Redacción Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

El tamaño del local sí pesa en la expansión de los negocios

Una franquicia funciona de manera sencilla: consiste en clonar legalmente el modelo de un negocio ya establecido y posicionado en el mercado.

Quien adquiere la franquicia paga una licencia por la utilización de la marca y recibe asesoría, capacitación, información de los proveedores, manuales de operaciones. Además cancela regalías mensuales o anuales de sus ventas.

El costo del derecho de uso de una marca varía según la trayectoria del negocio y ese valor aumenta según el tamaño del local donde se instalará el negocio, indica David Serrano, consultor de mercados.

Hoy se evidencia una tendencia hacia las minifranquicias, que es un modelo similar, pero con una variante. Estos negocios funcionan en espacios pequeños de 5 m² o en una isla de un centro comercial, lo que implica una menor inversión. Mientras una franquicia tradicional, que opera en un local de 15 m², requiere de unos USD 30 000, la minifranquicia bordeará los 8 000, explica el consultor.

Desde el 2004, la firma Yogurt Persa aplica la venta de minifranquicias o ‘corners’ (locales esquineros de 5 m²). Para su gerente, Husseyn Mansouri, fue una estrategia para la expansión del negocio, ya que a finales de la década de los noventa esta firma vendía franquicias, en locales de 15 m², que bordeaban los USD 30 000.

Según Mansouri el costo era alto y por eso se implementaron las minifranquicias que se ofertan en USD 8 000. Sandra Paola Vanegas adquirió la licencia para Cuenca, en el 2005. Instaló tres islas en los centros comerciales Mall del Río, Miraflores y Monay Shopping.

La inversión inicial por cada isla bordeó los USD 5 000. No obstante, Vanegas debió adquirir un equipo integrado para hornear el pan de yuca y elaborar el yogur, que costó USD 44 000.

Yogurt Persa ha vendido otros 32 puntos de minifranquicias en Salinas, Ambato, Milagro, entre otras ciudades.

Personal Creations también ha incursionado en las minifranquicias. Su gerente, Gabriel Guzmán, indica que el costo y uso de marca asciende a USD 3 000, más USD 9 000 para adecuar el local y comprar la maquinaria para impresiones personalizadas. Personal Creations ha vendido una minifranquicia en Quito y otra en Zamora Chinchipe. Esta firma oferta lapiceros, llaveros... con la impresión que el cliente requiera, como una fotografía, un nombre o el logotipo de su empresa. Cada local vende unos 100 artículos al día.

Para el asesor en inversiones, Ricardo Ortega, la minifranquicia es un negocio viable porque no requiere de un monto alto de dinero para su instalación. Además, al ser un espacio pequeño, solo necesita un colaborador por turno de ocho horas, lo que baja los costos operativos.