, Meinlschmidt destaca que Ecuador adquiere maquinaria, químicos, plásticos y productos farma­céuticos de origen alemán.

Entre los exportadores ecuatorianos también se reconoce la importancia del mercado alemán. Daniel Legarda, presidente de la Federación Ecuatoriana de exportadores, comenta que Alemania se encuentra entre los tres principales socios de Ecuador en la Unión Europea, junto con España y Holanda.

Legarda describe a la potencia europea como un mercado que marca mucha tendencia en el consumo. Como ejemplo, menciona el tema de las certificaciones que exige ese país. Al revisar esos sellos de calidad -dice Legarda- es fácil darse cuenta que es un mercado con nichos específicos, lo que abre oportunidades para que Ecuador explore con diferentes productos.

El vocero de los exportadores coincide con Meinlschmidt al hablar de los productos que Ecuador exporta. Pero añade que también es un destino muy abierto, sobre todo para la industria alimenticia. “El chocolate dark, la panela orgánica, el brócoli congelado y en diferentes cortes tienen buenas oportunidades”. Legarda añade que el potencial es mayor cuando se trata de productos orgánicos y con certificaciones de comercio justo, por poner un ejemplo.

El acuerdo comercial que Ecuador tiene con la Unión Europea también ayuda, según los consultados. Meinlschmidt asegura que un acuerdo siempre da buenas perspectivas hacia el futuro. Para aprovechar mejor eso, dice el dirigente gremial, Ecuador debe manufacturar productos listos para consumir. “El alemán no sabe preparar camarón, por ejemplo. Allí hay una oportunidad de ofrecerle un producto listo. También vale explorar con las frutas tropicales ecuatorianas”.

Una empresa nacional que coloca sus productos en Alemania es Pacari. Su fundador, Santiago Peralta, indica que ingresar a ese mercado fue difícil, por ser competitivo y porque el alemán es austero.

Los datos del Banco Central del Ecuador dejan ver que la balanza comercial total es favorable para Ecuador (gráfico).

Banano, café y cacao, los más demandados
Evelyn Tapia

Desde el 2015 la balanza comercial no petrolera entre Ecuador y Alemania ha sido ‘superavitaria’. Esto significa que las exportaciones de Ecuador a ese país han sido mayores que las importaciones.

Durante los primeros seis meses del 2017, según datos del Banco Central, las exportaciones alcanzaron los USD 291,75 millones y las importaciones USD 264,62 millones. En este escenario, la mayor demanda de productos hacia el país europeo ha sido impulsada principalmente por tres rubros tradicionales: el banano, el café industrializado y cacao, en ese orden.

Según datos del Instituto de Promoción de Exportaciones (Pro Ecuador), hasta julio del 2017, estos tres productos representaron más del 70% de las ventas a Alemania, pues sumaron USD 210 millones de los 291 millones que Ecuador vendió a ese país.

Como en todos los miembros de la Unión Europea a los que Ecuador le vende, el banano es el producto más demandado. En el 2015, Alemania recibió 713,3 toneladas de banano; en el 2016, 722 y hasta el primer semestre del 2017 unas 363 toneladas.

Jimmy Terán, propietario de Exporganic, firma que exporta banano desde el 2004 a países europeos, destaca el mercado alemán tiene particularidades que exigen mayor calidad. “Es un mercado en el que se le da mucha más importancia al cuidado del medioambiente en los procesos de producción y de justicia laboral”, menciona. De ahí que los productos que logran posicionarse, dice Terán, son aquellos que tienen certificaciones orgánicas, de calidad y comercio justo.

Para Terán es importante que este producto tradicional se venda con valor agregado, para ser más competitivo. Por eso comenta que además de banano orgánico fresco, su firma quiere exportar banano procesado.

Otro producto con desempeño favorable en Alemania es el cacao y sus derivados (manteca y pasta para elaborar productos como el chocolate). Las exportaciones de cacao en el 2016 alcanzaron las 13 toneladas, esto representó 5, 2 toneladas más que en el 2015.

Víctor Orellana, exportador y miembro de la Asociación Nacional de Exportadores de Cacao (Anecacao), considera que ha sido la calidad del cacao lo que ha permitido que el rubro se posicione en un mercado tan exigente como el alemán. Este empresario añade que con la entrada en vigencia del acuerdo con la Unión Europea, los exportadores tienen altas expectativas de poder incrementar su participación con productos semielaborados y elaborados, como el chocolate. “Tenemos ya la pista preparada, nuestro producto (el cacao) tiene demanda y eso nos permitiría entrar y colocar nuevos productos”.

La situación del café contrasta con la de estos dos rubros. Las ventas de este producto muestran una caída de USD 10,9 millones entre el 2015 y el 2016.

Sin embargo, existen otros bienes no tradicionales que tienen potencial de acaparar mercado, según Pro Ecuador.

La institución tiene una lista de 19 productos estrella, es decir que tienen oportunidades para el crecimiento y rentabilidad a largo plazo. Entre estos, están los sombreros de fibras como la paja toquilla, las manufacturas de madera y las mermeladas.

Pro Ecuador también menciona que existen productos con potencial, pero con un dilema: “son productos que ocupan una posición en el mercado que abarca una parte pequeña, pero compiten en una industria de gran crecimiento”, dice el estudio. En esta categoría están productos agrícolas como la piña.

Becas y programas atraen al ecuatoriano

Alemania está entre los destinos principales para la formación académica de profesionales ecuatorianos en diferentes ámbitos, no solo a través de becas sino también de programas empresariales, como el que aplica la transnacional Continental AG.

Esta compañía impulsa el programa que se denomina Trainee y que se aplica en todas las plantas de este grupo en el mundo. El vicepresidente de Recursos Humanos de Continental Tire Andina (Ecuador), Gustavo Malo, explica que los beneficiados son jóvenes profesionales en diferentes carreras, que tienen posgrados y que pasan por un proceso riguroso de selección antes de ingresar. Tienen potencial de crecimiento.

Según Malo, cinco ecuatorianos ya se han beneficiado del programa. Los primeros seis meses pasan por una inducción por todas las áreas de la fábrica en Cuenca. Luego viajan por seis meses a la central de Continental AG en Hannover (Alemania).

Allí, se les asignan proyectos y adquieren experiencia internacional. “Pueden contactarse con técnicos de las 22 fábricas del grupo en el mundo”. Después son enviados a otra fábrica de Continental en el extranjero. Al finalizar regresan a Cuenca, en el caso de los ecuatorianos.
Este entrenamiento, que dura entre 18 meses y dos años, permite lograr una suerte de “maestría” en la fabricación de neumáticos, explica Malo.

Paúl Moscoso se benefició de este programa. Él estuvo en Alemania durante seis meses, entre marzo y agosto del 2015. “Es una motivación y sirve para descubrir el talento y proyección de crecimiento”.

Moscoso, quien labora en la actualidad como ingeniero de Procesos para Neumáticos Radiales para Camiones, en Continental Tire Andina (Cuenca), cuenta que en Alemania realizó un entrenamiento completo sobre esta empresa transnacional y producción de neumáticos.

Allá tuvo tres proyectos principales, que estuvieron guiados por tutores. Los dos primeros fueron individuales y relacionados con manufactura e ingeniería e investigación y desarrollo. El tercero fue grupal e interdisciplinario y consistió en un proyecto de negocios.

Además, visitó las plantas de Continental de Púchov (Eslovaquia), Otrokovice (República Checa) y Korbach (Alemania). “Este programa me permitió abrir mi expectativa y afrontar de otra forma los retos y no dejarse limitar por los recursos”.

Juan Miguel Heredia, por su parte, viajará a Alemania en el 2018. Él tiene estudios en Finanzas en Estados Unidos y una maestría en Negocios en Inglaterra. Ingresó a Continental Tire Andina hace tres semanas, tras un riguroso proceso de selección, que duró cerca de dos meses y en el que pasó por cinco entrevistas. “Tengo expectativa por conocer la central de Continental y cómo miran a las diferentes subsidiarias, entre ellas la de Cuenca. Además, aprender sus procesos, sistemas, conocimientos...”.

Por otro lado, en el caso de las becas a Alemania, el trámite se coordina a través del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD). Según su representante en Ecuador, Anna Marcos Nickol, tienen becas para diferentes niveles y áreas del conocimiento. La mayoría es completa y seconcede para realizar maestrías o doctorados.

Los programas más importantes son para posgrados relacionados con las ingenierías, administración de empresas y negocios y ambiente. Todos están relacionados con el desarrollo y dirigidos a jóvenes profesionales y que cuenta con dos años de experiencia en el ámbito laboral y en un área relacionada con la maestría.

Otros programas, dice Anna Marcos Nickol, son para política pública y buen gobierno y para realizar un doctorado completo. La oficina del Servicio Alemán de Intercambio Académico funciona en el Ecuador desde hace 10 años, pero anteriormente ya se entregaban becas.

El Gobierno alemán financia las becas. La cantidad de cada año depende del número y calidad de las aplicaciones. La decisión se toma en Alemania. Los interesados deben recopilar documentación como títulos académicos, experiencia laboral, certificación de solvencia en idiomas, cartas de motivación y recomendación, entre otros.

Las ferias son espacios para nuevos negocios

REDACCIÓN QUITO (I)

La tradición ferial en Alemania se remonta a más de 800 años. Esto se debe a la ubicación geográfica del país europeo, que determinó que históricamente sea un punto de encuentro clave para el comercio entre diversas regiones del mundo, la reputación como potencia industrial, las excelentes condiciones logísticas y una fuerte organización y regulación.
Una muestra de esto, según la Cámara de Industrias y Comercio Ecuatoriano-Alemana (AHK Ecuador), es que cada año se celebran en la potencia europea unas 180 ferias con alcance internacional, donde participan alrededor de 190 000 expositores y acuden más de 10 millones de visitantes.

La AHK Ecuador añade que una feria no solo permite ser un encuentro empresarial, sino que brinda la posibilidad de tener el espectro completo de la oferta mundial de un sector, observar las tendencias del mercado y obtener información compleja de tecnologías e innovaciones.

Ecuador sabe de esta vitrina y la aprovecha. La participación más grande y tradicional del Ecuador dentro de las ferias alemanas es en la Bolsa Internacional de Turismo en Berlín (ITB) que data de 1964. El Ministerio de Turismo promueve la presencia de Ecuador en la ITB y ha tenido gran éxito en esta participación que cada año integra a más de 30 empresas turísticas ecuatorianas.

Otra importante participación es en la feria Fruit Logistica Berlín. Allí se promocionan productos tradicionales como el banano, así como frutas exóticas y servicios para plantaciones y cultivos.
La AHK detalla que este tipo de eventos son claves para la difusión de los productos ecuatorianos. “Sobre todo en el continente europeo, donde la convención en el mundo de los negocios establece que la participación en ferias es un eje central y un símbolo de confianza el momento de buscar un proveedor”.

El gremio apoya a las empresas ecuatorianas interesadas en llegar al mercado alemán y ofrece servicios. DEinternational es la marca de servicios de las Cámaras de Industrias y Comercio Alemanas en el exterior.

Bajo esta marca, se brinda un amplio portafolio de servicios, así como asesoría en el manejo de ferias internacionales para apoyar las actividades comerciales, con miras a la expansión de los negocios de empresas alemanas y ecuatorianas.

Según la Cámara de Industrias y Comercio Ecuatoriano-Alemana, DEinternational es un referente en organización de proyectos, eventos y delegaciones en áreas como energía, agua, residuos, movilidad y desarrollo sustentable. Este servicio también trabaja para facilitar la transferencia tecnológica y estableciendo alianzas estratégicas a fin de implementar una infraestructura sólida y eficiente en Ecuador.

Una potencia que sigue en aceleración

REDACCIÓN QUITO y AGENCIAS (I)

La primera potencia económica de Europa y la cuarta a escala global mira hacia el futuro con optimismo. Para ello, se apoya en recientes cifras económicas y en proyecciones elaboradas por institutos alemanes.

Con casi 83 millones de habitantes y un ingreso anual per cápita de USD 48 839, Alemania experimentó una expansión del 0,6% en el segundo trimestre de este año respecto de los tres meses anteriores, cuando el PIB germano creció un 0,7%, según la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

Esa expansión de la economía alemana refleja, según el diario español El Mundo, el mayor crecimiento del consumo de los hogares, así como del gasto público. Además, el Bundesbank -el banco central de Alemania- ha expresado su confianza en que la economía alemana acelere su expansión en los próximos meses hasta superar las más recientes expectativas anuales.

Con la canciller Ángela Merkel reelecta para su cuarto mandato, el pasado 24 de septiembre, el próximo Gobierno podrá apuntalar su labor sobre una economía boyante y un superávit de las arcas públicas, según la agencia DPA.

Los expertos revisaron al alza sus pronósticos de crecimiento de la mayor economía de Europa y prevén un aumento del producto interior bruto (PIB) de 1,9% para este año y de 2% para el próximo.

Otro dato favorable está en el empleo: en septiembre el porcentaje de personas sin empleo bajó al 5,6% de la población activa, tras haber estado durante cuatro meses consecutivos en torno al 5,7%. Es el nivel histórico más bajo desde la reunificación.

Institutos alemanes estiman que en el 2019 la economía registrará una expansión de 1,8%. El repunte económico es fuente de crecientes ingresos para el erario público, destacaron. Para esta año, los expertos vaticinan un aumento del superávit de 26 000 a más de 28 000 millones de euros (USD 30 000 millones a 33 000 millones). En el 2018, el excedente podría trepar a 37 000 millones de euros y en 2019 a 44 000 millones, según las previsiones.

Los economistas recomendaron al Gobierno alemán que rebaje los impuestos a las rentas. “También en los impuestos sociales, que tienen mucha incidencia en la gente de menores ingresos, hay margen de maniobra, especialmente en el pago del seguro de desempleo”.
Otra recomendación es efectuar correcciones en los sistemas de seguridad social para hacer frente al envejecimiento de la población. La situación de las cajas jubilatorias se deteriorará en el mediano y largo plazos, advirtieron. La economía alemana goza de buena salud, pero las tasas de crecimiento “serán probablemente mucho menores en la próxima década, por razones demográficas”.

El nuevo gobierno

Una era se acabó en Alemania como consecuencia de las elecciones del 24 de septiembre y la salida anunciada del gobierno del ministro de Finanzas Wolfgang Schäuble, apreciado en su país, pero temido y a veces detestado en Europa por su ortodoxia presupuestaria. Schäuble deja su puesto y se convertirá en Presidente de la Cámara de Diputados, indicó la semana pasada su partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU, conservador).

Schäuble, gran figura de su partido e incondicional de la canciller Merkel, había recibido presiones “amistosas” desde su propio campo para dejar su puesto en el futuro gobierno. Simboliza dentro de Alemania el rigor presupuestario, pero en el resto de Europa ha sido a veces tildado de excesivamente ortodoxo y poco flexible en materia de finanzas públicas. Fue Schäuble, precisamente, quien abogó por la salida de Grecia de la zona euro en el 2015, en plena crisis de la deuda.

Schäuble, nacido en 1942 en Fribourg-en-Brisgau, cerca de la frontera con Francia, es una de las raras personalidades políticas alemanas que conoció la guerra, aunque era muy pequeño entonces. En ella se arraiga la convicción europea de este jurista, que sueña en voz alta con una Europa federal. Desde 2010 ha batallado sin cuartel para mantener la integridad de la zona euro, a pesar de su salud fragilizada desde que un desequilibrado atentara contra él en 1990, lo que lo postró en una silla de ruedas.

La formación del nuevo ejecutivo del gobierno alemán será muy compleja, porque los conservadores necesitan el apoyo no sólo de los liberales del FDP, que aspiran a la cartera de finanzas, sino también de los ecologistas. Por su parte, los socialdemócratas, después de registrar el peor resultado electoral de su historia, optaron por una “cura de oposición”, tras haber gobernado en dos ocasiones en coalición junto a los conservadores en los últimos doce años. Los liberales no esconden su ambición de ocuparse de las finanzas.

Según el popular diario Bild, la propia Merkel habría pedido a su fiel lugarteniente convertirse en presidente del Bundestag cargo que tendrá una mayor relevancia con la llegada de más de 90 diputados de Alternativa para Alemania, de extrema derecha.

La formación dual se expande en el país

Redacción Cuenca (I) 
[email protected]

La formación dual es un sistema de capacitación alemán, que surgió hace 200 años y que combina la teoría con la práctica durante el entrenamiento. En el Ecuador se aplica desde hace 25 años con el impulso del Colegio Alemán y la Cámara de Industrias y Comercio Ecuatoriano-Alemana.

Los programas de formación se ejecutan en las universidades de Cuenca, del Azuay, Politécnica Superior de Chimborazo y desde el 2018 en la Universidad de las Américas. Además, en los institutos superiores y en el Centro de Tecnología Industrial de la Politécnica Salesiana (Cuenca). Se desarrolla con alianzas y acuerdos con gremios productivos.

En la actualidad, 267 alumnos forman parte de programas en plásticos, desarrollo de software, mecánica, confección textil, procesamiento industrial de la madera, entre otros, que tienen el apoyo de 41 empresas de Quito, Cuenca, Guayaquil, Manta e Ibarra, según Lisa Pesendorfer, experta a largo plazo en la Alianza para la Formación Profesional entre las cámaras, asociaciones e instituciones que impulsan este tipo de formación.

Según ella, en esa cantidad no están contabilizados los estudiantes de los programas de las universidades ecuatorianas.

Con esta formación se busca que las empresas tengan mano de obra calificada tanto teórica como práctica. La intención es que el beneficiario conozca el funcionamiento de una compañía y puede resolver problemas y proponer proyectos de innovación. Además, los alumnos tienen mayor facilidad para acceder a un puesto de trabajo en las compañías formadoras.

Esa afirmación se comprobó en la investigación el Impacto del modelo dual en la Universidad de Cuenca, que efectuó el catedrático Gustavo Flores. Él realizó 387 encuestas a graduados de Ingeniería Empresarial y de la modalidad tradicional de Administración de Empresa del mismo centro, entre el 2010 y 2016.

En la investigación determinó que los alumnos de la carrera dual encontraron trabajo en menor tiempo y sus salarios promedios son mayores. El sueldo medio de Administración de Empresas es de USD 700 y de la dual asciende a 1 051.

Desde hace 10 años, este sistema se aplica en la carrera de Ingeniería Empresarial, en la Universidad de Cuenca. Los estudios duran cuatro años y medio. Los dos primeros ciclos son teóricos con materias como microeconomía, derecho, contabilidad, matemáticas, estadística, comportamiento organizacional, entre otras.

Desde el tercer semestre se inician las prácticas en las compañías formadoras en áreas como marketing, producción, finanzas y contabilidad y gestión del talento humano y organizacional. Los graduados reciben el título de Ingeniero de Empresas.

En la Universidad del Azuay, en cambio, se ejecuta el programa de formación Expertos en Procesamiento de Alimentos y Bebidas, que dura cinco semestres. El objetivo es brindar conocimientos, habilidades y destrezas para formar técnicos en producción y envasado de alimentos.

Tiene 20 estudiantes, que tienen entre 19 y 45 años. El 30% se desempeña en las empresas formadoras. La selección de los aspirantes se realiza mediante un examen de conocimientos básicos y una entrevista realizada por la Cámaras de Industrias de Cuenca y las empresas formadoras. Las empresas Italalimentos, La Europea, Los Andes, Lácteos San Antonio, Embotelladora Azuaya, Industria de Bebidas Cósmica, Fideos La Delicia, Panificadora El Horno, CIAL e ICE, apoyan esta iniciativa.