En una superficie de 22 hectáreas, la Zona de Apoyo Logístico brinda facilidades para las actividades complementarias de la gestión portuaria esmeraldeña. Foto: Marcel Bonilla/ LÍDERES.

En una superficie de 22 hectáreas, la Zona de Apoyo Logístico brinda facilidades para las actividades complementarias de la gestión portuaria esmeraldeña. Foto: Marcel Bonilla/ LÍDERES.

Marcel Bonilla (I)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Medio centenar de empresas tiene un soporte logístico

20 de septiembre de 2015 16:36

Unas 50 empresas del país utilizan las 22 hectáreas que integran la Zona de Apoyo Logístico Esmeraldas (Zalsa); una firma de economía mixta, en la que su mayor accionista es la Autoridad Portuaria (APE).

Esta es una plataforma para actividades logísticas e industriales que opera desde el 2012 y ofrece servicios de almacenamiento de carga, consolidación y desconsolidación de contenedores y manejo de inventarios.

Su ubicación es estratégica: está a solo 500 metros del puerto comercial de Esmeraldas, lo que permite a sus clientes optimizar costos de transporte y almacenamiento de la mercadería.

Con este servicio se reduce la permanencia del producto en el interior del puerto, disminuyendo el plazo promedio de duración en los patios, que es una de las metas del Servicio de Aduanas del Ecuador.

Marlon Torres, expresidente del Colegio de Ingenieros Comerciales de Esmeraldas, señala que este espacio dinamiza las operaciones del puerto, porque permite que se optimice el uso de los espacios en los patios de Portuaria.

A través del Plan Nacional de Logística, en el 2012, el Gobierno impulsó la apertura de zonas para desarrollar actividades logísticas. En ese contexto, esta empresa se constituye en una zona pionera de actividades de este tipo en el país, y se convierte en el complemento para la actividad portuaria, dice Torres.

En el interior de esta zona se almacenan vehículos, contenedores, palanquillas, tubería para la industria petrolera, alambrón, astilla de eucalipto, aceite de palma africana y aceite de soya.

En el área siempre hay movimiento, sobre todo de vehículos cargados con aceite de palma africana para su exportación, que se almacena en tres tanques de la empresa Acograsas.
La carga que se exporta por el puerto de Esmeraldas y que sale por la Zona Logística, representa el 40% del total de la exportación anual que se registra por el puerto de Esmeraldas, explica el gerente de Zalsa, Fernando Moncayo.

El 80% de la carga que se maneja por el Puerto de Esmeraldas es contenerizada. El 20% es carga suelta, alambrón, aceite de palma, astilla de madera y material para la industria petrolera.

Entre las empresas importadoras y que utilizan el espacio están: Adelca, Aymesa, Baker Hughes International Branches Inc.

Además, Baker Petrolite del Ecuador, Casa Baca SA, Halliburton Latin America SA, Acero de los Andes SA, Ómnibus BB/General Motors, Ideal Alambrec, Petroamazonas EP, etc.
En esta zona se generan 300 empleos directos y actúan durante el año, 50 empresas operadoras de todo el país. De esas, 10 son permanentes, como General Motors y Adelca.
El economista Miguel Castillo del Colegio de Economistas de Esmeraldas, señala que la actividad comercial, promueve también el empleo indirecto, por los negocios de alimentación y transporte alrededor de la zona logística.

En estos primero tres años, las operadoras que ofrecen servicios en la Zalsa han movilizado 10 663 contenedores y 500 000 toneladas de carga atendida.

Por la actividad de uso de esos espacios, la empresa genera una recaudación anual de entre USD 500 000 y 600 000, pero puede aumentar con la ocupación de los sitios que todavía están disponibles.

El 82% de las áreas está ocupado y hasta finales del año se alcanzará una ocupación del 98%. “Eso permitirá mejorar los ingresos”, según Moncayo.

Uno de los operadores de las empresas que trabajan en esta zona, Ledher Ávila, señala que una de las ventajas de la zona es que permite el descongestionamiento del puerto esmeraldeño.

La baja en las importaciones por el Puerto de Esmeraldas afecta la ocupación de espacios, pero se mantienen reservas de alambrón, tubos actividad petrolera, vehículos, aceite y astilla de eucalipto, que no han dejado de importarse.