placeholder
David García y Sofía Solórzano le apostaron a la bebida carbonatada de guayusa con su marca Wá.Foto: Pavel Calahorrano/ LÍDERES

David García y Sofía Solórzano le apostaron a la bebida carbonatada de guayusa con su marca Wá.Foto: Pavel Calahorrano/ LÍDERES

La soda de guayusa les dio energía para emprender

22 de noviembre de 2016 11:04

La bebida burbujeante de la guayusa, con sabor a limón, a jengibre o a flores de jamaica es la nueva propuesta del emprendimiento Sachaendemic.

La iniciativa se constituyó en mayo del 2014 y siempre tuvo una meta: revalorizar las bondades nativas y nutritivas de la guayusa. Por eso la microempresa ofrece al mercado dos productos: las hojas de esta planta para elaborar tés y presentan la bebida carbonatada (soda) elaborada con esta planta. Ambos productos se comercializan bajo la marca Wá.
Sofía Salazar y David García son socios y gestores del emprendimiento. En el 2011 se conocieron al asistir a clases de aikido -arte marcial- en Quito.

La afición a esta práctica consolidó su amistad, y en el trayecto de los años siguientes se reunían para viajar a la Amazonía ecuatoriana. Durante sus viajes conocieron las bondades de la guayusa.

La planta endémica del Ecuador proviene de un árbol que pertenece a la familia de la especie conocida como hierba mate. En la Amazonía esa considerada como sagrada por las comunidades, indica Sofía Salazar, gerenta del emprendimiento.

Al viajar frecuentemente a la Amazonía, los emprendedores aprendieron que la guayusa contiene cafeína, L – Teanina y la Teobromina. Estos componentes le otorgan un “gran poder energizante”. Con esta información ambos se reunieron para darle vida a su microempresa Sachaendemic y a la marca Wá.

En un inicio el emprendimiento se enfocó primero en ofrecer hojas de infusión de guayusa. Pero desde el año pasado ofrecen también la soda con tres sabores. La materia prima la adquieren con familias de la región Amazónica, que con técnicas ancestrales y sin usar químicos cultivan la planta.

Jaime Dalgo, oriundo de Tena, es proveedor de guayusa para la marca; además ayuda a coordinar con otras familias la entrega del insumo. Explica que las hojas que entregan preservan todas las propiedades nutritivas y simbólicas de la Amazonía. 15 familias de Archidona, Cotundo o Carlos Julio Arosemena Tola también son proveedores de .

Al tener la materia, esta es procesada por una organización de comercio justo. Y cuando los insumos están listos, se los envía a la planta de producción de la marca ubicada en Bellavista, en el norte de la capital.

En el lugar se procesa la bebida carbonatada -que se endulza con panela y no contiene saborizantes-; también las hojas para infusión se empacan con material reciclable.

Las sodas de Wá se comercializan a través de ferias y otros puntos de venta como restaurantes y tiendas orgánicas. Sebastián Acosta, propietario del restaurante Lambhouse,

ubicado en el norte de Quito, desde junio del año pasado ofrece en su menú la soda Wá. Indica que es importante apoyar a productos de calidad, y el sabor que más rota es el de flores de jamaica. Cada dos meses compra 100 unidades de la bebida para su local.
Para este, año la idea de Wá es fortalecer la relación con sus 40 clientes y sacar nuevos productos.

Las cifras

Capital. Se inició con USD7 000
Inversión. Para la planta se destinaron USD 35 000
Producción. La microempresa procesa 2 000 litros al mes.
Ventas. El año pasado vendieron USD 40 000.
Empleo. Cuatro plazas.