En septiembre pasado, alrededor de 10 000 personas acudieron a la Feria Quito Zona de Empleo, organizada por la Agencia Metropolitana de Desarrollo Económico ConQuito. Foto: Pavel Calahorrano / LÍDERES.

En septiembre pasado, alrededor de 10 000 personas acudieron a la Feria Quito Zona de Empleo, organizada por la Agencia Metropolitana de Desarrollo Económico ConQuito. Foto: Pavel Calahorrano / LÍDERES.

Reds. Quito y Guayaquil (I)
[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 32
No 2

El manejo del talento humano es otro reto empresarial en el 2016

22 de noviembre de 2015 15:02

Las empresas pronostican un escenario complejo para el 2016. A los retos en el tema de acceso a créditos, liquidez, inversión en equipos, expansión, etc., se suma el manejo del talento humano.

Así lo dieron a conocer representantes del sector privado en la presentación de la encuesta de remuneraciones de la consultora PwC, que se realizó la semana pasada en Quito y en Guayaquil.

Según Carlos Loaiza, advisory Partner de PwC Ecuador, una primera incertidumbre que enfrentan las firmas tiene relación con el Salario Básico Unificado (SBU). De la definición de este monto dependen los ajustes que realicen en sus presupuestos para el rubro de nómina.

El SBU también les permitirá tener una idea más clara sobre si tendrán o no la opción de elevar sueldos sobre ese valor, tanto a quienes reciben el SBU como a los empleados con un ingreso mayor.

El estudio de PwC indica que para el año que viene, el 20% de las 263 empresas consultadas no ha definido aún si hará o no un alza salarial. Para las que dicen que sí lo harán, se prevé que el aumento sea, en promedio, de 4,69%.

En relación con el aumento del SBU, la firma PwC prefiere no hacer ninguna proyección, debido a las circunstancias complicadas que rodean actualmente a la economía ecuatoriana. Las empresas esperan la información definitiva que arrojen las conversaciones en el interior del Consejo Nacional de Salarios (Conades).

Además, determinadas compañías reconocen que no van a poder sostener toda la nómina, por lo que consideran que durante el próximo año tendrán que retener el personal que se considera ‘clave’. Hasta septiembre pasado, la tasa de desempleo según el Instituto Nacional de Estadística y Censos fue de 4,28%; en el mismo mes del año pasado fue de 3,90%.

Para los empleados, la situación también se vuelve compleja, porque no solo deberán demostrar que hacen bien su trabajo, sino que pueden dar un valor agregado. Más difícil aún es para aquellos que buscan trabajo, porque la competencia se volverá fuerte.

La encuesta de PwC arroja más datos: el 70% de las compañías consultadas conoce cuáles son sus posiciones críticas, pero solo la tercera parte dice saber qué hacer ante tales circunstancias.

Responsables del manejo del talento humano coinciden en que la última alternativa que se debiera tomar en época de crisis es el recorte de personal. También reconocen que es probable que las empresas mantengan sus nóminas sin incrementos de personal, como en otros años.

Caridad Arosemena, vicepresidenta de Talento Humano y Cultura del Grupo Fadesa (del sector de alimentos), menciona que lo ideal es que las empresas se enfoquen en vender más para incrementar el número de clientes, de manera que se alcancen los indicadores aspirados y no mediante recortes de personal.

“No siempre se puede hacer así; hay dinero en juego, habrá empresas que no lo podrán hacer”, agrega esta ejecutiva, con 30 años de experiencia en el manejo de personal. Arosemena cuenta que el grupo comenzó el año pasado una transformación del departamento antes conocido como recursos humanos. “El grupo está en una etapa de transformación con un plan a cinco años. Estamos pensando en el futuro, aunque en el día a día hay vicisitudes, no pensamos cambiar estrategias por una crisis momentánea”. El plan, a mediano plazo, es contratar ejecutivos con experiencia en multinacionales.

Javier Villacís, director del departamento de Talento Humano en Dole, también considera que la crisis no debería afectar a las estrategias de gestión de talento en las empresas, si estas fueron bien analizadas con antelación.

“En Ecuador, somos expertos en manejar crisis. Si bien es cierto, hay un sentido de preocupación en los colaboradores y en ejecutivos, mientras haya un buen proceso de comunicación y se fijen objetivos comunes, la gente enfoca sus esfuerzos”, dice Villacís.
En el caso de Dole, que exporta banano ecuatoriano, el reto del 2016 será “buscar más eficiencia para ser más productivos”. Por eso Villacís dice que los despidos deberían ser la última opción, porque lo ideal es generar eficiencia.

En ese contexto, el ejecutivo agrega que un factor crucial en época de crisis es la motivación y capacitación del personal. Con esas premisas, dice, todo el equipo de trabajo confluye en un mismo objetivo: mayor rentabilidad.

José Luis Muñoz, country Human Resources Officer, de City en Ecuador, sostiene que actualmente hay un entorno VUCA (volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad), en el que lo importante es trabajar en el desarrollo de estrategias dentro de las áreas de RR.HH.

Los planes a los que se refiere el vocero de la entidad financiera tienen que estar plenamente alineados con las metas que se establezcan en las organizaciones, tanto en el corto como en el mediano plazo.