placeholder
Andrés Oquendo dirige Ingelsi. Allí trabajan 15 personas; ocho se dedican a analizar los datos. Foto: Paúl Rivas / LÍDERES

Andrés Oquendo dirige Ingelsi. Allí trabajan 15 personas; ocho se dedican a analizar los datos. Foto: Paúl Rivas / LÍDERES

Un software para el análisis de datos

8 de febrero de 2017 10:18

El análisis de datos para descubrir los intereses y necesidades de las nuevas generaciones es la especialidad de Ingelsi, empresa que nació hace 30 años en Quito.

Su propietario es Andrés Oquendo. Este ingeniero comenzó con la venta de software de oficina y libros de computación. Lo hizo con el objetivo de dotar de estos instrumentos a las personas o empresas que lo requieren.

Sus primeros pasos fueron informales. Luego se convirtió en distribuidor oficial de Microsoft, Adobe y más empresas.

Y hace 18 años, su empresa dio un giro: el análisis de datos. Pero en los inicios las ventas no fueron buenas porque con la comercialización de computadoras físicas se fortaleció en el mercado porque ya venían con el software.

Oquendo explica que tras el ‘boom’ de Internet y de lo digital se dio una apertura al análisis de los datos. La razón: los ‘millennials’ tienen otras necesidades y formas de ver el mundo. De hecho, lo hacen por medio de su computadora o teléfono inteligente.

“Los ‘millennials’ ya no contestan a encuestas tradicionales para saber sus gustos. Ahora todo lo hacen por medio de la tecnología”, asegura Oquendo.

La empresa analiza dos tipos de datos: según las páginas de buscadores como Google para conocer el movimiento del mercado en conjunto, o estudian qué es lo más visto en redes sociales.

Así conocen qué es lo que buscan las nuevas generaciones, explica Oquendo. “Antes las necesidades se descubrían por medio de encuestas, libros o universidades. Ahora se lo hace con el ‘big data’”.

El análisis de los datos implica ver el número de visitas a una página, las compras, etc. “Si quieres saber lo que la gente piensa y cómo transar es necesario ver los datos”, añade este empresario.

El primer software científico, que fue adquirido por una entidad pública, fue un reto porque representó entender el funcionamiento y enseñar su utilización.

El programa científico se convirtió en su ‘plus’ o en su valor agregado, porque se volvieron los únicos en el país en ofrecerlo.

Este tipo de programas de analítica tienen un costo alto: puede llegar a USD 500 000. Este último valor corresponde a una instalación compleja que implica tiempo y dedicación.
Universidades, bancos, aseguradoras... también son clientes de Ingelsi.

Actualmente, la empresa cuenta con 15 trabajadores; de estos ocho tienen habilidades en las ramas de Matemáticas o Negocios, que también les conocen como especialistas o científicos de datos. “En el futuro será la profesión más demandada, ya que las personas buscarán a estos profesionales para saber el comportamiento de la gente y del mercado”.

Para Oquendo, el perfil de un analista de datos es: “un loco que sabe de muchos números y que descubre lo que hay detrás”.

El año anterior, Ingelsi cerró ventas del software científico por USD 750 000. En años anteriores, las ventas alcanzaron los USD 2 millones. La situación económica del país influyó en esta baja.

Uno de sus clientes es Difare, grupo corporativo que se destaca en el mercado farmacéutico y que levantó la cadena de farmacias Cruz Azul, Pharmacys y más.

Su gerente corporativo de Inteligencia Empresarial, Julio Cueva, asegura que esta herramienta es práctica para conocer el comportamiento del mercado y de sus clientes en el país.
Lo adquirieron hace cinco años y desarrollan la denominada minería de datos, que es la búsqueda de patrones de datos e información relevante para predecir lo que quieren sus clientes y lo que más compran.

“Queremos saber el comportamiento del consumidor en nuestras cadenas de farmacias, las campañas de mayor acogida, productos y más”.

Andrés Vinueza es un estudiante de Ingeniería en Matemática de la Politécnica Nacional. Considera que este tipo de empresas son una alternativa para realizar sus prácticas y si es posible dedicarse al análisis de datos por completo.

“Me encanta estudiar los números, buscar patrones y mensajes detrás de los datos. Es una carrera interesante a la que me gustaría dedicarme cuando acabe la Universidad”, señala el joven.

Más datos

La empresa ofrece capacitaciones y consultorías para compañías o entidades públicas.
Los tipos de software que comercializan son analítico, econométrico, de simulación, matemático, a medida y minería de datos para empresas.

Tienen 12 clientes, entre los que están entidades públicas como el INEC, Ministerio de Inclusión Económica y Social y demás. En el caso de las empresas privadas trabajan con Difare, Kunachia, Seguros Equinoccial y otros.